Jornada Continental: Declaración del Capítulo Cubano de ALBA Movimientos, en ocasión de la Jornada Internacional Antimperialista 25 al 30 de noviembre de 2018

Las organizaciones de masas, políticas y sociales que integramos el Capítulo Cubano de ALBA Movimientos, en respuesta a la convocatoria librada por las plataformas de movimientos sociales y populares: Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo, ALBA Movimientos y la Confluencia argentina Fuera G20-FMI, con vistas a la Jornada Internacional Antimperialista, que tiene como escenario principal de encuentro a la ciudad de Buenos Aires, donde se desarrollará la Cumbre del G20, declaramos que nuestra lucha, firme e inequívoca, es:

– Contra el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por las sucesivas administraciones norteamericanas desde hace 58 años a nuestra patria. Denunciamos el carácter genocida de sus consecuencias en todas las esferas de la vida económica y social del país. Condenamos esa medida ilegal y arbitraria que Estados Unidos mantiene y refuerza, pese al aislamiento creciente de su empecinada postura ante la comunidad internacional y los pueblos del mundo, cuya solidaridad con Cuba no podrá ser bloqueada.

– En defensa de nuestra Revolución Cubana y de su continuidad, del derecho inalterable a la independencia nacional y al ejercicio de la autodeterminación respecto al sistema político, económico, social y cultural que soberanamente hemos escogido. La presente y las jóvenes generaciones de cubanas y cubanos somos continuadoras del legado de Fidel y avanzamos unidas a los protagonistas del proceso revolucionario histórico que hace casi 60 años nos permitió conquistar la justicia y la dignidad.

– En respaldo a la naturaleza democrática y participativa del pueblo en la construcción de nuestro socialismo próspero y sostenible, atributos que se confirman en la participación masiva de la sociedad en el proceso de consulta del proyecto de Reforma Constitucional en la que nos encontramos enfrascados para juntos actualizar el diseño de nuestro futuro. Estamos comprometidos a seguir trabajando por la necesaria profundización de la participación del pueblo en la construcción de los destinos de la nación.

– En apoyo a la decisión de Cuba de no continuar participando en el Programa Mas Médicos en Brasil, en soberana respuesta a las provocaciones, amenazas y al cuestionamiento por el presidente electo de ese país a la calidad de los profesionales cubanos de la salud quienes, #MasQueMedicos, son símbolos de nuestro humanismo, solidaridad e internacionalismo.

– En identificación con un paradigma civilizatorio anticapitalista que preserve la vida en armonía con la naturaleza. Contra las trasnacionales que significan el avance de la dominación del capital depredador sobre territorios y pueblos. En favor de modelos de desarrollo que prioricen las necesidades básicas de los seres humanos, garanticen el reclamo universal a techo, tierra y trabajo, a educación gratuita y de calidad, a la soberanía alimentaria, que coloquen en el horizonte sociedades libres de opresiones. Nos pronunciamos contra la mercantilización de nuestra propia existencia individual y colectiva, y contra la privatización de los bienes comunes.

– En rechazo a todas las formas de discriminación, a las prácticas xenófobas contra los migrantes y otros grupos humanos, y a todas las manifestaciones de violencia de género, como las que sufren millones de personas, privadas de sus más elementales derechos en nuestro continente y el mundo.

– En condena a las diversas expresiones de dominación colonial a las que continúan sometidos países y pueblos, entre las cuales resultan emblemáticas las causas de los pueblos de Puerto Rico, Palestina y el Sahara Occidental; a las agresiones imperiales en cualquier rincón del planeta, a la proliferación de amenazas con el uso de la fuerza, a la escalada de militarización, a la burla al multilateralismo y las violaciones del Derecho Internacional, a los afanes hegemónicos de dominación global de Estados Unidos y sus aliados.

– En apoyo al avance del curso emancipador e integracionista de Nuestra América, objeto de una ofensiva contrarrevolucionaria de las oligarquías y el imperialismo que nos ha propinado algunos reveses pero no ha podido ni podrá derrotarnos. Somos y seguiremos siendo solidarios con todos los pueblos que luchan, que resisten la embestida neoliberal y los intentos de restauración conservadora del capitalismo, en cuya primera trinchera se ubica la Revolución Bolivariana de Venezuela.

– En denuncia a la manipulación mediática, las artimañas reaccionarias puestas en práctica para judicializar a líderes políticos progresistas, y para criminalizar las protestas y a dirigentes sociales, encaminadas todas ellas a hacer retroceder las resistencias y acumulados de lucha por la democracia y la soberanía de nuestros pueblos, como ocurre hoy con particular saña en Brasil y Argentina.

Con nuestra lucha histórica y presente, desde Cuba, ratificamos la convicción de que la solidaridad y la cooperación entre pueblos hermanos son los principales instrumentos para edificar juntos un orden económico y social independiente y justo frente al pretendido hegemonismo del capitalismo, portador de desigualdad, subordinación, explotación y pobreza.

Reiteramos el compromiso de continuar contribuyendo a construir unidad, en la cual radica nuestra esencial fortaleza.

Por la democracia, contra el neoliberalismo y el imperialismo: ¡Ni un paso atrás, seguimos en lucha!

La Habana, 30 de noviembre de 2018.

 

Fuente: Seguimos en lucha

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *