El retorno del dominio de caciques europeos y reyes estadounidenses a la costa norte de Honduras

En el marco del proyecto neocolonial de las ciudades modelo (ZEDE), se dio inicio en la isla de Roatan a mediados de mayo, el lanzamiento de PRÓSPERA Honduras, enclave que tendrá su propia, seguridad, leyes y moneda,

El pasado viernes 18 de septiembre, en la idílica comunidad Creole de Crawfish Rock, en la isla de Roatán, en una “reunión” convocada por el empresario estadounidense Erick Brimen, y rechazada de antemano por la comunidad, Brimen alcanzo a leer el reglamento de las ZEDE sobre expropiación territorial, antes que la Policía Municipal de Roatán clausurara el evento, ante el desacato por su parte a las medidas de bioseguridad implementadas por el Covid-19.

Brimen pretende implementar el sueño de los libertarios neorreaccionarios, de establecer ciudades-nación independientes dentro de Honduras, al estilo de la República de Poyas (1821) o el Reino de la isla del Cisne (1900).

De la Res Publica a la Res Privada

A Partir del golpe de estado de 2009, Honduras fue transformado en un laboratorio económico y político, de corte neoliberal que atrajo de inmediato la atención del economista Paul Romer, el que había tratado de instaurar su proyecto de la ciudad modelo (Charter City) en Madagascar lo que provoco un golpe de Estado que derrocó al socio de Romer; Marc Ravalomanana, ante la entrega de un enorme tracto de tierra a la empresa coreana POSCO-DAEWOO.

En Honduras el proyecto neocolonial tuvo inmediata aceptación por la administración de Pepe Lobo, siendo el diputado Oscar Nájera (lista Magnisky) el encargado de presentar a inicios del 2011, el proyecto denominado Regiones Especiales de Desarrollo (RED) ante el Congreso “Nacionalista”. Para octubre de 2012, la Corte Constitucional declaró inconstitucionales la Ley Red, situación que conllevó al Congreso a perpetrar una defenestración de la Corte Constitucional (12-12-12), afianzando la dictadura al finiquitar la independencia de poderes.

En el 2013, las ciudades modelo fueron maquilladas e reintroducidas al Congreso Nacional, el que de forma inmediata las aprobó sin mayor discusión, ignorando la avalancha de criticas que emanaron de diversos sectores del país, los que recalcaron el retorno a la era de las concesiones bananeras.

En el 2015 los libertarios estadounidenses, involucrados con el proyecto de Peter Thiel y Pat Friedman, Seasteaders, convocaron una reunión para junio de ese año, en la ciudad de San Francisco, a la que denominaron “Disrrumpiendo la Democracia en Honduras”, en la cual el invitado de honor era Juan Orlando Hernández, quien desistió asistir ante las manifestaciones populares en Honduras surgidas por el saqueo implacable al sistema de salud a manos del partido de gobierno.

Es hasta el año pasado cuando  resurgen las ciudades modelo, impulsadas por PRONOMOS, empresa perteneciente a los mismos miembros del Seasteaders, los impulsores del descalabro de la democracia en Honduras; contando ademas con el apoyo financiero de Titus Gebelprofeta de las ciudades libres (Free Cities) y promotor de las criptomonedas.

El planteamiento del retorno a las monarquias y el fracaso de democracia como formas de gobierno que promueven los neoreaccionarios asociados con la “ilustración oscura”, se ha convertido en una moda entre los millonarios surgidos de Silicon Valley, quienes ahora ven el caribe como potencial refugio, para crear sus reinos.

De Gregor Macgregor, Cacique de Poyais al Rey de la isla del Cisne, Alonzo Adams

Gregor Macgregor en 18231 apareció en Inglaterra vendiendo acciones de su recién adquisición al rey de la Miskitia George Frederick, el que le entregó la desembocadura del rio Tico, la que hasta años atrás había formado parte de las avanzadas británicas en la costa norte de Honduras. Macgregor creo la República de Poyais, con su propia bandera, moneda constitución; dando de esta forma lugar a lo que se convirtió en una de las mayores estafas del siglo XIX.

El capitán Alonzo Adams asumió el control de las islas del Cisne en 1893 -conocidas también como Santanilla- previamente Estados Unidos las había declarado como suyas,  auto nombrándose  rey del las islas del Cisne, las a través del Acta del Guano (1853) todos los islotes e islas donde existirían yacimientos de guano.

Al estilo de Gregor Macgregor y del Rey Alonzo, aparecen una serie de libertarios estadounidenses y alemanes, entablando negociaciones con el régimen dictatorial de Juan Orlando Hernandez, tentados por los “beneficios” que ofrece  el estado fallido de Honduras, el que viene siendo aparentemente controlado por los carteles del narcotráfico; y en medio de la crisis por la pandemia de Sars II, intenta cuajar la destrucción del estado de Honduras para convertirlo en un sinnúmero de republiquetas y micro principados, que entre otras se dedicaran al lavado de activos a través de las criptomonedas.

Septiembre 28 de 2020.

Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

 

Fuente: OFRANEH

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend