Brasil: la peligrosa apuesta de Bolsonaro de seguir negando la gravedad de la pandemia

El país más afectado numéricamente de América Latina por la pandemia es Brasil, donde el gobierno ha admitido que el número real de casos tiende a ser mayor del divulgado, ya que apenas se hace la prueba del virus a los pacientes más graves, con miles a la espera de ser analizados y con un presidente que tiene cada vez  menos apoyo  y continúa desafiando al subestimar la amenaza del coronavirus en Brasil y llegando a calificarla como un “resfriado miserable”, es el único líder de una nación grande que todavía cuestiona las medidas de confinamiento para combatir la pandemia. 

Las medidas tomadas por él ante la crisis han generado consternación en todo el país, a tal punto que los líderes del congreso, los comités editoriales, el líder del Supremo Tribunal Federal y las organizaciones de la sociedad civil le han pedido a la población que ignoren a su presidente. Un movimiento para destituir a Bolsonaro está ganando apoyo popular, y todas las noches la ciudadanía brasilera cacerolean desde sus ventanas para repudiar a su mandatario.

Jubileo Sur Brasil, nos trae una experiencia de una acción humanitaria desde la Campaña de acción solidaria del Movimiento de Consejos Populares (MCP) y Colectivo de Mujeres de la Red de Jubileu Sur Brasil en la ciudad de Fortaleza, estado de Ceará:

Se realiza la entrega de más de 30 canastas básicas alimentarias, cientos de platos de comidas y 84 kits de higiene fueran distribuidos a las comunidades necesitadas de Palmeiras, Gereba, João Paulo II, Santa Filomena, Pici y Ocupação Raízes da Praia, en Fortaleza, Brasil.

La acción solidaria es parte de una campaña llevada a cabo en el estado por el colectivo de Mujeres de la Red Jubileo Sur y por el Movimiento de Consejos Populares (MCP), en medio del escenario de la pandemia de coronavirus en el país.

La campaña solidaria fue posible gracias a los recursos recolectados entre varios movimientos sociales quienes sumaron R$ 2.860,00 hasta el 31 de marzo. Wenyo Tiago miembro del MCP y uno de los que recibieron este paquete de ayuda, nos invita a sumar más voluntades, recursos y acciones solidarias concretas de auxilio a quien más lo necesite aquí su mensaje, le invitamos a también ver el vídeo:

A continuación, la trascripción íntegra del vídeo:

“Soy Wenyo Tiago, discapacitado visual y uno de los compañeros del Movimiento de Consejos Populares, el MCP. Jubileo Sur Brasil y MCP están en esta lucha y solidaridad que está sucediendo en nuestra ciudad, en nuestro estado y también en varios rincones de nuestro país, entregando canastas básicas alimentarias y productos de higiene a personas que están en una fase difícil, debido al problema. de esta enfermedad que hasta ahora no se ha encontrado ningún medicamento, que es el coronavirus, COVID-19. Este simple gesto, de una pequeña canasta básica y un pequeño kit de higiene, ha ayudado a muchas personas que están desempleadas. Otros son recicladores y otros incluso tienen un ingreso mínimo pequeño, pero la familia es muy grande y muchas personas están necesitadas.

Este simple gesto llega más rápido que la burocracia del gobierno fascista de Jair Bolsonaro. Es un gesto de amor y solidaridad. Estamos sintiendo, a todos les faltan ese apretón de manos, ese abrazo o los besos, pero sientan ustedes en sus corazones porque los corazones están latiendo más rápido incluso con la falta de estas caricias.

Pero también espero que las personas más ricas de nuestra ciudad abran sus manos, abran sus cajas y, sobre todo, sus corazones por estos gestos de amor, solidaridad y fraternidad que el MCP y el Jubileo Sur están haciendo en nuestra ciudad, en nuestro estado y en muchos lugares de Brasil donde también están actuando.

No más gobierno fascista, no más Bolsonaro. Vamos mostrarnos amor a lo que es importante, vamos a fraternidad, hermandad, cariño y amor”.

Wenyo Tiago – Movimiento de Consejos Populares (MCP)

La capacidad de un país para hacer frente a las enfermedades infecciosas no tiene que ver únicamente con las capacidades de su sistema de salud, sin embargo, cuando pase, porque va a pasar, quisiéramos que el acceso de agua potable sea una realidad para todas las familias ya que ese sencillo gesto todavía no está al alcance de todos y todas en América Latina y el Caribe. Así mismo como nos relatan los testimonios compartidos, apostar por la vida implica rescatar la practicas comunitarias e indígenas de solidaridad, mantenernos en unidad y espíritu de lucha como mejor forma de resistencia y denuncia ante las medidas de violencia, control y abandono de los gobiernos que priorizan los intereses económicos de algunos sectores de la sociedad antes que la defensa de todas las formas de vida de los pueblos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend