Asesinato de Keyla Patricia Martínez, crimen de Estado

Pronunciamiento Público

El COPINH denuncia el femicidio de Keyla Patricia Martínez ocurrido la madrugada del 7 de febrero del presente año, responsabilidad de la Policía Nacional de Honduras.

El Estado de Honduras es responsable de la muerte de Keyla Patricia Martínez, este es indudablemente un crimen de Estado, una ejecución extrajudicial y un femicidio ejecutado por miembros de la policía ubicados en la unidad policial UDEP 10 de la ciudad de La Esperanza, Intibucá.

Desde el momento que Keyla Patricia Martínez fue capturada y encarcelada, la salvaguarda de su vida fue responsabilidad de la policía, así como los hechos que llevaron a su muerte.

Personal del hospital departamental ha confirmado que Keyla llegó sin vida al hospital contrario a lo dicho por la Policía Nacional en comunicado público en el cual afirma que su muerte se produjo en el hospital. El asesinato de Keyla ha despertado una ola de denuncias de mujeres que denuncian haber sido capturadas por la policía de la ciudad de La Esperanza, robadas sus pertenencias y abusadas sexualmente en el marco del toque de queda instaurado por el régimen de JOH

A pocos días del quinto aniversario del asesinato de Berta Cáceres, se repite un femicidio a manos del Estado de Honduras en esta ciudad.

Nos solidarizamos con la familia de Keyla Patricia Martínez y exigimos que se haga justicia junto al pueblo intibucano que se encuentra indignado por este crimen.

Cuando hablamos de la lucha anti patriarcal nos referimos a que mujeres como Keyla no sean asesinadas por el Estado de Honduras. Luchamos para que mujeres cuya profesión es cuidar la vida las demás personas no sean ultrajadas y asesinadas vil e impunemente.

El COPINH exige:

1. Sea realizado un examen forense exhaustivo que identifique la forma en que Keyla Patricia Martínez murió.

2. Sean identificados todos los miembros de la policía UDEP 10 de La Esperanza que participaron de la captura, detención y encarcelamiento de Keyla Patricia Martínez. Estos sean removidos de sus puestos e investigados por el asesinato. Así como su superior responsable, el subcomisionado Melvin Alvarenga.

 Dado en la ciudad de La Esperanza, a los 8 días del mes de febrero de 2021

“Con la fuerza ancestral de Berta, Lempira, Mota, Iselaca y Etempica se levantan nuestras voces llenas de vida justicia, libertad, dignidad y paz

 

Fuente: COPINH

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend