Entrevista Zulma Larin: 10 Años Después Del Golpe y los cambios sustanciales en la regiòn mesoamericana

Português, English, Français 

#HONDURAS10AÑOSDELUCHAS
#GOLPEDEESTADO2009
#HONDURASRESISTE

Zulma Larin, coordinadora de la Red de Ambientalistas Comunitarios de El Salvador (RACDES) miembros de la Red Jubileo Sur/Américas, nos comparte sus percepciones sobre las implicancias de los 10 años del Golpe en Honduras.

Secretaria JS/A: ¿Considera que este hecho produjo cambios en el escenario de la región latinoamericana? ¿Cuáles?

Zulma: 10 años después del golpe de Estado claro, que hay cambios sustanciales en la región mesoamericana; estos escenarios cambiaron en cierta manera para el pueblo hondureño que  se ha puesto más difícil las luchas en el sentido de que la criminalización a los defensores/as de los Derechos Humanos aumento, la imposición de modelos como experimentos de desarrollo se han concretado en Honduras como por ejemplo las ciudades modelos; La implementación de los programas de Ajuste Estructural, se implementan con tanta facilidad para que las empresas transnacionales se fortalezcan en su apropiación de los medios de vida y sus inversiones no tengan ninguna dificultad en su desarrollo.

La pobreza estructural sigue siendo una realidad en la vida del pueblo hondureño antes, durante y después de 10 años de golpe y que este pueblo sigue luchando  cada día por mejores condiciones de vida al igual que todo el pueblo mesoamericano.

Los problemas de tenencia de la tierra se han agudizado, lo que ha provocado múltiples complicaciones, y una guerra no declarada entre el régimen y los campesinos. El tratado de libre comercio con Estados Unidos le ha puesto precio a todo en el agro, y con ello, ha condenado al hambre a millones de personas. La descripción insensible de que “viven con menos de dos Dolares al día”, queda al descubierto  frente a lo que en la realidad significa la miseria para este  país,  4 de cada 10 personas que viven en pobreza extrema.

En la geopolítica mundial han sido un  experimento del imperialismo para potenciar otros golpes a nivel latinoamericano como ejemplo Venezuela y Nicaragua; Estos golpes se le llama golpes suaves dentro del juego de las democracias disfrazadas de buenas voluntades y haciendo creer a los pueblos que las democracias al estilo norteamericano deben ser las recetas para todo el mundo

Estos diez años no han pasado sin un gran costo para los hondureños. Con el golpe consumado, los Estados Unidos se plantearon la destrucción de los Estados que ellos consideran parias, y Honduras es uno de esos. Al gobierno golpista de Lobo Sosa llegó como asesor, Paul Roemer, como profeta de las ciudades modelo (Charter Cities), con la intención de desmembrar el país en un conglomerado de regiones autónomas, bajo dirección privada. Mientras tanto, se lanzó una campaña sin precedentes de privatización, destrucción de los gremios, la precarización del trabajo, despojó de los recursos naturales y la proliferación de la violencia.

Es que en diez años, el pueblo hondureño ha dado muchas batallas; ha tenido victorias electorales contundentes, que no ha podido materializar, y hoy, su capacidad de movilización, resistencia y lucha, son formidables. Sin llegar a un punto ideal, la “cuestión hondureña” está lejos de resolverse en una elección, si antes no se termina con el golpismo.

Secretaria: Desde su perspectiva ¿cuál es la relación con el modelo de imposición de golpes y las condiciones sociales, políticas y económicas de su país?

Zulma: Yo creo que estas son recetas que el imperialismo somete a los pueblos tocando la parte más frágil que tiene que ver con la pobreza y las migraciones que hacen los pobres buscando tener el sueño americano y de estas formas se agarra el imperio para someter a los gobiernos a lo que ellos quieren y deciden hacer como experimento en nuestros pueblos. La receta es pareja para toda Mesoamérica más sin embargo a cada país lo experimentan de diferente forma.

Para las potencias económicas tanto europeas, chinas y norteamericanas somos una región geopolíticamente importante para el desplazamiento de sus mercancías así como también para el despojo de nuestros bienes naturales, culturales y económicos.

Aún seguimos siendo laboratorios en nuestras regiones para la imposición de programas, modelos y diferentes formas de controlar nuestras raíces culturales, de género y económicas para seguir imponiendo sus recetas y violentando la soberanía nacional de cada pueblo despojando así las espiritualidades de cada pueblo en la región.

Secretaria JS/A: ¿Cuál cree que es el rol de las organizaciones sociales en estos escenarios

Las organizaciones en sus diferentes expresiones estamos llamadas a seguir construyendo esfuerzos organizativos en la región para defender los bienes estratégicos que aún tenemos como patrimonio; Agua, salud, seguridad y educación, culturas y espiritualidades.

Recuperar nuestro patrimonio cultural ancestral  como pueblo debe ser una apuesta estratégica en  nuestra región.

La unidad clasista una necesidad urgente para fortalecer las luchas en la región. Los Pueblos Mesoamericanos debemos juntarnos nuevamente para afianzar las apuestas en común a favor de la vida y la integración de Los Pueblos.

La presente publicación ha sido elaborada con el apoyo financiero de la Unión Europea. Su contenido es responsabilidad exclusiva del Instituto Rede Jubileu Sul Brasil y Red Jubileo Sur/Américas y no necesariamente refleja los puntos de vista de la Unión Europea.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *