La Minustah se fue pero la ocupación permanece!

Editorial, por Berthony Dupont, Haití Liberté, 11 de octubre de 2017 – La diplomacia imperialista siempre se ha basado en mentiras, chantajes, amenazas y provocaciones. Invariablemente es el mismo escenario, raido de tanto uso, que en la actualidad se repite con la idea engañosa de un desocupación ilusoria de Haití con el fin de seducir a la opinión nacional e internacional.

Esta situación de politiquería maquiavélica se desenvuelve con ligereza al ocultarse detrás de cierta ceremonia de clausura de las actividades de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), salida el jueves 5 de octubre por una puerta, teniendo mucho cuidado de desplegar por otra puerta el mismo arsenal represivo y mortífero anclado en una nueva prueba de fuerza de la policía internacional de la Misión de las Naciones Unidas para apoyar la justicia en Haití (MINUJUSTH) que entrará en vigor el 16 de octubre en la más amarga indiferencia.

Sea cual fuere la salida de este nuevo episodio, se hace cada vez más claro que las motivaciones de las fuerzas de la ONU, ya sean militares o de policía, no hacen más que contribuir a la degradación de manera que la situación económica y social no cambia ni un milímetro. Entonces nadie es engañado. ¿MINUJUSTH y MINUSTAH? Blanco gorro y gorro blanco. ¡Que nadie se engañe! El reemplazo de la MINUSTAH por parte de la MINUJUSTH no es en modo alguno el triunfo de la democracia, ni siquiera una solución supuestamente ideal. Es, por el contrario, solo una trampa clásica de la oligarquía financiera internacional y su sistema anacrónico en las Naciones Unidas que nos tiende en alto la píldora.

De hecho, la evolución de esta situación, también degradada, naturalmente suscita un amplio y profundo descontento popular; ya que nos muestra una vez más que ningún fin será puesto amigablemente a esta despiadada dominación de la cual es víctima el valiente pueblo haitiano. Siempre es el mismo insulto el que se perpetúa para sofocar la lucha libertadora del pueblo y romper su heroica resistencia.

Esto va mucho más allá de los pretextos cuando, al momento que las masas populares están denunciando el gobierno a través de su Caravana del Cambio y su ley de finanzas antipueblo 2017-2018, el Grupo Core -compuesto por los embajadores de Brasil, Canadá, España, los Estados Unidos de América, Francia, los representantes de la MINUSTAH, de la Organización de los Estados Americanos y de la Unión Europea- , ha venido para darle un fuerte apretón de manos a modo de consolidar la posición de sus valets defendiendo los intereses de los capitalistas.

Esta acción se inscribe en un marco más amplio en el cual el cinismo se agrega a la barbarie del crimen. Para ellos se trata de endosar de una vez por todas, como algo irreversible, su hegemonía que no tiene otra finalidad que el fortalecimiento del sistema de saqueo, explotación, dominación, dependencia y sometimiento.

Lo que debe entenderse es que la burguesía, en una alianza de clase con la alta esfera dirigente de ciertos partidos políticos, por no decir la mayoría de ellos, no ve ningún obstáculo para la dominación imperial ni mucho menos la ocupación. Por el contrario, prefieren acomodarse para ganarse privilegios y poderes en detrimento de las aspiraciones populares.

Las masas populares que reclaman el derecho a una vida libre y la igualdad social deben salir ellas mismas de esta paradoja para luchar contra el invasor. Este último, un agresor por naturaleza, sin duda empacó sus maletas, pero su modo de andar sigue siendo básicamente el mismo. ¡Sus tentáculos permanecen intactos y continúa mostrando sus dientes! Es la manifestación de sus objetivos tácticos para destruir mejor la organización del pueblo. No es casual que el jefe del servicio Jovenel Moïse, como señal de lealtad, declaró en la llamada ceremonia de partida de la MINUSTAH: “Como Jefe de Estado, voy a dedicar todo mi energía a la estabilización del país. El programa del gobierno se enfoca en particular en la realización de esta tarea necesaria y noble”. En verdad, tales prácticas y discursos no hacen más que recordarnos tristemente de los períodos coloniales de nuestra historia. Está claro que la MINUSTAH se fue; ¡pero las Naciones Unidas permanecen a fin de perseguir sus objetivos criminales!

https://haitiliberte.com/la-minustah-est-partie-mais-loccupation-demeure/

Traducción del francés Diálogo 2000-Jubileo Sur Argentina, por https://haitinominustah.info

Fuente: Haiti no MINUSTAH

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *