COPINH rechaza Estado de Excepción por parte de Ejército y Policía

Ante el anuncio de la presidenta Xiomara Castro de declarar el  Estado de Excepción en Honduras, como medida para enfrentar la situación de inseguridad actual que vive el pueblo hondureño expresamos lo siguiente:

Un Estado de excepción en manos de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas de Honduras, ejes fundamentales del golpismo y el régimen de JOH, y que no han sido reformados ni refundados, otorga más poder a instituciones que han demostrado su captura por estructuras mafiosas y criminales y que pone en riesgo la protección y seguridad del pueblo hondureño.

La lucha contra la inseguridad, debe pasar por desestructurar las finanzas de grupos criminales que pasan por los bancos nacionales, así como sus vínculos con terratenientes y grupos de poder, así como con las mismas fuerzas de seguridad del Estado.

La historia nos ha demostrado que las políticas de seguridad con un enfoque represivo generan graves violaciones a los derechos de las comunidades pobres en manos de estructuras mafiosas y criminales de la Policía y el Ejército.

Recordamos que en el 2020, en medio del estado de excepción decretado por el régimen de JOH por la pandemia, se dio la desaparición forzada de nuestros compañeros de OFRANEH de la comunidad del Triunfo de la Cruz. Asimismo, el 7 febrero de 2021, la joven Keyla Martínez, fue asesinada en una celda de la Policía Nacional en La Esperanza, Intibucá. Y el caso más reciente el pasado 23 de noviembre, miembros de la Policía Nacional asesinaron a nuestro compañero Marco Antonio Pineda de la comunidad de Guachipilín en el departamento de La Paz.

También recordamos que la estructura criminal que realizó el operativo de asesinato de Berta Cáceres surgió desde el interior de las Fuerzas Armadas de Honduras, en especial el 15to batallón del ejército y estas estructuras siguen impunes.

Por lo anterior, el COPINH demanda que:

1. El Gobierno de la presidenta Xiomara Castro genere una política integral de seguridad ciudadana, que garantice el respeto de los derechos humanos y la eliminación de las estructuras criminales económicas y empresariales que sostienen los fenómenos de los grupos ilegales armados que azotan al pueblo de Honduras.

Dado en La Esperanza, Intibucá a los 06 días del mes de diciembre de 2022


“¡Con la fuerza ancestral de Berta, Lempira, Mota, Iselaca y Etempica se alzan nuestras voces llenas de vida, justicia, libertad, dignidad y paz!”

 

 

Fuente: COPINH

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend