Entrevista Giorgio Trucchi: Los procesos socio politicos de Mesoamerica en el contexto del Golpe de Estado en Honduras

Português, English, Français 

#HONDURAS10AÑOSDELUCHAS #GOLPEDEESTADO2009 #HONDURASRESISTE

En el marco de los 10 años del Golpe de Estado en Honduras, Jubileo sur/Américas comparte miradas de los que ha significado este hecho histórico para la región mesoamericana a partir de las impresiones de miembros de organizaciones que articulan la red.

Giorgio Trucchi, corresponsal de Rel-UITA, para Centroamérica, es un investigador y periodista que ha acompañado los procesos socio políticos de la región desde hace más de 20 años.

Considera que el golpe en Honduras, no fue sólo un golpe en contra del presidente Zelaya y de su supuesta y nunca probada intención de reelegirse (la Constitución lo prohíbe), sino contra el proceso de unidad e integración latinoamericana y de los pueblos y su principal instrumento el ALBA (de la cual Honduras era parte), además que Honduras fue un laboratorio que sirvió para afinar nuevas formas de golpe suave y así lo vimos en las años sucesivos en Paraguay, Ecuador y Bolivia (intentos fallidos) Brasil, y en los ataques desestabilizadores a Venezuela, Cuba y Nicaragua y que también contribuyó al reposicionamiento político-militar de EEUU en la región mesoamericana.

Para Trucchi estos fueron momentos muy intensos, de mucha movilización  y participación ciudadana, donde se percibía la posibilidad real de que un pueblo espontáneamente en resistencia pudiese hacer la historia con sus propias manos,  refundado a un país a través de un proceso constituyente surgido de los pueblos, fueron meses donde todo era posible y donde organizaciones de la sociedad civil, movimientos sociales, populares y políticos, sindicatos, estudiantes y población en general supieron hacer a un lado las diferencias y juntarse de cara a un objetivo común, haciendo tambalear los grupos facticos nacionales. Considera que fue una experiencia profesional y humana muy enriquecedora.

Giorgio reitera que Honduras fue un laboratorio para estudiar y afinar nuevas formas, menos  violentas y sangrientas de las del siglo pasado, para dar golpes de estado a gobiernos no alineados con las políticas de Washington y que compartían y comparten la idea de que en Latinoamérica existe la posibilidad de tener otro tipo de relaciones e intercambios políticos, económicos y sociales entre naciones y pueblos y que fue el inicio de una serie de ataques cada vez más contundentes a gobiernos progresistas y de izquierda, donde se llegó a afinar los instrumentos de criminalización y judicialización para acabar con dichas experiencias. Pero fue también el inicio de una nueva ofensiva contra los pueblos y movimientos organizados, así como contra aquellas instancias internacionales, como la UNASUR, CELAC, ALBA, Petrocaribe, que promueven la integración y desarrollo de América Latina y el Caribe, posicionándose como alternativa al Ministerio de las Colonias (OEA).

En su opinión los movimientos sociales siguen jugando un papel fundamental en cuanto a la propuesta de un modelo diferente del que imponen las fuerzas imperiales en el mundo y que, en Honduras, se ha ido profundizando después del golpe, ya que este  golpe fue una medida extrema para imponer el neoliberalismo, la precarización laboral, las privatizaciones y el extractivismo; además  para borrar cualquier intento de búsqueda de otro modelo donde las organizaciones sociales y los pueblos iban a desempeñar un rol importantísimo en la defensa de la tierra y los bienes comunes.

Finaliza afirmando que ¨Si hoy en día en Honduras han tenido que recurrir al fraude electoral, a la corrupción y al chantaje, a la represión y los asesinatos, como el de Berta Cáceres, para mantenerse en el poder, es porque el golpe generó también importantes anticuerpos en la sociedad y una movilización importante tanto a nivel político como social¨

 

La presente publicación ha sido elaborada con el apoyo financiero de la Unión Europea. Su contenido es responsabilidad exclusiva del Instituto Rede Jubileu Sul Brasil y Red Jubileo Sur/Américas y no necesariamente refleja los puntos de vista de la Unión Europea.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *