COPINH: Ley de uso obligatorio de mascarilla: una ley clasista y autoritaria

En el marco de los reportes Pueblo hondureño frente al COVID19 y frente a la corrupción, conversamos con el Abogado Víctor Fernández, miembro del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia en relación a esta ley de uso obligatorio de la mascarilla:

Una primera posición, que me parece que es contundente establecerla, es que lo que debió emitirse es una ley de entrega obligatoria de mascarillas. Una ley que implique la entrega universal de las mascarillas es decir que cada una de las personas de los habitantes de este país tenga acceso a una mascarilla entregada por parte del Estado de Honduras, por quien dirige u ocupa la dirección del Estado de Honduras

Si de sanciones se tratara, debería sancionarse a los funcionarios y funcionarias que teniendo la obligación de entregar las mascarillas, no las entregaran o que la entrega fuera selectiva o que la entrega fuera de mascarillas de poca o baja o de ninguna calidad, eso sería lo relevante.

Lo que nosotros estamos advirtiendo como correcto es el propósito de proteger, de garantizar el derecho a la asalud de todas las personas porque en esa perspectiva de derechos hay que recordar que el obligado es el Estado y cualquier comportamiento omisivo le genera responsabilidad.

Pero claro, como es característico de un gobierno distanciado del cumplimieto de sus obligaciones en cuanto a derecho se refiere entonces lo que asume es una posición autoritaria de imponer a los ciudadanos en lugar de imponerse sus propios deberes a sus propios funcionarios para garantizar esos derechos.

A mi me parece que el propósito de tutelar la salud individual y colectiva es legítimo, pero ese que es un derecho, le corresponde primero al Estado obligarse a crear condiciones para cumplirlo. Eso me parece fundamental.

Me parece ridículo el tema de las sanciones tomando en cuenta los índices de pobreza que hay en el país, las prioridades que tiene la gente frente a estas cosas y la sobrevivencia en la que estan millones de hondureños. Eso me parece insultante, la sanción inmediata de los lempiras que tienen que pagarse y luego las siguientes sanciones en las que dicen que el que es reincidente no va a tener acceso a los supuestos beneficios o proyectos sociales que tiene el gobierno, en realidad es como una locura esta práctica autoritaria por parte del gobierno.

Además, este tipo de iniciativas crean un ambiente favorable para el abuso, el abuso de todos. Si por ejemplo a alguien que en este enfoque clasista de la vida, es decir alguien que tiene acceso a recursos, que tiene conciencia que hay que usar mascarilla se le ocurre que alguien anda sin mascarilla en un espacio que le ofende y tiene una condición de poder por ejemplo de empleador o de cualquier particular que se crea con una clase x superior al otro, porque abunda esa actitud en algunos sectores del país, pues fácilmente va a abusar de cualquier persona indefensa que por cualquier razón no tenga mascarilla, no ande o ni siquiera se de cuenta de que hay una obligación en los terminos en los que lo ha establecido el régimen.

Los abusos policiales, militares frente a este tipo de cosas son los que se abren frente a este tipo de asuntos, los abusos que pueden cometer los patronos para sacudirse o despedir empleados y empleadas, yo creo que hay un enfoque errado, un enfoque autoritario propio del régimen que nosotros estamos viviendo.

Cierro diciendo con lo que empecé; aquí lo que debe existir es una ley de entrega obligatoria de mascarillas, una ley que asegure la entrega universal de mascarillas de calidad y una ley que en todo caso sancione a los funcionarios que abusen, que no cumplen con su deber, que se corrompan en el marco del cumplimiento de estas obligaciones. Este es el criterio y es un criterio sobre la base de una perspectiva de derechos.

 

Fuente: COPINH

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend