Enfrentamos una campaña de racismo y discriminación promovida y alimentada por el propio estado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEn el marco del VI Encuentro Latinoamericano de Economía Solidario y Comercio Justo (RIPES) Managua abril 2015, organizaciones de Nicaragua y Honduras que hacen parte de Jubileo Sur/Américas se juntaron para participar y poder conjuntamente reflexionar sobre los basamentos y prácticas de la economía solidaria y la relación que esta tiene con los modelos de endeudamiento a nivel regional y global.

El compañero Selvin Benedit Lopez, de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH) nos compartió información sobre los procesos de lucha y resistencia que las comunidades Garífunas están librando en su país:

 OFRANEH

^6D5C4F0825C7E78BB03CD523BE762F4A5298D055E53504ACC6^pimgpsh_fullsize_distrLa Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH, Surgió en el año de 1978, como Federación del pueblo Garífuna de Honduras, compenetrándose en la defensa de sus derechos culturales y territoriales, con el propósito de lograr la sobrevivencia como cultura diferenciada. Fue la primera organización de base de los pueblos indígenas de Honduras, dedicándose a atender las necesidades inmediatas de nuestro pueblo.

Venimos luchando sobre las diferentes problemáticas que viven en nuestros territorios, las comunidades Garífunas estamos ubicados en la costa norte, concretamente en cinco departamentos: Desde el departamento de Puerto Cortez hasta Gracias a Dios, con 46 comunidades Garífunas. Llegamos a honduras en el año 1797, desde ese momento hemos vivido en un proceso de resistencia permanente, ya que históricamente ha habido una intención de exclusión hacia nosotros, un hecho que en la actualidad ha venido tomando mayores dimensiones.

^1BA8B0EDC672EF1B5E1FA066ED581C08795691ABA4A7497A4E^pimgpsh_fullsize_distrEn los últimos tres años hemos estado en un proceso de recuperación de nuestros territorios, dada la labor de lucha en tantos años, el año pasado hemos logrado presentar dos casos de denuncia en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que tiene que ver con el abuso y usurpación de nuestros territorios.

Nos encontramos en una lucha muy fuerte por la recuperación de uno de nuestros territorios: Vallecito, ubicado en la costa norte, departamento de Colón, municipio de limón, tiene una proporción de 1200 hectáreas y pertenece jurídica y legamente a las comunidades Garífunas.

Esta no es una lucha fácil, nos toca enfrentarnos con terratenientes, hay amenazas por el narcotráfico, esto está generando temor en la población, pero necesitamos denunciarlo; de hecho fue en esta zona en donde el año pasado se dio el secuestro de varios de nuestros compañeros de OFRANEH, dentro de ellos nuestra compañera Miriam Miranda.

^C687947A4B9E73FA3C6C556DDC72021913CE7DCF2C86B05419^pimgpsh_thumbnail_win_distrNos ubicamos en campamentos y vamos recuperando la forma organizativa de la comunidad, luchando por la permanencia de nuestras raíces ancestrales, por los derechos a construir nuestras formas de vida, a luchar por los recursos de nuestros territorios; pero claro que nos toca lidiar con los colones invasores, con el crimen organizado y con las fuerzas represivas del estado Hondureño.

Una de las instituciones que está detrás de estos ataques, es el Instituto Nacional Agrario (INA) que promueve las invasiones de parte de grupos colones, la intención no es de beneficiarlos, es más bien de utilizarlos para promover nuestra expulsión de nuestra propias tierras; estos grupos invasores tienen más de un año de estar rodeando nuestro territorio (Vallecito).

^BA7117BE570A7232A8617EDD93A4B4861A98B5B26B901ED21D^pimgpsh_thumbnail_win_distrEl mismo subdirector del INA se hizo presente en Vallecito con pretensiones de entregar tierras de nuestras comunidades a estos grupos, hecho que no permitimos, pero se nos agrava la situación de acoso y amenazas. El mensaje del estado Hondureño hacia nuestras comunidades es muy claro: ¨Los pueblos Garífunas no somos hondureños y son los grupos invasores los que tienen derecho de saquear nuestro territorio¨ claro que detrás de todo esto se busca dejar el espacio para los fines comerciales, un ejemplo producción de monocultivos, por ejemplo la Palma Africana, un cultivo que nos está depredando y acabando con los recursos en nuestros territorios.

Fuente: Comunicaciones Jubileo Sur/Américas

Fotos: Selvin Benedit

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend