A la dignidad de nuestra gente sea la gloria por esta victoria.

10444392_1008899092458269_1021354957818270300_n

Ayer, 17 de diciembre, recibimos las noticias del regreso a la patria de Gerardo, Ramón y Tony después de 16 años de injusta prisión en EEUU y del acuerdo entre el gobierno de Cuba y EEUU de reiniciar relaciones diplomáticas comenzando por puntos claves para el bienestar y desarrollo de la sociedad cubana entre los que destaca el debate en el Congreso para ponerle fin al bloqueo.

La felicidad y el deseo de abrazarnos con cada mujer y hombre de este pueblo que en su epopeya cotidiana ha vivido el camino de la resistencia en una lucha dura por su soberanía y su libertad, es inmensa. A la dignidad de nuestra gente sea la gloria por esta victoria.

Quienes en el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr. hemos juntado esperanzas y sueños para impulsar la obra de la revolución cubana vivimos estos momentos multiplicando la fe y la confianza en que seguiremos adelante hasta alcanzar toda la justicia. Ayer, al fin, el gobierno de EEUU expresó su voluntad de hacer justicia a la terquedad de la Revolución.

Sin ustedes, hermanos y hermanas de iglesias, organizaciones ecuménicas y sociales de todo el mundo que nos han acompañado en estos años, no hubiéramos podido lograrlo. Cada declaración que incluyó la demanda de la libertad de los cinco y el fin del bloqueo, cada gesto pequeño, cada obstinada incidencia frente a las embajadas de EEUU en sus países, cada oración de hombres y mujeres de fe, cada visita a nuestra isla, es responsable de esta victoria. La solidaridad internacional ha tenido una de las más importantes conquistas de los últimos tiempos.

Nuestro mayor homenaje a aquellos que desde Estados Unidos, como el Rev. Lucius Walker, Jr. y Pastores por la Paz, desafiaron las leyes del bloqueo y llegaron con sus manos y corazones solidarios hasta nuestra isla.

Hemos vivido y luchado para ver lo que muchos hemos soñado en todos estos años. Esto nos da fuerzas y esperanzas en que la lucha ensancha los caminos de lo posible y el milagro está en la lucha permanente en la que el Dios de la Vida nos sostiene.

La Habana, 18 de diciembre 2014.

Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend