Para otra lectura de los eventos del 6 y 7 de julio de 2018 en Haití

Puerto Príncipe / El jueves 19 de julio de 2018, la Asociación Cultural Haitiano-Coreana (ACHC) organizó su segunda conferencia de su programa de verano. Fue una oportunidad para la asociación para estimular la reflexión sobre los levantamientos populares de 6 y 7 de julio de 2018, Haití tras la medida antipopular de la Administración Moïse-Lafontant de aumento de los precios de los derivados del petróleo.

En efecto, ante una audiencia de más de sesenta personas, los tres panelistas Didier Dominique, Camille Chalmers y George Eddy Lucien dieron sus lecturas de los hechos del 6 y 7 de julio.

En su intervención, Didier Dominique desconstruyó hábilmente la visión burguesa de estos eventos, que se limita a subrayar los actos de violencia, el vandalismo, el saqueo… Por el contrario, para el líder de Batay Ouvriyé, esta violencia debe entenderse más bien en una lógica de lucha de clases. Fue, en sus palabras, una respuesta de las clases explotadas a la violencia estructural impuesta por las clases explotadoras de la formación social haitiana. En este sentido, esta violencia era más bien una necesidad.

Según el profesor Didier DOMINIQUE, los levantamientos populares del 6 y 7 de julio de 2018 deberían convertirse en el punto de partida para una redefinición de las organizaciones progresistas. Ya es hora, según el sindicalista, de implementar organizaciones que desarrollen fuertes vínculos con los barrios de la clase trabajadora. Las organizaciones progresistas están mejor estructuradas, se presentan en todos los compartimentos de la sociedad y están listas para desempeñar su papel en el derrocamiento del sistema de dominación de clase que prevalece en el país.

Inmediatamente después de la intervención de Didier DOMINIQUE, fue el turno del economista Camille CHALMERS. Si bien el Profesor CHALMERS enfatizó la naturaleza espontánea de los eventos del 6 y 7 de julio de 2018, no dejó de señalar su importancia para las luchas progresivas. La versión burguesa ha minado estos eventos en la mayoría de los medios del país al centrarse sólo en el “impacto negativo” que los dos días de levantamientos tendrían sobre las inversiones que Haití espera, de la misma manera que un cristiano espera el regreso de Cristo.

El portavoz del Partido Rašin Pep Kan ha dado cuenta de los eventos del 6 y 7 de julio de 2018. De acuerdo con é, el pueblo haitiano tenía tres objetivos: 1) la cancelación de la medida antipopular para aumentar los precios de los derivados del petróleo, 2) la renuncia de Lafontant y 3) la retirada de la segunda versión del presupuesto 2017-2018.

Además, el profesor CHALMERS mostró que los eventos del 6 y 7 de julio de 2018 derribaron la máscara que ocultaba la crisis de legitimidad de la administración Moïse-Lafontant y el Parlamento. Esto fue expresado por el rechazo inequívoco del presidente Jovenel Moïse durante estos días. Camille Chalmers también recordó el contexto socioeconómico de estas revueltas marcadas por la fuerte depreciación de la gourde frente al dólar, aumento de la inflación, el proceso de dolarización que el gobierno abordó mal y el continuo deterioro de los salarios de los trabajadores.

Por su parte, el profesor Georges Eddy LUCIEN hizo comparaciones entre los acontecimientos del 6 al 7 de julio de 2018 y otros levantamientos populares en la historia reciente del país. Observó las medidas superficiales usadas para neutralizar los levantamientos. Por ejemplo, se refirió a la destitución del primer ministro Jacques Édouard ALEXIS tras los disturbios de 2008.

El Profesor LUCIEN, sin embargo, señaló la incapacidad de las organizaciones progresistas para dirigir levantamientos populares en los últimos veinte años. Las contradicciones dentro de los propios grupos progresistas son importantes en la comprensión de esta incapacidad.

La crisis actual en la Universidad Estatal de Haití fue evocada como un ejemplo de ello, las posiciones de muchos militantes progresistas, desafortunadamente, permiten ver que las contradicciones secundarias son tomadas como si fuesen las principales. Según Georges Eddy LUCIEN, este error debe corregirse urgentemente con el fin de involucrar mejor a la Universidad en las luchas sociales en Haití.

A través de las preguntas hechas a los disertantes el público ha mostrado un gran interés en comprender los eventos del 6 y 7 de julio de 2018. Es importante señalar que los tres panelistas en esta actividad compartieron sus opiniones. La idea es que los levantamientos populares del 6 y 7 de julio de 2018 sean un activo valioso para las luchas progresistas y que hay una necesidad de fortalecer el trabajo organizativo para prepararse mejor para los levantamientos populares en el futuro.

Association Culturelle Haïtiano-Coréenne (ACHC)

Traducción gentileza Fernando Moyano: http://infoposta.com.ar/notas/9662/para-otra-lectura-de-los-eventos-del-6-y-7-de-julio-de-2018-en-hait%C3%AD/

 

Fuente: Haiti no MINUSTAH

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *