Audiencia Ante la CIDH/ OFRANEH Demanda al Estado Hondureño

Compañer@s

 Queremos comunicar que hoy 2 de Septiembre, nuestros herman@s Garífunas de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH) se encuentran presentes en la segunda audiencia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) , en la ciudad de Asunción, Paraguay.

 Recordemos que nuestros compañeros han emprendido un valiente camino en la denuncia y demanda por el reconocimiento de sus derechos como pueblos indígenas, mismos que han sido violentados de múltiples formas por el Estado Hondureño, quien hoy esta siendo formalmente acusado ante la instancia de la CIDH.

 El caso presentado, es el de la comunidad Punta de Piedra, en donde el Estado de Honduras ha violado el derecho del uso de la tierra por parte de las comunidades Garífunas, importante recordar que este ha sido un largo camino, esta demanda no tuvo respuesta en las instancias nacionales, de tal forma que el caso ha saltado al estrado internacional, donde esperamos pueda darse una sentencia basada en la justicia y derecho ancestral.

 Reiteramos toda nuestra solidaridad, hermandad a toda la comunidad Garífuna, en especial a los compañeros que componen la delegación en esta audiencia, sabemos las dificultades que han atravesado, aplaudimos y admiramos la determinación y valentía que han tenido.

 Llamamos a la comunidad internacional a estar pendientes de los resultados de la audiencia y seguir exigiendo el resguardo de la vida de nuestros herman@s.

Indígenas acusan a Honduras ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos*

 

Asunción, Paraguay

Indígenas garífunas de la comunidad Punta Piedra acusaron hoy al Estado de Honduras de violar su derecho a la tierra en una sesión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) en la capital paraguaya, en la que los representantes gubernamentales negaron las alegaciones.

“Lo que queremos es que el Estado nos devuelva el territorio que nos han quitado”, reclamó Lidia Palacios, de 60 años, que testificó en representación de la comunidad garífuna, un grupo étnico descendiente de los indígenas caribes y esclavos africanos.

La demanda acusa al Estado Hondureño de violar el derecho a la propiedad de esa comunidad, por supuestamente incumplir el deber de garantía frente a la invasión por parte de personas no indígenas de las tierras que le pertenecen a la comunidad.

Esos colonos han tomado el control de más de la mitad del territorio de los indígenas, que cuentan con el título legal de propiedad, según testificó Doroteo Tomás Rodríguez, otro miembro de la comunidad, de 60 años.

En cambio, el Estado hondureño negó que se haya violado su derecho a la propiedad. A su juicio, existe un conflicto entre los derechos de comunidades, la de Punta Piedra y la de los invasores, en Río Miel.

El Estado también aseveró que los garífunas llegaron a la zona en 1797 y que ellos mismos invadieron la tierra, que era de los indígenas miskitos.

Palacios testificó que en la comunidad existe un clima de temor por la presencia de los invasores, que según ella les han amenazado de muerte.

Félix Ordóñez, un indígena, fue asesinado por ellos tras recibir esas amenazas, indicó la mujer, quien ofreció su testimonio en la lengua garífuna.

“El Estado no ha hecho nada para resolver el problema”, se quejó Palacios, que pidió que evacúe a los invasores y les devuelvan su territorio íntegro.

En la sesión también intervino James Cavallaro en nombre de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), quien aseveró que el Estado hondureño ha incumplido sus compromisos para la reubicación de los residentes de Río Miel.

También denunció la creación de una reserva forestal en el territorio indígena sin consultar a la comunidad previamente.

Cavallaro aseveró que el fallo que emita la Corte en este caso “permitirá el desarrollo de la jurisprudencia sobre los derechos indígenas” en América Latina.

La audiencia de hoy es parte de un periodo extraordinario de sesiones inaugurado el lunes en Asunción, en el que la Corte también tratará el caso “Wong Ho Wing contra Perú”, sobre la presunta detención arbitraria de un ciudadano chino, quien fue sometido a un proceso de extradición demasiado extenso, pues tardó al menos cinco años.

Es la segunda vez que Paraguay recibe un período de sesiones extraordinario de la CorteIDH. En el 2005 fue el primer Estado anfitrión en la historia de estas sesiones en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Las audiencias se llevan a cabo en la sede de la Corte Suprema de Justicia de Paraguay.

La CorteIDH es un organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) y sus resoluciones son de acatamiento obligatorio para los países miembros

*Tomado de: http://www.laprensa.hn/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend