A propósito de otro Día Internacional de la Mujer

Este 8 de marzo se renueva la lucha de las mujeres en todo el mundo por la no violencia de género y por la igualdad de oportunidades en todos los ámbitos públicos y privados de nuestra vida en sociedad. 

Las mujeres que soportan todo el peso de las injusticias, cada vez dudan menos en ponerse al frente de las denuncias que a diario son cometidas contra sus cuerpos, sus progenitores  y por las pésimas condiciones económicas, laborales y sociales de un capitalismo salvaje y una ideología machista, que les niega  las oportunidades de un futuro de paz con justicia. 
Ella es la primera en la fila, reivindicando oportunidades y castigo a quienes con violencia física y sicologica castran sus sueños. 

Hoy el mundo en general, sufre el impacto de la pandemia de la covid que ha marcado nuestras vidas.  Las mujeres donde quiera que se encuentren están pagando alto el precio por esta nueva situación.

Con la covid, nuestros gobernantes han impulsado políticas que han dejado a miles de mujeres sin empleo, sin oportunidades para ella y sus hijos. Pero lejos de aminalarse, las mujeres de manera increíble, redoblan su espíritu de combate y luchan como fieras por la conservación de su especie y de su descendencia.

La violencia estructural las condena a la injusticia y al sometimiento, pero la convicción de que un mundo mejor es posible en cada una de nuestras latitudes, las renueva en su voluntad de buscar vías alternas para nuevas oportunidades.

La convicción de que la niñez está también desprotegida, que sufre violencia y abuso físico y sicológico por falta de políticas integrales, las lleva al convencimiento que se debe morir en el intento, para acabar con los vejámenes de que son víctimas, no sólo ellas, sino también de quienes de ella dependen.

El camino de lucha está creado y abierto para las mujeres, igual que un día como hoy, lo hicieron en Nueva York. 

Nuestra solidaridad con todas aquellas que sufren y luchan por un mejor futuro para ellas, sus familias y para el resto de la sociedad. 

Por: Celia Sanjur. Socióloga. Centro de Capacitación Social CCS

Fotografía: Olmedo Carrasquilla Aguila. Mujeres Ngäbe en protesta contra el extractivismo del agua para hidroeléctrica Barro Blanco. 2017 Panamá

 

Fuente: Radio Temblor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend