Haití. Red de DD.HH: «Los dos últimos decretos de Jovenel Moïse, un intento de establecer una milicia represiva”

Resumen Latinoamericano, 18 de diciembre de 2020.

«Todos los decretos inconstitucionales de Jovenel Moïse reflejan claramente la voluntad del régimen del Partido Haitiano {tèt kale} (Phtk) de restaurar la dictadura en Haití, desafiando los logros democráticos”

Los dos últimos decretos del presidente Jovenel Moïse, creando la Agencia Nacional de Inteligencia (Ani) y organizando el fortalecimiento de la seguridad pública, constituyen un intento de establecer una milicia política en Haití, advierte el Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (Rnddh), en un informe que dio a conocer a la agencia online AlterPresse.

Con esta decisión, Jovenel Moïse se muestra «como un depredador de los derechos humanos y un dictador probado», estima el Rnddh. Estos mecanismos, puestos en marcha por el presidente, tendrían como objetivo en particular reprimir las manifestaciones contra el gobierno y frenar la voluntad del pueblo haitiano de desafiar su presencia al frente del país, al final de su mandato el 7 de febrero de 2021.

«Esta forma de proceder del Presidente de la República conduce al país a un estado real de excepción, donde, en nombre de la» razón de Estado «, los derechos y libertades, amparados por instrumentos de protección nacionales, regionales e internacionales los derechos humanos están simplemente suspendidos o incluso prohibidos ”. La Red Nacional para la Defensa de los Derechos Humanos llama a levantar y movilizar todas las fuerzas del país, para obligar a Jovenel Moïse a «retirar todos sus decretos inconstitucionales, que reflejan claramente la voluntad del régimen del Partido Haitiano». kale (Phtk) para restaurar la dictadura en Haití, desafiando los logros democráticos ”.

La Agencia Nacional de Inteligencia (ANI): un golpe de Estado contra la PNH, los juzgados y tribunales de Haití

La organización de derechos humanos ve el decreto, creando la Agencia Nacional de Inteligencia, como un golpe orquestado contra la Policía Nacional de Haití y los juzgados y tribunales de la República. Como prueba, Jovenel Moïse quisiera otorgar a ANI poderes extrajudiciales, que le permitirían cumplir con las tareas reservadas a la justicia y la policía, argumenta la Rnddh, lamentando los plenos poderes que le otorgó el presidente, fuera de cualquier marco legal e institucional. La ANI podría «recibir y ejecutar la orden de instrucción para la justicia, aprehender a las personas buscadas por la autoridad judicial y llevarlas ante los órganos competentes», señala el artículo 5, párrafo 23.

Los dos decretos presidenciales se publicaron en un contexto en el que el parlamento haitiano ha sido disfuncional desde el lunes 13 de enero de 2020. La Agencia Nacional de Inteligencia, que el régimen político gobernante de Tèt Kale quisiera establecer en Haití, constituye un peligro real para el respeto de los derechos y libertades fundamentales, garantizados y protegidos por la Constitución, leyes, tratados y convenciones internacionales, ratificados. por Haití, advirtió la organización de derechos humanos Fondasyon je klere (Fjkl), en un informe.

Los dos decretos de Jovenel Moïse son contrarios a ciertos principios de la democracia, el estado de derecho y los derechos civiles y políticos de los ciudadanos, denunció también el Core Group en un comunicado. Se podrían hacer modificaciones al decreto que establece la ANI. Se solicita a la Oficina de Protección al Ciudadano y al Ciudadano (Opc), en este sentido, que arroje luz sobre este nivel, anuncia Guichard Doré, uno de los asesores del presidente Jovenel Moïse, tras el clamor provocado por estos dos decretos.

 

Fuente: Resumen Latino Americano

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend