¿Cómo afectará el fenómeno de El Niño al Perú?

El fenómeno de El Niño traerá lluvias intensas e inundaciones en la costa norte del Perú, mientras que un período de sequía en el sur. Este evento, que ocurre en un contexto de cambio climático, eleva las vulnerabilidades que tiene el país para la prevención, control y reducción de daños de los desastres. Si bien este evento climático global ya empezó, tendrá mayor impacto en nuestro país en noviembre y diciembre de 2023 y en el verano de 2024.

En esta nota, Salud con lupa ofrece datos esenciales para comprender lo que significa El Niño, sus efectos en la salud humana y las actividades económicas del país, así como las medidas que hasta ahora el gobierno peruano ha dispuesto.

¿Qué es el fenómeno de El Niño?

Es un fenómeno climático que ocurre cada dos a siete años y que se caracteriza por el aumento de la temperatura de la superficie del océano Pacífico tropical, principalmente en Ecuador y a lo largo de las costas de América del Sur y Central. El pasado 8 de junio, el Centro de Predicción Climática de la Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) anunció el inició de este fenómeno a nivel global con el 84% de probabilidad de que en el invierno tenga una fuerza más que moderada y 56% de que sea fuerte. Este anuncio se dio luego de que la temperatura de las aguas superficiales del Pacífico tropical llegó a 0.8 grados Celsius en mayo, el doble de lo que se había registrado en abril.

¿Por qué se le conoce como El Niño?

Porque los pescadores del norte del Perú observaron a finales del siglo XIX que, en diciembre, cerca de la celebración de la Navidad, la temperatura del agua del mar empezaba a incrementarse. Entonces, atribuyeron ese calentamiento a la llegada de una corriente marina de aguas cálidas a la que denominaron El Niño.

¿El fenómeno de El Niño se da en simultáneo con El Niño Costero?

Sí. El Niño Costero se caracteriza por la presencia de aguas cálidas en el Océano Pacífico, que actualmente tienen tres grados de temperatura más de lo habitual. Empezó en el Perú en marzo, ocasionando fuertes lluvias e inundaciones, principalmente en la costa norte del país, y se proyecta que culmine a finales de año. Rina Gabriel, vocera de la Comisión Multisectorial encargada del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen), explica que el fenómeno de El Niño puede favorecer a que El Niño Costero se extienda hasta el siguiente verano, y se generen lluvias intensas.

¿Cuándo se verán los impactos del fenómeno de El Niño?

Si bien el fenómeno de El Niño ya empezó, tendrá mayor impacto en noviembre y diciembre de este año y entre enero y marzo de 2024. Durante esos meses se presentarán lluvias intensas principalmente en la costa norte y en la sierra occidental, y sequías en la zona sur del país, sobre todo en los Andes. Estas sequías podrían golpear más a las regiones de Arequipa, Puno y Cusco, dado que en septiembre de 2022 y en el verano de este año hubo llovió mucho menos de lo esperado, según el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi).

¿Qué pasa si no llueve?

Cusco, por ejemplo, cuenta con cinco sistemas de abastecimiento de agua para consumo humano: Jaquira, Kor Kor, Vilcanota, Salkantay y Piuray. Este último brinda el servicio de agua potable a cerca del 30% de la población; sin embargo, este año su principal fuente de abastecimiento, la laguna Piuray, no ha llegado al nivel que normalmente debe tener para abastecer a la población, por la ausencia de lluvias. El presidente del directorio de la Empresa Municipal de Agua, Juan Figueroa, advirtió que la zona alta de la ciudad imperial podría quedarse sin agua en los próximos tres meses. Una de las medidas de contención sería llevar agua desde el sistema Vilcanota hacia el sistema Piuray. Para ello, Figueroa pide al gobierno que incluya a Cusco en el decreto supremo que declara en emergencia varias regiones del país para poder ejecutar la obra.

La ausencia de lluvias también impacta en la agricultura, y con ello la alimentación de las personas, y en la mortalidad de la ganadería dada la escasez de pastos.

LEER INFORME COMPLETO AQUÍ

Publicado en Salud con Lupa

 

Fuente: Otra Mirada

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend