Especial Haití: Ahora Martelly dice que no abandonará el cargo / Se agrava la crisis y mañana habrá marcha opositora

unnamed

Resumen Latinoamericano /28/01/2016, Puerto Príncipe.

El presidente de Haiti, Michel Martelly, advirtió hoy de que no entregará el poder “a los que no quieren ir a las elecciones” y dijo que, si no se logra un acuerdo antes del 7 de febrero, cuando concluye su gestión, “no dejaré que el país entre en una situación de vacío de poder e inseguridad”.

Los sectores de la oposición han anticipado que mañana viernes se realizará “una gran respuesta a la prepotencia de Martelly, movilizados en las calles”.

Por su parte el gobernante dijo en un acto público que esta “dispuesto” a “sacrificarse” por el país y permanecer en la Presidencia.

Haití debió celebrar el pasado domingo la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que fueron aplazadas dos días antes por el Consejo Electoral Provisional (CEP) ante la situación de violencia provocada por las demandas de fraude.

A la segunda vuelta de las presidenciales habían llegado el candidato oficialista, Jovenel Moise, y el opositor, Jude Celestin, que se negó a participar por el supuesto fraude en la primera ronda celebrada el pasado 25 de octubre.

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó ayer enviar a Haití una misión especial de mediación en el conflicto político y social del país, una medida solicitada por el presidente haitiano, Michel Martelly, para “preservar la institucionalidad democrática”.

También ayer, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) designó una misión de cancilleres para conocer la situación electoral de Haití a petición del Gobierno de ese país caribeño.

Martelly llama a nombrar nuevos miembros del órgano electoral en medio crisis

El presidente haitiano, Michel Martelly, invitó a los sectores con representantes en el Consejo Electoral Provisional (CEP), encargado de organizar los comicios, a nombrar otros representantes ante ese ente en medio de la crisis electoral que vive el país, informó hoy el diario local Nouveliste.

Los sectores con representantes en el CEP son las iglesias, la prensa y las organizaciones de los derechos humanos.

Estos sectores son los encargados de nombrar a los miembros del CEP, cuya confirmación dependerá de un decreto firmado por Martelly que, sin embargo, favorece la continuación de los actuales miembros del órgano electoral, a los que la oposición acusa de la crisis política.

El organismo electoral está prácticamente desmantelado, pues actualmente está compuesto solo por tres de sus nueve miembros titulares, ya que cinco han renunciado y uno fue suspendido bajo acusaciones de corrupción.

No obstante, el CEP informó hoy de que Yollete Menguale, suspendido tras ser acusado de supuestamente recibir 15.000 dólares de parte de un excandidato a diputado para lograr su elección en los comicios legislativos del año pasado, se incorporará a su puesto de trabajo, si bien no ofreció más detalles.

Haití atraviesa por una crisis electoral que obligó al CEP a suspender el pasado viernes la segunda vuelta de los comicios presidenciales previstos para el 24 de enero y ahora sin fecha definida.

La oposición exige una nueva comisión que verifique los resultados de la primera vuelta celebrada en octubre, un nuevo Gobierno y un CEP renovado.

Por su parte, el candidato oficialista, Jovenel Moise, quiere que sigan adelante los comicios.

A las elecciones previstas para este domingo estaban convocados Moise y el opositor Jude Celestin, quien se negó a participar en el balotaje por el supuesto fraude cometido en la primera ronda celebrada el pasado 25 de octubre.

Moise fue el candidato más votado en la primera vulta de las elecciones, pero catalogadas de “fraudulentas” por la oposición, que se niega a aceptar esos resultados.

Una comisión independiente nombrada por Martelly para investigar esos comicios también determinó que el proceso estuvo plagado de “serias irregularidades”, al tiempo que recomendó una serie de medidas como el sometimiento a la Justicia de funcionarios electorales y la elaboración de una nueva lista de votantes.

Martelly concluye su mandato el próximo 7 de febrero.
La oposición haitiana acusa a Martelly de querer empeorar crisis electoral

27 ene 2016
La oposición haitiana acuso  al presidente del país, Michel Martelly, de querer empeorar la crisis electoral que vive la nación tras el aplazamiento sin fecha de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.
La oposición se refiere concretamente a la invitación de Martelly a los sectores con representantes en el Consejo Electoral Provisional (CEP), encargado de organizar los comicios, para que nombren otros representantes ante ese ente en medio de la crisis electoral que vive el país.

Joel Vorbe, miembro de la directiva del partido Familia Lavalas, del expresidente del país Jean Bertrand Aristide, declaró a la prensa que Martelly “parece que no entiende que su mandato acaba en unos días”.

Por su parte, Gerald Germain, asesor político del candidato presidencial opositor, Jude Celestin, declaró que “solo con negociación es que podemos avanzar. La hora para decisiones unilaterales ya paso, y el señor Martelly tiene que entender”.

A su vez, Samuel Madistin, del grupo opositor G-8, dijo que “es muy desafortunado que el presidente quiera empeorar la crisis a pocos días del fin de su mandato”.

“Nosotros queremos elecciones pero con un nuevo Consejo (electoral) y un nuevo Gobierno”, señaló.

Los sectores con representantes en el CEP son las iglesias, la prensa y las organizaciones de los derechos humanos.

Estos sectores son los encargados de nombrar a los miembros del CEP, cuya confirmación dependerá de un decreto firmado por Martelly que, sin embargo, favorece la continuación de los actuales miembros del órgano electoral, a los que la oposición acusa de la crisis política.

El organismo electoral está prácticamente desmantelado, pues actualmente está compuesto solo por tres de sus nueve miembros titulares, ya que cinco han renunciado y uno fue suspendido bajo acusaciones de corrupción.

No obstante, el CEP informó hoy de que Yollete Menguale, suspendido tras ser acusado de supuestamente recibir 15.000 dólares de parte de un excandidato a diputado para lograr su elección en los comicios legislativos del año pasado, se incorporará a su puesto de trabajo, si bien no ofreció más detalles.

Haití atraviesa por una crisis electoral que obligó al CEP a suspender el pasado viernes la segunda vuelta de los comicios presidenciales previstos para el 24 de enero y ahora sin fecha definida.

La oposición exige una nueva comisión que verifique los resultados de la primera vuelta celebrada en octubre, un nuevo Gobierno y un CEP renovado.

El candidato oficialista, Jovenel Moise, quiere que sigan adelante los comicios.

A las elecciones previstas para este domingo estaban convocados Moise y el opositor Jude Celestin, quien se negó a participar en el balotaje por el supuesto fraude cometido en la primera ronda celebrada el pasado 25 de octubre.

Moise fue el candidato más votado en la primera vuelta de las elecciones, pero catalogadas de “fraudulentas” por la oposición, que se niega a aceptar esos resultados.

Una comisión independiente nombrada por Martelly para investigar esos comicios también determinó que el proceso estuvo plagado de “serias irregularidades”, al tiempo que recomendó una serie de medidas como el sometimiento a la Justicia de funcionarios electorales y la elaboración de una nueva lista de votantes.

____________________________________________________________

Haití. “No obedeceremos”

Por ONGs haitianas

Declaración de ONGs haitianas sobre elecciones en Haití
En esta declaración, escrita la víspera del aplazamiento de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 24 de enero, 68 organizaciones de base en Haití exigen una llamada urgente a la solidaridad con su lucha por unas elecciones libres y justas, por dignidad, y por justicia.

Esta declaración se escribió mientras decenas de miles de haitianos se lanzaron a la calle – desafiando a la muerte, el gas lacrimógeno, las palizas y la tortura policial – para exigir la anulación de las elecciones fraudulentas que dieron ventaja en las carreras legislativas y presidenciales a los candidatos elegidos a dedo por el presidente Michel Martelly.

El aplazamiento de las elecciones presidenciales fue una victoria dramática duramente ganada por el movimiento popular, que insistía en que no se celebraran nuevas elecciones hasta que no se pudiera garantizar que fueran libres, justas, y democráticas.

La lucha por el derecho a voto y para que todos los haitianos puedan participar en el proceso político continúa.

Tenemos el honor de hacer circular este poderoso mensaje.

“NO OBEDECEREMOS”

Una llamada a la solidaridad del movimiento popular haitiano.

Tras reflexionar sobre la lucha por el derecho al voto liderada por el Dr. Martin Luther King, Jr.m y por tantos otros valientes luchadores por la justicia hace 50 años en los EE.UU; sobre la lucha por el principio “una persona, un voto” guiada por los camarades de Mandela en Sudáfrica; tras reflexionar sobre todas las luchas que hay en el mundo, llegamos a la conclusión de que un pueblo no es soberano si no tiene el derecho al voto. Nadie puede conservar su dignidad si su voto no cuenta. Como dijo el presidente Aristide: “¡Si no protegemos nuestra dignidad, nuestra dignidad se escapará de nosotros!” Esa es la razón de nuestra lucha y por eso pedimos a la gente luchadora de todo el mundo que se solidarice con nosotros.

Seis años después del terremoto que sacudió nuestro país, causando la muerte de cientos de miles de haitianos, nosotros, las organizaciones haitianas, en un contexto de reflexión, nos quitamos el sombrero y humildemente decimos a los pueblos por todo el planeta que abrieron su corazón a nosotros, “no hemos olvidado vuestros actos de solidaridad.” El impulso por compartir manifestado por todo el mundo debería haber ayudado al pueblo haitiano a la hora de reconstruir su medio ambiente y sus vidas. ¡Lástima! A día de hoy, nada ha cambiado para la mayoría. Echando sal a la herida, unos personajes descarados, esclavistas locales, apoyados por varias organizaciones internacionales, se apropiaron de los fondos de reconstrucción.

Justo después del terremoto, esas organizaciones se aprovecharon de nuestro momentáneo estado de desolación y ocuparon el espacio político. Hoy, el pueblo haitiano está implicado en una lucha para reclamar ese espacio y ejercer su derecho al voto. Los mismos que se apropiaron del dinero para la reconstrucción quieren impedir que el pueblo elija su gobierno, en una conspiración a gran escala para seguir saqueando los recursos de nuestro país. Los colonialistas locales, junto con colonialistas internacionales, y gracias a numerosas estratagemas diseñadas para eliminar al pueblo de la ecuación política, forzaron a la gente a aceptar medidas contra sus intereses. Cargos oficiales sin ninguna legitimidad implementaron planes de destrucción urbana y de apropiación de tierras, atacando tanto a la clase obrera como a las más pobres, llevando al país al borde del colapso. La resistencia popular ralentizó el “aparato del terror,” impidiéndoles completar este programa. Ahora quieren poner todavía más cargos en las cúpulas del gobierno para continuar con su asalto.

La evidente violencia perpetrada en Ile-a-Vache, las terribles masacres perpetradas contra el pueblo de Arcahaie, la masacre continua del pueblo de Cité Soleil solamente porque manifiestan su deseo de poder votar, así como varios actos de agresión cometidos por todo el país, con el contexto de apropiación de tierras, o de supresión de votantes, convencen al pueblo haitiano de que están luchando por su propia existencia. Decimos NO, NO OBEDECEREMOS A AUTORIDADES ILEGÍTIMAS. La defensa propia es una ley universal. La desobediencia civil es un derecho universal aceptado cuando un pueblo se enfrenta a un régimen ilegal. El derecho a elegir un gobierno está universalmente aceptado como la forma que tiene un pueblo de proteger su existencia. Hoy, confrontados por el peligro que presentan los colonialistas locales e internacionales, el pueblo haitiano ha comenzado el movimiento RESISTENCIA POR EXISTENCIA (RESISTIR PARA EXISTIR ). Exigen solidaridad entre los pueblos de todo el planeta. El plan de los colonialistas locales e internacionales no es un terremoto, pero ha causado mucho más daño a nuestro país.

Nuestra experiencia de estos últimos seis años desde el terremoto es muy similar a la experiencia de otros países pequeños con recursos naturales y humanos. Los agentes internacionales saquean, tienen orgías, mientras los medios internacionales hacen la vista gorda ante las mentiras que difunden “sus” embajadores en el nombre de su país. El ejército haitiano, que ahora se está reconstruyendo para oprimir al pueblo, es un regalo de la Organización de Estados Americanos (OEA) al pueblo haitiano. La epidemia de cólera y la sangrienta y corrupta policía haitiana fueron regalos de las Naciones Unidas (ONU) al pueblo haitiano. Los medios están callados, mientras nuestro país está al borde del colapso total. Decimos NO, NO OBEDECEREMOS. No cavaremos nuestras propias tumbas. Preferimos decir la verdad y destapar la conspiración.

//www.rebelion.org/noticia.php?id=208240

____________________________________________________________________

UNOS ELEMENTOS PARA ENTENDER LA COYUNTURA POLÍTICA DE HAITÍ.

Puerto Príncipe 21 de Enero 2016

Informe: Jean Batiste Chavanes

Haití se encuentra bajo una crisis global de carácter crónico. Pero la situación se agrava en los últimos años sobre todo desde la llegada del Gobierno de Martelly una imposición de la comunidad internacional a través de la OEA y la embajada de Estados Unidos para defender intereses extranjeros. El presidente Martelly debería organizar elecciones locales desde su llegada al poder en 2011 pero empezó un proceso dilatorio para crear una base popular antes de organizar estas elecciones que todavía no se han realizado. También tenía que organizar elecciones para una tercera parte del Senado en 2012 y otra tercera en 2014, decidió de no hacerlas. El país está pagando las consecuencias hoy.

Al interior de este proceso dilatorio hay las maniobras del presidente para montar e imponer un consejo electoral su servicio. Gracias a la resistencia de unos sectores de la sociedad llegaron a un acuerdo para la formación de un nuevo gobierno y un consejo electoral provisional con personalidades elegidas por unos sectores de la sociedad al principio del año 2015. Pero el presidente Martelly llegó a manipular todo.

Por ejemplo llegó a controlar por lo menos 6 de los 9 miembros del Consejo Electoral Provisional a pesar de que los miembros fueron delegados en principio por unos sectores de la sociedad (Iglesia católica, iglesia protestante, el sector privado, los sindicatos, las organizaciones de mujeres, el vodú y las organizaciones campesinas, la prensa, la universidad). Este consejo electoral empezó el proceso electoral en Marzo 2015.

Por otro lado el país conoce hoy un desastre económico. Por ejemplo, la gourde (moneda nacional pasó de 43 por un dólar a 60 por un dólar. Tenemos una tasa de inflación de más de 10%. El país producía solamente 40% de sus alimentos. En 2015, hemos producido a penas 20% de nuestros alimentos porque había una sequía muy grave. En unas regiones, no había lluvia mientras 11 meses.

Al principio del año 2016, salió una información muy grave sobre la pérdida total de la producción de Sorgo con una enfermedad nueva que tiene que ver, tal vez, con la crisis climática. Se trata de un cereal muy importante en la alimentación de las familias campesinas.

El mandato del presidente Martelly termina constitucionalmente el 7 de Febrero 2016. Todavía, a pesar del golpe de estado electoral del 9 de Agosto y del 25 de Octubre, es cierto que Martelly y el « Core Group » no van a poder imponer el candidato del poder que es Jovenel Moise. En los resultados falsos proclamados por el CEP apareció Jovenel Moise y Jude Celestin para la segunda vuelta.

La crisis política, afortunadamente, va a continuar si los sectores de la sociedad haitiana no llegan a un acuerdo político porque no hay soluciones constitucionales.

2 – EL ESTADO DE LA CRISIS POLÍTICA EN HAITÍ.

2.1 – Las elecciones del 9 de Agosto 2015.

El CEP decidió de organizar las elecciones en 3 vueltas, algo muy extraño. La primera vuelta para el parlamento el 9 de Agosto, la segunda vuelta para el parlamento y la primera vuelta para las elecciones presidenciales y municipales el 25 de Octubre y el 27 de Diciembre para la segunda vuelta de las presidenciales y las elecciones locales.

El 9 de Agosto fue la primera vuelta. El gobierno de Martelly movilizó todas las instituciones del Estado al servicio de su partido político: Los tribunales, la policía, el Consejo electoral y también los fondos públicos. Fue una jornada de violencia y de fraudes para el acaparamiento del parlamento. No se trataba de elecciones pero de un golpe de estado electoral contestado por el sector político y casi todos los sectores de la sociedad. El consejo electoral utilizando métodos ilegales, declaró que 8 diputados y 2 senadores fueron elegidos. También anuló las elecciones en más de 25 circunscripciones debido al nivel de violencia. Debería hacerlo en más de 60.

Después de constatar esta situación hemos entendido que las elecciones no son posibles con el gobierno de Martelly tampoco con este Consejo Electoral Provisional sometido a la voluntad del gobierno y de la comunidad internacional. Casi todos los candidatos admitieron que se trataba de una mascarada y la segunda vuelta no fue posible sin correcciones profundas en la máquina electoral y el castigo de los autores de este brigandaje. También las instituciones del Estado ( tribunales, policía) tenían que mantener la neutralidad.

Todas las instituciones nacionales que observaron a las elecciones decían que había violencia y fraudes enormes. Pero los observadores de la OEA y de la Unión Europea decían que las elecciones son aceptables. Las embajadas del “Core Group” dijeron que las elecciones fueron buenas y que hay que seguir adelante. El “ Core Group” se compone de : Brasil, Estados Unidos, Canadá, Francia, Unión Europea y la MINUSTAH. Este grupo está decidiendo por el Pueblo haitiano porque puso el dinero para la realización de las elecciones.

A pesar de que no había ningún cambio en las causas que han generado violencias y fraudes, la mayoría de los candidatos a la presidencia que estaban pidiendo correcciones en el proceso decidieron ir adelante. Fue un error pero la resistencia pudo cambiar la situación.

2.2 – El 25 de Noviembre 2015.

Si la primera vuelta fue para parlamentos solamente, el 25 de Noviembre se tenía la segunda vuelta por diputados y senadores, la primera vuelta para las presidenciales y elecciones municipales.

Frente a las críticas a la comunidad internacional que apoya al gobierno de Martelly en este proceso de golpe electoral, el secretario del Estado de Estados Unidos vino a Haití para decir al gobierno: no a la violencia. Martelly cambió de tácticas.

No había violencias masivas, las elecciones pasaron en calma aparente. Pero los fraudes fueron masivos. El poder desarrolló muchas estrategias para robar, modificar los resultados en las urnas y en lo llamado: “Centro de Tabilización” donde se fabrican “electos” a todos los niveles. Todos los documentos después de las operaciones electorales tienen que llegar en este Centro que la opinión pública llama: Centro de tribulación.

Después de las operaciones electorales callan informaciones sobre los métodos de fraudes y irregularidades. Conforme al decreto de ley electoral, se establezcan tribunales electorales a 3 niveles : Municipal (BCEC) Departamental (BCED) y Nacional (BCEN) compuestos de 2 personalidades de la máquina electoral y 3 jueces donde los candidatos pueden venir para pedir justicia con pruebas en las manos. Pero se trata de un mercado para comprar puestos (Mayores, diputados, senadores) con montón de dólares. Se puede pagar hasta cien mil dólares para ser senador, hasta sesenta mil para ser diputado. Conocemos un caso donde un candidato pagó cincuenta mil dólares para un puesto de Mayor.

3 – Crisis electoral post 25 de Noviembre.

En la tarde de la jornada electoral empezaron las protestaciones contra los fraudes masivos organizados por el poder a favor del candidato oficial a la presidencia ( Jovenel Moise). El día siguiente se formó : El GRUPO 8. Se trata de un grupo de 8 candidatos a la presidencia que se juntan para pedir : LA CREACIÓN DE UNA COMISIÓN INDEPENDIENTE DE VERIFICACIÓN DE LOS VOTOS para establecer la verdad sobre los resultados de las elecciones antes de la segunda vuelta prevista el 27 de Diciembre 2015.

Pero después de la creación de la comisión de evaluación, el consejo electoral anunció que suspende fecha de las elecciones sine die.

Unos días después se formaron otro grupo de 30 candidatos a la presidencia, otros grupos de candidatos víctimas en las elecciones municipales y legislativas a través de todo el país. Y ya había un grupo de 4 candidatos a la presidencia y otras personalidades que estaban pidiendo la anulación del proceso electoral y el establecimiento de un gobierno de transición.

Todos estos grupos estaban protestando y pidiendo o la anulación o la verificación de estas dichas elecciones. Dos candidatos a la presidencia decidieron de ir al BCEN (OFICINA DE CONTENCIOSO ELECTORAL NACIONAL) para pedir una verificación de los atestados en el Centro llamado Centro de Tabilización donde se hace la verificación y la compilación de los atestados para preparar los resultados. Este Centro tiene un poder sin límites para fabricar lo que quiere a favor que quien le gusta.

Efectivamente el BCEN aceptó de ir al Centro de “Tabilización” donde se ha tomado muestras para estudiarlas. Los resultados demuestran que había fraudes y irregularidades graves. A partir de eso, casi toda la sociedad haitiana pide de ir mas adelante para saber que pasó realmente el 25 de Octubre y el 9 de Agosto en las urnas.

Bajo mucha presión no solamente de los candidatos y partidos políticos pero de casi todos los sectores de la sociedad haitiana, le presidente Martelly decidió de crear una comisión presidencial para hacer una evaluación del proceso electoral. Esta comisión tenía 3 días para evaluar y producir su informe. Los grupos que han reclamado una comisión independiente no aceptaron la formación de una comisión presidencial y dijeron que iban a rechazar cualquier resultado del trabajo de esta comisión. Después de la creación de la comisión de evaluación, el CEP anunció que suspende la fecha de 27 de diciembre para la organización de la tercera vuelta sine die.

Esta dicha comisión presidencial independiente decidió de verificar 15 % de los atestados de las elecciones presidenciales. Los resultados han demostrado que solamente 8% de estos atestados eran correctos. Del trabajo de los técnicos empleados por la comisión salieron estos datos que salen en el informe final :

1 – Mas de 57% de los votos contados no tienen firmas de los votantes.

2 – Mas de 30 de los votos contados no tienen relaciones con ninguna carta de identificación nacional.

3 – Mas de 46 % de los números que aparecen sobre las listas son falsas.

4 – Más de 43% de los atestados controlados llevan tachaduras y modificación de cifras.

Hay muchas otras cifras que demuestran muy claramente que estas elecciones no son válidas. El informe de la comisión no toma en cuenta en sus conclusiones de estas verdades pero dijo cosas importantes que los contestadores utilizan para pedir de nuevo una verificación total del proceso. Otros sectores piden la anulación total de estas dichas elecciones. Se trata de una mascarada.

La comisión dice que el consejo electoral pierda la confianza de la sociedad porque hay mucha acusación de corrupción. En sus conclusiones, la comisión pide la continuación del proceso pero las autoridades deberían hacer unas cosas para dar confianza en el proceso. Por ejemplo :

– Cambios en la máquina electoral a todos los niveles.

– El consejo electoral no inspira confianza para continuar el proceso sin poner el peligro la estabilidad del país.

– Profundizar el proceso de evaluación empezado por la comisión pero no tenía bastante tiempo para ir más adelante.

– Hacer una verificación profunda de las elecciones parlamentarias.

– Establecer un proceso de diálogo con todos los actores políticos y otros de la sociedad para encontrar una solución negociada a la crisis electoral.

Los actores políticos piden la aplicación de las recomendaciones de la comisión a pesar de que no han reconocido la creación de la comisión.

4 – Los últimos acontecimientos al principio de 2016.

El 2 de Enero el presidente Martelly anunció que las elecciones se harán el 17 de Enero 2016. La comisión presidencial independiente entregó su informe al presidente Martelly el día siguiente. El 3 de Enero, el consejo electoral escribe al presidente para decir que no es posible organizar la tercera vuelta de las elecciones en esta fecha de 17 de Enero.

El 4 de Enero, el CEP fue convocado al Palacio nacional donde recibió presión del presidente y aceptó de organizar estas dichas elecciones el 24, una semana después. De inmediato, el Core Group apoyó la fecha. El presidente Martelly no toma en nada las recomendaciones de la comisión que el mismo creó para evaluar las elecciones del 25 de Octubre.

Jude Celestin al que los resultados pusieron en segunda posición hizo un mensaje a la nación el lunes 18 de Enero diciendo oficialmente que no iba a participar en la mascarada de domingo 24. El consejo electoral avanzó sin parar mientras que pasó de 9 a 5 miembros activos porque 2 renuncian y 2 deciden no participar en la preparación de las “elecciones” del Domingo 24. Según el decreto de ley electoral, 6 son necesarios para firmar los resultados.

El domingo 10 de enero entraron al parlamento 92 “diputados ya electos” sobre 119 que normalmente componen la cámara de diputados. Fue un acto ilegal porque deberían entrar el Lunes pero tenían miedo de la movilización popular. Además según el decreto electoral no podrían entrar en parte. Tendrían que esperar los demás que todavía por razones de violencia no había elecciones en sus circunscripciones.

Al Senado, el 11 de Enero entraron 14 “senadores “sobre 20 que deberían entrar para completar el cuerpo compuesto de 30. Faltan 6 para las mismas razones que los diputados que faltan. Los que entran son ilegales también y no tienen legitimidad.

El Lunes 11, en las calles de Puerto príncipe empezaron de nuevo las movilizaciones con miles de personas. Los manifestantes quemaron 2 vehículos y atacan a otros. Las demandas son las mismas:

· Suspensión del proceso electoral para domingo 24.

· Anulación total de todo el proceso electoral.

· Salida del presidente Martelly el 7 de febrero.

· Verificación de los votos.

· Instalación de un gobierno de transición o provisional.

La movilización va a seguir toda la semana y después hasta la salida de Martelly del Palacio nacional en 7 de Febrero.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *