Corrupción vinculada a royalties de explotación minera en Brasil es investigada

31374418650_e24fb70acd_z-620x400-1

La investigación de la Policía Federal involucra a municipios de 11 estados brasileños

El hijo del gobernador del estado de Pará Simão Jatene (PSDB) y el pastor evangélico Silas Malafaia, líder religioso de la Asamblea de Dios Victoria en Cristo, son dos de los investigados de la operación Timóteo, nombre dado al esquema de corrupción que vincula cargos judiciales a royalties de explotación minera. La Policía Federal (PF) realizó el pasado viernes (16) acciones de búsqueda y aprehensión en 11 estados brasileños y en el Distrito Federal.

Según la PF, una organización criminal hacía parte de un esquema que era realizado junto a los gobiernos municipales para obtener parte de los 65% de la Compensación Financiera por la Explotación de Recursos Minerales (CFEM), contribución que en el 2015 acumuló alrededor de 1,6 mil millones de reales [479 millones de dólares].

Según la asesora de comunicación de la PF, en total hay 52 ordenes de búsqueda y aprehensión relacionadas al esquema de corrupción. Por determinación de la Justicia Federal, 29 medidas de acción coercitivas, 4 ordenes de prisión preventiva, 12 ordenes de prisión temporaria, secuestro de 3 inmuebles y el bloqueo judicial de valores depositados que pueden alcanzar 70 millones de reales [20 millones de dólares] son cumplidos.

Silas Malafaia obtuvo la orden de conducción coercitiva para prestar esclarecimientos sobre sospechas de lavado de dinero, y Alberto Jatene, hijo del gobernador Simão Jatene, obtuvo la orden de prisión temporaria y se presentó en la sede de la Superintendencia Regional en el estado de Pará, en la tarde del día 16.

Esquema

De acuerdo con las investigaciones de la PF, el director del Departamento Nacional de Producción Mineral (DNPM) entregaba informaciones privilegiadas sobre las deudas de royalties de explotación minera a dos estudios de abogacía y a una empresa consultora. Los sospechosos entraban en contacto con los municipios que tenían créditos del CFEM junto a empresas de explotación minera para ofrecer sus servicios.

La PF informó que hasta donde fue posible mapear, la organización se dividía en cuatro grandes núcleos: captador, operacional, político y colaborador.

– Núcleo Captador: era formado por un director del DNPM y por su esposa que, según la PF, realizaba la captación de alcaldes interesados en ingresar en le esquema.

– Núcleo operacional: era compuesto por un estudio de abogacía y una empresa consultora registrada a nombre de la esposa del director del DNPM, que repasaba valores indebidos a agentes públicos.

– Núcleo político: formado por agentes políticos y servidores públicos responsables por la contratación del estudio de abogados integrantes del esquema.

– Núcleo colaborador: era responsable por auxiliar en la ocultación del dinero. Entre uno de los investigados por este apoyo en el lavado de dinero está un líder religioso que recibió valores del principal estudio de abogacía responsable por el esquema. La PF investiga si el líder religioso cedió cuentas bancarias de la institución religiosa de la cual hace parte con la intención de ocultar el origen ilícito del dinero.

La operación Timóteo se inició en el 2015, cuando la Contraloría General del Estado señaló incompatibilidad patrimonial de uno de los directores del DNPM, autarquía federal ligada al Ministerio de Minería y Energía, y responsable por la fiscalización de la explotación minera en Brasil. Según la PF solamente este director puede haber recibido valores que ultrapasan los 7 millones de reales [3,5 millones de dólares].

Las acciones vinculadas a la operación ocurren en los estados de Goiás, Bahía, Mato Grosso, Minas Gerais, Pará, Paraná, Río de Janeiro, Río Grande del Sur, Santa Catarina, Sergipe y Tocantins, además del Distrito Federal (Brasília).

Pará

En el estado de Pará fueron decretadas 21 capturas, 13 fueron efectuadas; ocho prisiones temporarias, hasta el momento un servidor de la Asamblea Legislativa (Alepa) del estado fue preso; y 11 conducciones coercitivas, siendo efectuadas ocho hasta el cierre de esta nota.

Los municipios de Oriximiná, Canãa de los Carajás y Parauapebas tuvieron ordenes de búsqueda y aprehensión. La PF informó que el alcalde de Parauapebas se encuentra forajido. En el 2015 el municipio que mayor recaudación obtuvo de los royalties por explotación minera en Brasil, según informaciones del propio DNPM, fue Parauapebas.

De acuerdo con el economista y profesor de la Universidad Federal de Pará, Raimundo Trindade, los municipios quedaron con la mayor parte de los royalties de explotación minera, para la unión es repasado el 12% y para los estados el 23%. El CFEM debería ser destinado para posibilitar la implementación de una política de transición de una economía de explotación minera para una nueva forma de desarrollo económico para el municipio.

DNPM

En una nota publicada en su portal, el DNMP informó que el órgano prestó asistencia al Departamento de la Policía Federal para que fuese cumplida la orden de búsqueda y aprehensión expedida por el Juez de la 14ª Camara Federal de la Sección Judicial del Distrito Federal.

Según la nota de la orden, se restringió al ámbito de la Directoria de Procedimientos Recaudatorios – DIPAR/ DNPM, en las instalaciones de la sede del DNPM en Brasília y que aún está tomando conocimiento de las investigaciones para, si fuese necesario, tomar los recaudos administrativos.

Traducción: María Julia Giménez

Fuente: Brasil de fato

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend