La nacionalización de Minera Panamá es la única alternativa seria

Todo lo actuado en torno a esta empresa minera está cargado de corrupción y manejos contra los derechos del pueblo panameño y sus recursos naturales: la tardanza de casi dos décadas de la Corte Suprema de Justicia para emitir un fallo de inconstitucionalidad, y la tardanza de casi un lustro de los gobiernos en publicar el fallo en la Gaceta.

A decir del economista Felipe Argote, mientras el gobierno de Cortizo-PRD “negociaba” el nuevo contrato, la mina vendió más de US$3,000 millones en 2021 y tuvo una utilidad de US$1,400 millones. Desde enero de 2022, cuando el presidente anunció los términos del nuevo contrato, del cual solo faltaba la redacción, a diciembre de 2022, la mina vendió otros US$2,200 millones (superando los US$5,000 millones en dos años), mientras el estado panameño ha obtenido cero (0) dividendos.

Según el diario La Prensa (19/12/22), desde que asumió el actual gobierno en 2019 a la fecha, FQM (First Quantum Minerals) ha obtenido ganancia bruta por US$3,423 millones, de los cuales nuestro país sólo ha recibido US$59.8 millones. Ese contrato es peor que el Tratado Hay Bunau-Varilla de 1903.

El Polo Ciudadano de Panamá repudia la demagogia y medidas tibias tomadas por el gobierno Cortizo-PRD de “suspender las operaciones comerciales” de FQM, pero dejar que la mina siga extrayendo mineral a su antojo, pese a que se negó a firmar el nuevo contrato. La táctica pareciera que consiste en aparentar “negociar” para ganar tiempo y seguir exportando material sin pagar al país el precio justo por nuestros recursos naturales.

La mina de Donoso controlada por FQM se ha convertido en un enclave colonial semejante a lo que fue la Zona del Canal, donde las leyes panameñas y los intereses de nuestro país no cuentan, mientras somos saqueados por potencias extranjeras. A 59 años de la gloriosa gesta del 9 de Enero de 1964, las actuales generaciones debemos seguir la lucha por la soberanía como nuestros mártires en defensa de nuestro territorio y nuestros recursos. Antes eran las bases militares y la zona, ahora el enclave se llama Minera Panamá S. A.

El Polo Ciudadano exige una medida seria y consecuente: La nacionalización total de las propiedades de FQM en Donoso y la ocupación de las instalaciones por un contingente de la fuerza pública que, junto a los trabajadores y sus sindicatos, evite que continúe el robo de nuestros recursos y la depredación de la naturaleza.

Hay que nacionalizar la mina por muchos motivos:

1. El contrato con FQM declarado inconstitucional es tan abusivo que no hay manera de emparcharlo como pretende Cortizo.

2. La empresa FQM viola el artículo 290 de la Constitución Política de Panamá, que prohíbe a gobiernos extranjeros poseer “dominio sobre ninguna parte del territorio nacional”, ya que los gobiernos de China, Singapur y Corea del Sur, a través de respectivas empresas estatales, poseen el 64.8% de su capital accionario (La Prensa, 24/12/22).

3. La empresa FQM ha causado un daño irreversible a la naturaleza en el distrito de Donoso, provincia de Colón, con su sistema de minería a cielo abierto, el cual muchos países del mundo se han negado a aceptar en sus territorios.

4. La empresa FQM ha esquilmado al país pagando un miserable 2% sobre sus multimillonarias ganancias, lo cual ha hecho con la complicidad de abogados, políticos y autoridades panameñas que son verdaderos traidores a la patria.

5. Solo la nacionalización total permitirá controlar la mina en todos sus aspectos operativos, salvar los empleos, evitar la destrucción del ambiente y establecer mejores condiciones para la exportación de nuestros recursos minerales con otros métodos menos contaminantes y destructivos y con otras empresas.

Por: Olmedo Beluche. Ensayista, periodista, sociólogo, politólogo y profesor universitario.

 

Fuente: Radio Temblor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend