Honduras Resiste y sigue adelante!

Jubileo Sur Américas

Honduras Resiste y sigue adelante!

honduras banderaEn el sexto aniversario del Golpe militar sufrido por el hermano pueblo Hondureño, Jubileo Sur/Américas expresar su sentir:

Las consecuencias del golpe de estado son muy palpables en la vida del pueblo hondureño, la impunidad y criminalización se sigue imponiendo como mecanismo de control, represión y acumulación de capitales.

Sabemos que el estado Hondureño ha continuado una tradición y vocación militar, siendo los sectores oligarcas quienes han tenido claros beneficios en estos procesos de incremento de criminalización, extracción de los recursos naturales, incremento sustancial de los niveles de endeudamientos a nivel interno y externo.

Necesitamos seguir denunciando el rol de los actores externos, nos referimos a empresas trasnacionales, medios de comunicación, algunos de los gobiernos que apoyaron el golpe en su momento.

Lamentablemente este golpe no fue el último de nuestros tiempos presentes, recordamos como en el 2012, el presidente constitucional de la república del Paraguay, Fernando Lugo, fue destituido con apoyo del congreso y las trasnacionales extractivas; Venezuela sigue sufriendo diversos intentos de golpes, desde el momento en que el legítimo presidente Nicolás Maduro asumió su mandato, son innumerables los intentos de desestabilización, guerra económica, todo como parte de las estrategias de expansión del imperialismo.

El pueblo hondureño continúa de pie, hoy más que nunca esa resistencia se hace sentir en las calles, hay un convencimiento generalizado sobre la necesidad de un cambio real, hay un cuestionamiento que viene de diferentes sectores de la sociedad: No más impunidad, No más violencia. Es el clamor de un pueblo el que se hace sentir, no hay medio de represión que logren mermar las fuerzas populares.

Instamos a la comunidad internacional a fortalecer los lazos de solidad y hermandad con nuestr@s herman@s Hondureños, en un momento crucial necesitamos profundizar esa hermandad activa y denuncia permanente.

Honduras somos tod@s!

Latinoamérica y El Caribe

28 de junio 2015

No debemos, No Pagamos

Somos los Pueblos los Acreedores

Camille Chalmers, economista y activista haitiano: “Haití siempre ha sido un mal ejemplo para determinados intereses”

ooooo

Por Cecilia Escudero

Haití, la nación más pobre de América. Una de las más desiguales del mundo. Un pueblo que se muere de hambre. Camille Chalmers, que es haitiano, economista, docente universitario y militante político en su país, se queja de esas frases repetidas. Asegura que es lo único que se dice o se sabe sobre Haití y lo atribuye al aislamiento que padece esta nación caribeña. Así, para Chalmers, se conocen poco -o se ocultan- las razones de fondo que explican la verdadera crisis social, política y económica haitiana. Mucho menos, se habla de las responsabilidades que, sobre esta realidad, tiene la actuación de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah), que ya lleva once años en el país.

Charlmes asegura que esta operación militar en la que participan 39 naciones (incluida la Argentina) es funcional a los objetivos geoestratégicos y militares estadounidenses, con la implantación de una base militar en el Caribe, cubierta por el manto de la ayuda humanitaria.

En esta entrevista, este miembro del partido haitiano Raíces Campo del Pueblo explica la puja de intereses que dominan el paisaje político local y regional, y enumera los desafíos de esta nación caribeña, que llevó a cabo la primera revolución de América Latina, una de las más radicales hecha por negros esclavos.

A cinco años del terremoto, ¿cómo describe el panorama social y político de su país?

Hace tres décadas se desarrolla un enfrentamiento entre dos modelos de país. Uno es el proyecto del movimiento social y popular, el que derrocó a la dictadura de Jean-Claude Duvalier en 1986. Éste tiene el objetivo de construcción de un país democrático, que transforme las actuales estructuras de desigualdad, opresión, exclusión y dominación que fueron conformadas desde 1915, con la primera intervención militar de EEUU. Frente a esto, se contrapone el proyecto del imperialismo norteamericano, sumado al de otros imperialistas y a la oligarquía haitiana, quienes intentan mantener el status quo. Para ello, se perpetraron tres grandes intervenciones militares: en 1994, con el regreso de Jean-Bertrand Aristide; en 2004, con el establecimiento de la Minustah; y en 2010, con la excusa de terremoto.

¿Cuál es la situación de los movimientos sociales?

En todo ese período, se propició un proceso de corrupción de las organizaciones populares, de cooptación e instrumentalización del movimiento, especialmente, mediante el accionar de una ola de ONG provenientes de EEUU y de Europa que se instalaron en el país. Pero, aunque lograron desviarlo de gran parte de sus grandes objetivos, no pudieron frenar el movimiento social, que sigue en pie.

4AS5F1DSGFmartelly_pensativoEl actual presidente Michel Martelly terminará su mandato este año. ¿Qué balance hace de la gestión?

Martelly accedió al poder mediante un proceso fraudulento y manipulado, sumado a una muy baja participación del electorado. El presidente representa a lo más atrasado de la oligarquía haitiana. Formó parte de las fuerzas conservadoras locales muy ligadas a EEUU que perpetraron el golpe contra Jean-Bertrand Aristide. Martelly está entre quienes quieren mantener el status quo de la brutal desigualdad en la distribución de los ingresos. Además, ha gobernado negando la Constitución de 1987, hija de todo el proceso previo de luchas democráticas. Durante todo su mandato, no convocó a elecciones legislativas, ni de ningún tipo. Creó una situación de vacío político e institucional muy grave. Pero no es casual, forma parte del plan de retroceso político para anular conquistas democráticas. Durante estos últimos cuatro años, el gobierno de Martelly ha sido aplaudido por EEUU, Francia y toda la llamada comunidad internacional, representado en el país por la Minustah. Este hecho refleja la fuerte alianza entre las fuerzas conservadoras locales e internacionales.

MODELO PARA ARMAR

Usted mencionó dos modelos de país. ¿Cómo describe sus diferencias?

Con las organizaciones sociales, trabajamos para la construcción de una alternativa que rompa totalmente con el modelo social y económico totalmente dependiente y donde el rol principal de Haití en la división internacional del trabajo es suministrar mano de obra barata a la industria capitalista regional. Los haitianos y haitianas se ven obligados a trabajar en otros países en condiciones pésimas. Se trata de un modelo capitalista raquítico, caracterizado por una violenta exclusión de las masas. Así, se constituyó un Estado que funciona sobre esa exclusión y que sirve a los intereses de una capa oligárquica muy limitada. El grueso del país está totalmente afuera de los servicios educativos, de salud pública, etcétera. Un Estado neocolonial constituido en la contrarrevolución y alimentado por el permanente racismo contra Haití, que siempre ha sido visto como un mal ejemplo. Frente a esto, tenemos que generar nuevas relaciones de producción y un nuevo modelo cultural.

Si la pobreza es funcional al actual modelo, ¿cómo impactó el terremoto registrado en 2010?

Estimuló la fabricación de pobreza y, por lo tanto, la hemorragia permanente de mano de obra. Cabe destacar que uno de los grandes legados de la revolución antiesclavista fue que la tierra quedó en manos de los campesinos. Por ello, en la actualidad, una de las ofensivas más importantes es el intento de quitarles la tierra a los campesinos para transferirla a las multinacionales. Se aprovechan de Martelly y de la coyuntura post sismo. Después del terremoto, se observa una penetración y avance del capital sobre todo en áreas económicas como la minería, el turismo de lujo, las exportaciones agrícolas, así como la constitución de una zona franca. Respecto de la minería, se confirmó que en Haití hay yacimientos muy importantes de metales como el oro y la plata, entre otros. Actualmente, en el norte del país, nueve empresas están instalando industrias mineras.

¿Y cuál es la situación de la industria del cultivo de arroz? El ex presidente estadounidense Bill Clinton hizo un mea culpa sobre la destrucción de esta actividad en Haití.

Sí, su gobierno impuso a Haití bajar los aranceles de importación del arroz estadounidense, pero cuya producción local sí estaba y está subvencionada. Actualmente, se siguen aplicando las mismas políticas neoliberales que llevaron a la quiebra a la industria del arroz en mi país, lo que implica un sabotaje permanente al modelo de vida campesino y que socaba toda chance de soberanía. En la década del 70, Haití autoabastecía su consumo de arroz, producto esencial en la dieta nacional. En cambio, actualmente, importa el 82% de EEUU. Para peor, es un arroz de baja calidad en comparación al nuestro. Por otro lado, la invasión de productos alimentarios importados ocurre en un contexto donde el hambre aumenta. Tenemos 3,8 millones de habitantes, de un total de diez, en situación de inseguridad alimentaria, cuando existen reservas de productividad muy importantes en la economía campesina.

Actualmente, ¿la industria textil es el principal generador de divisas?

Sí, casi el 80% de los ingresos de divisas proviene de esa actividad. El resto se completa con café, un poco de mango, cacao y artesanías. Además, el país recibe casi dos mil millones de dólares de transferencias por remesas de la diáspora haitiana.

¿Qué rol geoestratégico considera que juega actualmente el Caribe?

No es casual que en la región esté el ejército francés, el británico, el holandés, el norteamericano, entre otros. Y, ahora, también está la presencia de China con la construcción del canal interoceánico. Así que hay una concentración de fuerzas impresionante para unas pequeñas islas. Ocurre que además de ser un punto geográfico clave para el comercio global, el Caribe tiene recursos naturales muy importantes, una notable biodiversidad, incluso en Haití a pesar de la deforestación masiva que ha sufrido. Por otro lado, el Caribe presenta dos grandes proyectos contestatarios, que son Cuba y Venezuela. Y, si se observa el mapa, Haití está exactamente ubicado entre ambos países.

¿Le gustaría que Haití adoptara un modelo de características similares al venezolano, por ejemplo?

No creo que un país pueda copiar modelos, más bien debe inventar el propio. Pero, sí podemos inspirarnos en algunos éxitos y elementos muy interesantes del modelo bolivariano en Venezuela. Haití integra el Petrocaribe y eso explica que no haya un desplome de su sistema financiero. Y con Cuba tenemos una cooperación muy interesante y fructífera.

EL ROL DE LA MINUSTAH

haiti-minustah-

Usted tiene una posición muy crítica respecto de la Minustah. ¿Cómo la explica? ¿Cuál es el balance?

El balance es totalmente negativo. Ninguno de los objetivos de la Minustah, establecidos en la resolución de la ONU, se cumplió. La ocupación militar empeoró, en todos sus aspectos, la crisis institucional del país. Actualmente, hay nuevas formas de inseguridad ciudadana que están muy ligadas al tráfico de drogas, cuyo flujo por el país ha aumentado entre 2004 y 2015 a pesar del sofisticado equipamiento de control que tiene la Minustah. Sin ir más lejos, el 12 por ciento de la cocaína que consume EEUU transita por la isla, lo que da un indicio de la connivencia y del peso del sabotaje a las instituciones democráticas. Por otro lado, la Minustah participó de las maniobras fraudulentas para imponer a Martelly. Y la gente perdió la confianza en el sistema electoral. Asimismo, esa fuerza militar no hace nada frente a las permanentes violaciones a los derechos humanos que padecen los haitianos en la frontera.

¿Se refiere a cuando son repatriados por República Dominicana?

Sí, muchos son deportados sin respeto por su dignidad humana, mientras que la Minustah, presente la frontera, ni siquiera emite un comunicado. Pero no todo termina ahí. Miembros de la Minustah protagonizan ciclos permanentes de violaciones contra mujeres, niños y niñas haitianos. Uno de los casos más conocidos fue el cometido por tropas uruguayas. O las violaciones sistemáticas de mujeres de una favela por parte de 118 soldados de Sri Lanka, que cuando regresaron a su país no fueron sometidos a ningún proceso judicial. También, hay que recordar que, en un comienzo, los militares de la Minustah se instalaron en universidades y liceos, desalojando a los alumnos que no pudieron seguir sus estudios. El ejército brasileño ocupó un campus universitario durante más de cinco años, en un país que tiene un déficit de infraestructura universitaria. Entonces, en Haití impera una cultura de la impunidad, que tuvo su expresión más caricaturesca y trágica con la propagación del cólera, cuya responsabilidad recae en el conjunto de la Minustah.

¿Qué opina de la participación de países de América Latina en la Minustah?

Es una vergüenza y es my doloroso. Se observa una complicidad con la dominación imperialista y es una consecuencia de los límites políticos e ideológicos de esos gobiernos latinoamericanos. Porque EEUU necesitaba nuevas formas de presencia militar en la región, pero sabía que era muy difícil justificar una invasión de tropas norteamericanas. Entonces, se justificó la operación con el lenguaje manipulador de la ayuda otorgada por una fuerza multilateral de 39 países, que dicho sea de paso es más económica. Aunque la comandancia está en manos Brasil, los oficiales del Norte juegan un papel decisivo en el Estado Mayor. En este contexto, influye el aislamiento de Haití. La gente no sabe qué está pasando en el país. La única imagen conocida es muy negativa, la de un pueblo que se está muriendo de hambre. La propaganda oficial instala la idea de que las tropas realizan un trabajo humanitario, lo cual es totalmente falso. Esto no podría ocurrir en ninguno de los países de la región porque hay mucho más conocimiento y flujo de información.

Usted mencionó la frontera. ¿Cómo es la relación con República Dominicana, en momentos en que su gobierno planea deportar a miles de haitianos?

Domingo-Republica-Dominicana-Regularizacion-Extranjeros_LNCIMA20150618_0217_5

A pesar de que en estos últimos años ha habido actos de racismo preocupantes, entre los dos pueblos predominan relaciones de amistad, de convivencia. Pero las oligarquías de ambos países siempre trabajan para crear enemistad. De hecho, en República Dominicana el racismo anti haitiano es parte del discurso público de la clase dirigente. El actual presidente, Leonel Fernández, sigue esta línea al igual que lo hicieron los ex mandatarios Joaquín Balaguer y Rafael Trujillo. En este momento, estamos viviendo una situación inusual y escandalosa. En 2013, el Tribunal Constitucional del país vecino decidió desnacionalizar a 250 mil dominicanos de origen haitiano, es decir, hijos de haitianos pero que nacieron en República Dominicana. Actualmente, pesa sobre ellos la amenaza de expulsión. Hay que tener cuidado que esto no sea otra estrategia de desestabilización del proceso electoral que se avecina en Haití. Porque hay muchas fuerzas internas y externas que prefieren ir a un periodo de transición para poder cambiar el régimen político y la Constitución del 87 en vez de llamar a elecciones.

Recientemente, el presidente de Francia, François Hollande, visitó Haití y prometió ayudar a su ex colonia gala. Sin embargo, muchos haitianos esperan el reembolso de la deuda que el país contrajo hace dos siglos para obtener su independencia. ¿En qué medida es posible?

Desde el punto de vista jurídico se puede avanzar en el reclamo. Tras la independencia, Francia impuso a Haití una deuda de 150 millones de francos oro que tuvo que pagar durante 100 años y significaba el 68 % del presupuesto anual del Estado. Se trató de una suerte de indemnización que se le dio a los antiguos dueños de esclavos y plantaciones. Y como en Francia la esclavitud está declarada como crimen contra la humanidad es una causa que no prescribe. Por tanto, Haití tiene derecho a reclamar. Sin embargo, no es fácil. Dependerá de la correlación de fuerzas políticas. Sin duda, todo esto tuvo consecuencias nefastas para el desarrollo del país.

Chamada 4ª Ação Internacional da Marcha Mundial das Mulheres – 2015

“Seguiremos em marcha até que todas sejamos livres” é o eixo que nos movimenta na 4ª Ação Internacional da Marcha Mundial das Mulheres, que lançamos neste 8 de março de 2015, Dia Internacional de Luta das Mulheres!

Com esta ação, queremos fortalecer a defesa dos “territórios das mulheres”, que são compostos por nossos corpos, pelo lugar onde vivemos, trabalhamos e desenvolvemos nossas lutas, nossas relações comunitárias e nossa história.

Mulheres de 96 países onde o movimento está presente sairão às ruas para denunciar as causas que oprimem e discriminam mulheres em todo o mundo. Ao mesmo tempo, um amplo processo de formação política feminista será realizado para identificar as ameaças que as mulheres sofrem em cada região do planeta, e também para construir de forma coletiva as nossas práticas e propostas para construir um mundo baseado na igualdade, liberdade, justiça, paz e solidariedade.

No Brasil, diferente de outros momentos em que as mulheres de todo o país se reuniram em uma ação comum, a ação de 2015 será um processo enraizado em âmbito local. Vamos realizar ações descentralizadas, para visibilizar as lutas que nós mulheres realizamos em nossos territórios, nossas resistências e nossas práticas que constroem novos paradigmas.

Confira a agenda da 4ª Ação Internacional no Brasil e participe! \o/

http://t.co/vTdlLRzqF1

Nora Cortiñas espera que Milani y Rossi se presenten a declarar por la desaparición de su hijo: “Tienen que ir”

La titular de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora dijo que confía en que el jefe del Ejército y el ministro de Defensa irán a la audiencia de pasado mañana

imagesNora Cortiñas, la titular de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, aseguró hoy que espera que el jefe del Ejército, César Milani , y el ministro de Defensa, Agustín Rossi , se presenten a declarar como testigos en la causa por la desaparición de su hijo, Gustavo, durante la última dictadura militar.

“Están convocados para el jueves. Tienen que ir”, dijo Cortiñas en diálogo con la radio La Once Diez. La titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, a través de sus abogados Verónica Heredia y Eduardo Soares, presentó un hábeas corpus para que el Estado dé respuestas sobre el paradero de su hijo, secuestrado el 15 de abril de 1977, cuando salió de su casa.

Solicitó que Milani, Rossi y funcionarios de la Secretaría de Derechos Humanos sean convocados para que aporten la información que tengan sobre el paradero de su hijo. El hábeas corpus fue rechazado por el juez de instrucción Ricardo Warley. Cortiñas apeló, pero la Cámara del Crimen entendió que el recurso estaba mal concedido y lo rechazó sin tratar el fondo del asunto ni analizar si correspondía citar o no a los funcionarios a una audiencia oral. Luego, la Sala IV de Casación le ordenó a la la Sala IV de la Cámara del Crimen que analice el pedido de Cortiñas.

“El jueves tengo la entrevista con los testigo que cité. Veremos si se hace la audiencia, espero que sí. Y además que resulte algo positivo, que abran el archivo y busquen para saber qué pasó con Gustavo y quiénes son los responsables”, sostuvo.

Para Cortiñas, Milani podría aportar información sobre el secuestro de su hijo: “Fue jefe de inteligencia durante la época de [el ex dictador Jorge Rafael] Videla, cuando desapareció Gustavo. Que busque en los archivos de la época y tenga una respuesta para darme”, señaló..

Fuente:  La Nacion

MÉXICO: DENUNCIA DE ACOSO POLICIAL A INTEGRANTES DE LA CNA MÉXICO

Desde hace ya unos años hemos visto como la escalada represiva se ha intensificado en torno al movimiento libertario y anarquista, desde la estrategia local en la ciudad de México: fijando fianzas altísimas[i], aplicando el mismo paquete de delitos con los mismos agravantes sin importar demasiado la situación específica sino la consigna estatal[ii]; la persecución y señalamiento mediáticos como elemento fundamental de los montajes: señalar nombres de grupos (existentes o no) de personas, de espacios, establecer relaciones donde en realidad no existen, equiparar todo y a todos bajo una óptica vertical, tratando de establecer liderazgos, mostrando por cierto una profunda ignorancia y/o un profundo desprecio por las ideas anarquistas que nada tienen que ver con esta lógica jerárquica[iii].

Por otro lado la intención del gobierno federal de calificar el anarquismo o la “conducta anarquista” bajo la tipificación jurídica de terrorismo, aplicar delitos graves y operar con parámetros de máxima seguridad para más tarde disolver los casos bajo el argumento de no tener pruebas suficientes pero dejando abierta la amenaza de que “las investigaciones continúan”. Investigaciones ilógicas plagadas de referencias más bien arbitrarias a grupos o a personas de diferentes espacios.[iv]

Junto a esto el seguimiento y vigilancia policiaca con fines intimidatorios contra ciertas personas y las provocaciones en contra de ciertos espacios autónomos[v].

Enmarcado en esta estrategia y al igual que muchos otrxs compañerxs, grupos y colectivos, el nombre de la Cruz Negra Anarquista México ha salido a relucir dentro de estas notas, “investigaciones” y declaraciones de políticos y policías[vi].

Consideramos importante hacer público que en las últimas semanas sujetos que parecen ser elementos de “investigación” de la policía de la ciudad de México se han presentado fuera de las casas y los centros de trabajo de algunxs de nosotrxs, profiriendo amenazas contra nuestrxs vecinxs y familiares y argumentando que realizan un trabajo de seguridad y vigilancia.

Más allá de clamar por un alto a la persecución, hacemos esta denuncia pública como un llamado de alerta; sabemos que la represión es una cuestión intrínseca al estado del cual nos declaramos enemigos, sabemos que sus cárceles y sus policías son el soporte de su poder y sus intenciones de dominación y que nuestro trabajo[vii] en torno al pensamiento anticarcelario, de apoyo y acompañamiento a compañerxs presxs entra en contradicción directa con ellas.

¡Pero sabemos también que LA SOLIDARIDAD ENTRE ANARQUISTAS NO ES SOLO PALABRA ESCRITA.!

En este contexto llamamos a los individuxs, grupos y colectivxs afines,a lxs compañerxs con los que hemos trabajado en los últimos años a estar atentos y a seguir brindándonos su solidaridad como hasta ahora lo han hecho.

¡Abajo los muros de las prisiones!

¡Libertad a todxs!

Cruz Negra Anarquista México

Manifestations en Haïti

The Art of Haitian Protest

This post was originally written in: Kreyòl

In a democracy,  the right to protest is an important right, and serves as one of the tools used by citizens to keep the authority under control. In Haitian society, protest is the weapon the population uses to fight for change. The sociological and cultural aspects of Haitian protest are remarkable.

The first aspect of protests, especially protests that come from mass movements, is the Vodou ceremony. There is always a Vodou ceremony to ask Papa Bouman strength for the journey. Boukman is the father of popular resistance for many Haitians. Haitian protests also never happen without rara, or without music. Even when the circumstances surrounding the protests are sad there will still be music. The rara or street bands are so essential to demonstrations, they tend to know the protest route as well, if not better, than the organizers and the press. It is important to note that carnival and protests are main sources of income for rara bands. For these bands, protests are a lucrative industry. Protesting as much as one likes and dancing in the streets come at a price.

In other countries, demonstrations usually start with participants gathering at a specified meeting place, and proceeding to march along a planned route. In Haiti, the protest march begins and people join as it progresses along its route. A protest might begin with 50 to 100 people, and the amount of people multiplies once the march has circulated through various neighborhoods.

DSC_0339

There are 4 types of demonstrations in Haiti: 1) religious demonstrations; 2) demonstrations against a specific revolting event; 3) demonstrations with political implications but are based on social issues; 4) political demonstrations.

      1. Religious demonstrations

The first type of street protest are religious protests. These are always peaceful, and very successful at blocking traffic. Though it is required by the constitution, church protests do not always notify the police when they will be holding marches, but the police never shut them down or shoot teargas at them. Music is the center of a religious march, the route is filled with singing, and a lot of times the participants are dressed in beautiful uniforms.

     2. Demonstrations against a specific revolting event

The second type of demonstration done in Haiti are against a revolting event in the country; something that has happened that Haitian people feel personally attacked by. One example is a recent tragedy in the Dominican Republic where a Haitian man was decapitated and his body was displayed in a public park. Haitians took to the streets to protest this. Two days later, the Dominican president of the time Leonel Fernandez visited Haiti, and the cars that transported him left downtown Port-au-Prince under thrown rocks and bottles.

     3. Demonstrations against social issues

The third type of demonstration are street protests with political implications, but have a sociological issue as the main catalyst. These types of marches are usually to protest the high cost of living or human rights issues.

Protesting against sociological issues can stem from anything and are often times unpredictable. One clear example is in April 2008, a huge movement against living costs erupted where hundreds of people took to the streets, destroying property they came across along their way because the prices of food and gas had become too expensive. The Haitian police and MINUSTAH could do nothing but stand back and watch the people express their frustrations until they were tired enough to go home. As a result, the government at the time had to change, and prices of essential products had to go down.

     4. Political demonstrations

The fourth type are political demonstrations. Political protests are based on the interest of a specific party or a group of parties. For example, the current political opposition in Haiti is a diverse opposition. Because of this, you will find the interests of many political parties and entities being defended in political opposition protests in Haiti today.

There are always risks involved in political protests. Protesters tend to burn tires, block off streets and burn cars. Police officers always shut down these protests with tear gas, hoses and rubber bullets. Protests organized by the political opposition are always successful, no matter what; if the police shuts down a political protest march, it only fuels the opposition’s motivation. If it is not shut down, this allows the march to draw a large crowd and extend their route to places they would have otherwise been stopped from going, which is a psychological victory manifesting to the powers that be that they are also powerful.

As you read this article, you might not be aware of just how often street protests are held in Haiti because they are largely unheard of. Although many people do not value these movements, activists and activist groups take to the streets almost every day to defend human rights and demand change. One such group is MOLEHGAF, which is an anti-occupation movement, holds demonstrations twice a week. Every Wednesday in front of the Ministry of Social Affairs to demand employment, and another day of the week in front of the United States Embassy or in front of the MINUSTAH base to ask that the UN mission end in Haiti. There also many groups of January 2010 earthquake victims living in tents who protest regularly in front of the Ministry of Social Affairs or the Prime Minister’s office to demand appropriate and affordable housing as required under Article 22 of the Haitian Constitution.

DSC_0258

Social and political protests are the most important and several are organized throughout the country every day. From former TELECO employees demanding back pay from the government, to women’s rights groups protesting in front of the Ministry of Women’s Affairs, to Damien University students demanding to be integrated in the ministry, to striking teachers, victims of fraudulent cooperatives, and even electoral candidates whose candidacies have been rejected who have paid people to take to the streets on their behalf. There are so many grassroots and resistance movements currently taking place in Haiti, that if I took the time to list them all, I would never finish.

The vast majority of street protests in Haiti are peaceful, but it is possible for those protests to be infiltrated by a small group of people with ulterior motives whose sole goal is to destroy the protest. If I were to estimate the percentage of protests that end in violence, it would be less than 2%. I am speaking from my experience as a Telesur camera operator assigned with covering protests in Haiti beginning in 2007. Quite often, the police are responsible for the chaos that ensues during a protest, sometimes because they are unprofessional, and at other times because politicians use them as a political tool to destroy the opponent.

Unfortunately, the biased Haitian press focuses on fear mongering and inaccuracies to belittle the causes of certain groups and movements in Haitian society. Haiti has a major issue when it comes to alternative press. Our current local media system is not professional or well organized. When it comes to the international press, Haiti only serves as a source of headlines and sensationalism. If you think about it, there are not even 5 major international media outlets with permanent teams in Haiti; they are only present in Haiti when there are problems. One clear example is during Carnival season.  Even though Haiti has one of the most beautiful Carnival celebrations in the Americas, with vibrant colors and traditions, great music, great food; nobody cared to report about that. But once the unfortunate electrical wire accident happened on the second day of Carnival this past February, all outlets were suddenly interested in reporting on Haiti’s Carnival.

This is why, we usually do not hear about protests unless they involve violence. There are always protests in Haiti; the biggest hurdle is the way the lazy and sensationalist press choose to report on them. The local news organizations, just like the international press do not pay any attention to protests in Haiti unless they end in violence. But we will not be silenced. Just like in every society, we protest to express ourselves; we protest in our own manner.  Sak pa kontan, anbake! Those who are not happy about it, can leave!