Amenazas de razias sobre las reservas de oro en Haití.

La oscura historia de una « Haití abierta a los negocios »HAITI ORO2 images

(N.R. Publicamos ahora esta nota – editada hace ya tres años por Alterpresse – por el aporte que significa para entender, a lo largo de la historia hasta el día de hoy y pasando por las distintas etapas de ocupación, una parte de lo que se supone está en “juego” en las elecciones controladas por la MINUSTAH, este domingo 25 de octubre en Haití.)

Puerto Príncipe, 9 de junio 2012.(Alter Presse)— La explotación de las minas de oro planificadas en el norte de Haití, es el corolario de siglos de extracción de los recursos minerales, naturales y agrícolas del país, por invasores e inversiones extranjeras, según las informaciones sistematizadas por Ayiti Kale Je (Akj).

1492 : « En su primera visita, Cristóbal Colon escribe en sus notas de viaje, que el pueblo de lo que luego sería la Española -isla que comprende hoy a Haití y República Dominicana- ofreció  el oro a los navegantes « con una generosidad tal de corazón y con una alegría magnífica ».

Todos los comentarios hablan de las « grandes pepitas de oro » y de « pepitas grandes como la mano ». En el curso de los  años siguientes , centenas de miles, sino millones de originarios, mueren trabajando en las minas de oro, o de enfermedades importadas de España.

Una década después del descubrimiento de Cristóbal Colón, la corona española estaba ya sacando su 5a parte (el 20%) de todo el oro del Caribe, pues extraía 8,000 ducados de oro (alrededor de 25.061kg) en 1503 y 120.000 ducados (376,254 kg) en 1518.

1697-1804 : La labor de alrededor de 800.000 esclavos de África, le vale a la colonia francesa el sobrenombre de « Perla de las Antillas », gracias a la inmensa riqueza, producida por la corona francesa, y gracias al azúcar, al café y al índigo, exportados por inversores franceses.article-2451891-025E88AF000005DC-845_634x374

En 1789 , la colonia exporta la mitad de la producción mundial de café y representa alrededor del 40% del comercio exterior de Francia, informan algunos investigadores.

1857 : El capitán norteamericano Peter Duncan proclama a la isla de La Navase, al oeste de Haití, territorio americano, en virtud del acta de las Islas de Guano de 1856 que autoriza a todo ciudadano norteamericano a « tomar posesión…de una isla o de un peñasco » que contenga yacimientos de guano « si está inhabitada o si no está sometida a la jurisdicción de otro gobierno ».

En la época, el guano, o excremento de pájaro, era un abono muy apreciado.

La Navase forma parte de Haití, pero poco importa. Los EEUU de América reclaman la isla y erigen una ciudad-empresa para extraer el abono.

Hoy, a pesar de que la compañía cerró, La Navase, considerada por Washington como un territorio americano, sigue siendo reivindicada por Haití que da cuenta de ello en su Constitución del 29 de marzo de 1987.

1910 : La Hayiti Mines Company, con sede en Nueva York, compra la Compañía Minera  de Terre-Neuve (Artibonite) al Norte de Haití.

Durante un período de diez años, la compañía exporta 436 toneladas de cobre. No hay ninguna otra información disponible.

1911 : El empresario James MacDonald es financiado por la WR Grace, lo que le permite tomar el control de la compañía ferroviaria nacional de Haití.US marines protect citi

A cambio de la eventual construcción de una vía de tren hasta la ciudad del Cabo Haitiano, el empresario obtiene durante 50 años, la concesión de los 2km de tierra que bordean de un lado y otro, los 320km de la futura vía férrea, para plantaciones de bananas, y el monopolio de la exportación de esta mercancía. La compañía MacDonald emite 35 millones de dólares americanos de obligaciones de deuda, garantidas en un 60% por el gobierno haitiano.

MacDonald fracasa y huye. Durante la ocupación norteamericana, el gobierno haitiano es forzado a reembolsar más de 4 millones de dólares a los inversores.

1915-1934 : Los EEUU de América ocupan Haití. En 1913, el presidente Woodrow Wilson explica que « nuestra responsabilidad, hacia el pueblo americano, nos obliga a ayudar a los inversores americanos en Haití ».

En 1914, los Marines norteamericanos roban las reservas de oro de Haití y, algunos meses más tarde, comienzan la ocupación estadounidense más larga hasta hoy.

De 1917 a 1927, un territorio de más de 1.000 km2 es cedido a las compañías norteamericanas.

Después de 1928,  otros 1.000 km2 son vendidos a compañías estadounidenses, gracias a una ley votada por un gobierno títere que permite a los extranjeros comprar tierras. Decenas de miles de familias campesinas son expropiadas de sus tierras para dar lugar a las plantaciones de ananá, bananas y de sisal.

Estas plantaciones pertenecen a firmas conocidas como la United Fruit y Standard Fruit, así como a nuevas compañías como Haitian Products Co., Haitian American Co. Y la mayoría de los inversores terminan en quiebra.

Durante este período, se asiste igualmente a una migración masiva de trabajadores haitianos, legal o no, hacia Cuba y la República Dominicana, en búsqueda de trabajo. No se conoce el número exacto. Pero de 1915 a 1930, entre 5.000 y 20.000 Haitianos, sobretodo trabajadores, emigran legalmente cada año a Cuba.

1935 : La Standard Fruit y Steamship Company  firman un acuerdo de 10 años con el gobierno , renovado por 5 años más.

Así la firma de Nueva-Orleans obtiene el monopolio sobre todas las exportaciones de bananas durante diez años, y sobre la mayoría de las exportaciones entre 1945 y 1950.

En 1945, solo en el valle del Artibonite, la compañía controla directamente un territorio de 3.900 há. y compra además las bananas de los pequeños campesinos provenientes de un territorio de 5.000 há.

Los agricultores que se niegan a producir banana, son víctimas de represión y sus campos son quemados.

En 1945, la banana está considerada entre las principales exportaciones del país, pero la corrupción de los funcionarios, entre otros, la sumergen en un declive gradual.

1941 : Se establece la sociedad haitiano-estadounidense del desarrollo agrícola (SHADA) [cf. http://www.alterpresse.org/spip.php?article12767], para aprovisionar al gobierno norteamericano de caucho, y sisal (para la cuerda) en el marco del esfuerzo de guerra desplegado durante la segunda guerra mundial.

La sociedad recibe un préstamo de 5 millones de dólares americanos, por el banco de EEUU de importaciones-exportaciones (EXIM), y una concesión de cerca de 60.000 há. de tierra agrícola y de pinedes para el corte y el cultivo de caucho y de cryptostegia, un arbusto de caucho.

La empresa SHADA obtiene igualmente un territorio de más de 130.000 há. en el norte y el nordeste, que deforesta para plantar sisal. Los campesinos echados de sus tierras reciben un magro pago de $ 5  a $ 25 por cuadrado (3.19 acres) en compensación. Se corta entonces 1 millón de árboles frutales en el sud-oeste de Haití (Grande Anse). En un solo año, en 1943, más de 30.000 familias son expulsadas de sus tierras.

El proyecto caucho cierra en 1945, con un déficit de 6.8 millones de dólares.

Otros proyectos de la SHADA pierden más de 2 millones de dólares el mismo año. La SHADA está considerada como el peor fiasco en « desarrollo » de la historia de Haití.

1944 : La Reynolds Haitian Mines Inc. obtiene el monopolio exclusivo de la bauxita y la concesión de la explotación de una mina cerca de Miragoane (Sud-Oeste de Haití).

En el espacio de 40 años, 13,3 millones de toneladas de bauxita parten hacia Corpus Christi, Texas. La bauxita haitiana representa cerca de la quinta parte de toda la bauxita adquirida por Reynolds de 1959 a 1982. La Reynolds tiene acceso a 150.000 há. de tierra. Millares de familias son expropiadas.

El gobierno haitiano embolsa primero 90 centavos de U$, luego 1.29 dólares por tonelada métrica.

Cuando Haití forma con otros países, la International Bauxite Association (IBA), en 1974, las ganancias suben nuevamente. Pero al cabo de seis años, la Reynolds se retira después de haber extraído una gran parte de la bauxita, en búsqueda de países menos ambiciosos en ganancias.

Durante esas 4 décadas en Haití, la Reynolds no ha construido más de 13 km de ruta ni empleado a más de alrededor de 300 personas.

1955 : La Sociedad de explotación y de desarrollo económico y natural (SEDREN) filial de la canadiense Consolidated Halliwell, obtiene un derecho de explotación del cobre en la región de Mémé (Terre- Neuve / Gonaives / Artibonites / Mord).

Durante 12 años (1960-1972) , la SEDREN exporta 1,5 millones de toneladas de cobre, evaluadas en alrededor de 83,5 millones de dólares. El gobierno recibió por ello, 3 millones de dólares US.

En su apogeo (en 1971), la industria minera (Reynolds y SEDREN) totaliza apenas 889 empleados, remunerados con el salario mínimo, o sea menos de 70 centavos de dólar por día. Todo el personal calificado proviene del extranjero.

¿Y qué dicen los historiadores ?

El economista Fred Doura califica la economía haitiana como  de « extraversión dependiente », puntuada de enclaves. A propósito de las minas escribe :

« La industria extractiva en Haití ha sido el ejemplo tipo de una industria de enclave sometida a la dominación extranjera donde dos transnacionales norteamericanas han explotado principalmente los minerales de bauxita y del cobre…el impacto fue casi nulo sobre la economía. » (Economie d´Haiti, dépendance, crise et dévéloppement (2001) »

Alex Dupuy, sociólogo e historiador, abunda en el mismo sentido. « Históricamente, las inversiones extranjeras no han tenido ningún impacto positivo sobre la población haitiana en general…De costumbre, algunos miembros de la élite haitiana se benefician, el Estado toma su parte y todas las ganancias van a la compañía » explica a Ayiti Kale Je, este profesor de la Wesleyan University en una entrevista telefónica en febrero 2012.

« Los campesinos tienen buenas razones para desconfiar de toda propuesta de inversión extranjera en Haití, pues saben muy bien cómo estos proyectos se saldaron en el pasado », agrega el profesor, autor de Haiti in the World Economy: Class, Race and Underdevelopment (Haiti en la economía mundial : clases, razas, y subdesarrollo).

« Ellos vienen a invertir aquí para su beneficio y no para el país, ni para los campesinos. Se apropian de las tierras de los campesinos y les roban su único gana-pan. Entonces porqué los campesinos confiarían en ellos, en el gobierno central de Puerto Príncipe, o en quien sea ? ». [akj apr 09/06/2012]

http://www.alterpresse.org/spip.php?article12943 – .Vij6dmCTp7s

Traducción del francés gentileza Coordinador uruguaya por el retiro de las tropas.

MATERIAL RELACIONADO:  Descargar aquí el Informe de la Misión de Observación y Solidaridad con el Pueblo de Haití (2005), sobre todo el Anexo 5 sobre Las Deudas Históricas y Ambientales con el pueblo haitiano

Ayiti Kale Je»   (http://www.ayitikaleje.org/) es una iniciativa de asociación  mediática con el fin de asegurar investigaciones periodísticas sobre la construcción de Haití  luego del terremoto devastador que golpeó al país y provocó 300.000 muertos y otros tantos heridos.

El Groupe Médialternatif (GM) es uno de los participantes de esta iniciativa a través de su agencia multimedia AlterPresse (http://www.alterpresse.org/),  con la sociedad para la animación de la comunicación social Saks (http://www.saks-haiti.org/).  Dos redes participan igualmente : la Red de las mujeres animadoras de radios comunitarias haitianas (Refraka) y la Asociación de medios comunitarios haitianos (Ameka) compuesta por estaciones de radio  comunitarias en todo el país. Los estudiantes del laboratorio de periodismo de la Facultad  de Ciencias Humanas (Fasch) de la Universidad del Estado de Haiti (UEH) contribuyen igualmente a esta iniciativa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend