Entrevista: Sandra Quintela – Honduras 10 Años después del Golpe

Português, English

#HONDURAS10AÑOSDELUCHAS
#GOLPEDEESTADO2009
#HONDURASRESISTE

Sandra Quintela, Economista brasileña, integrante de la Red Jubileo Sur Brasil, nos comparte sus percepciones sobre las implicancias de los 10 años del Golpe en Honduras.

Secretaria JS/A: ¿Considera que este hecho produjo cambios en el escenario de la región latinoamericana? ¿Cuáles?

Sandra Quintela: 10 años después del golpe institucional de Honduras, producido en 2009, se dieron cambios en la región que todavía muchas de nosotras no logramos entender totalmente.  El golpe en Haití en 2004, antecedido por la tentativa de golpe en Venezuela en 2002, después el golpe de Paraguay en 2012 y en seguida el imaginable golpe en Brasil en 2016 profundizaron una agenda de perdidas democráticas de manera brutal. 

El proceso creciente de militarización, criminalización y judicialización de los luchadoras y luchadoras sociales por los derechos humanos es una realidad para Honduras como Brasil, así como en los países donde más se asesinan a estas y estos luchadores. 

El avance sobre los territorios garífunas, indígenas, campesinos, por medio de los avances de infraestructura a treves de  carreteras, puertos, aeropuertos, represas, etc. para garantizar la introducción de grandes proyectos de minerías, extracción petrolera, la introducción del monocultivo de palma, soya, o lo que sea, el turismo masivo a treves de los resortes y hoteles de lujo; todo eso contribuye para que la política de hacer golpes institucionales en la región proporcione que el modelo de desarrollo capitalista camine con más velocidad y amplitud en la región.

Destaco la situación de las mujeres, ya que el feminicidio crece en la región. Nos es casualidad el asesinato brutal de Berta Cáceres, en Honduras, de Marielle Franco en Brasil entre tantos otros casos.  La violencia domestica es otro indicador del crecimiento en este escenario de violaciones. Las mujeres en América latina siguen al frente de las luchas territoriales en el campo y en la ciudad. 

Secretaria JS/A: Desde su perspectiva ¿cuál es la relación con el modelo de imposición de golpes y las condiciones sociales, políticas y económicas de su país?

Sandra Quintela:  El marco institucional de garantías de derechos esta completamente comprometido en los días actuales.  Eso tiene mucho que ver con la coyuntura que los golpes institucionales permiten. Varios paquetes de privatizaciones fueran implementados, como la energía, la agua, la seguridad social, la educación, los bosques, etc, esto ha ocurrido en gran parte de los países de la región. La pérdida de soberanías es visible en muchos de nuestros países. En Argentina, por ejemplo, los préstamos del FMI – Fondo Monetario Internacional – son aproximadamente de U$ 57 mil millones, estos préstamos secuestra el futuro de la nación, sin posibilidad de decidir qué camino seguir, porque estos compromisos con los pagos de la deuda alteran el presupuesto nacional, y no permite atender a las reales necesidades de la gente.

La situación de Colombia, no solo con las nueve bases militares de Estados Unidos, también con la matanza de militantes todos los días, por una disputa tremenda de los recursos naturales y también por la disputa de un proyecto de sociedad.  Ni en Colombia, ni en Argentina sofrieron golpes institucionales, pero los golpes en Brasil y Paraguay en América del Sur proporciona una atmosfera de impunidad y también de liberación para que la burguesía pueda hacer lo que quiera hacer. En particular, en contra los intereses de los de abajo. De los y las trabajadoras que a cada día siente su vida cada vez más difícil de ser vivida.  Con la pobreza y la miseria tocando en la puerta.

Secretaria JS/A: ¿Cuál cree que es el rol de las organizaciones sociales en estos escenarios

Sandra Quintela: Es un reto muy importante para las organizaciones sociales en los días actuales se preguntar: ¿A dónde cometimos tantos errores? ¿Cómo no pudimos mirar desde los casos concretos como los pasados en Haití, Honduras y Paraguay que esto podrán ser ampliado para un país como Brasil que es la 8 economía del mundo?

El destino de la región depende mucho del camino que recorren los países centrales de la región, esto por su complejidad en la economía, el tamaño de la población, del territorio.  Para Mesoamérica, el camino que México recorre tiene una influencia directamente, por ejemplo, en su policita de migración, de exportación, de producción agrícola etc. En América del Sur, Brasil, Argentina y Venezuela orientan de alguna manera, el desarrollo socioeconómico de esta subregión. 

Si miramos desde el sur, nos encontramos en una situación muy compleja. En Argentina y Brasil con gobiernos de derecha y extrema derecha, la crisis en Venezuela y la posibilidad de nuevas tentativas de golpe poden generar un cuadro de instabilidad política más ampliado en la región. O sea, lo que pasa hoy en Honduras y Haití se puede ampliar para esta subregión. En el caso de Mesoamérica, los caminos que va seguir México precisan ser acompañados con cercanía.  ¿El gobierno mexicano puede ser un aliado para la crisis en Honduras y Haití? ¿Cómo pueden las organizaciones de la sociedad civil de ese país influenciar para que pueda ser un aliado frente a la política violenta de EUA en la región?  O sea, me parece que los desafíos son múltiples. Desde del fortalecimiento del trabajo de base, pero también de las construcciones de alianzas en los territorios nacionales y regionales.  La situación de América Latina y el Caribe exige un esfuerzo muy grande, de esta parte del mundo. ¡vamos precisar de todas y todos, alianzas tácticas y estratégicas con los diversos actores y actrices en la región!

 

La presente publicación ha sido elaborada con el apoyo financiero de la Unión Europea. Su contenido es responsabilidad exclusiva del Instituto Rede Jubileu Sul Brasil y Red Jubileo Sur/Américas y no necesariamente refleja los puntos de vista de la Unión Europea.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *