La Vara Alta Lenca

La Vara Alta  es el símbolo sagrado de las autoridades Lencas y de otros pueblos originarios de Honduras y del Abya Yala. Esta Vara Alta fue tallada a mano en madera de caoba de las montañas de San Isidro, Intibucá. En la punta lleva una mujer guardiana de los ríos que simboliza la resistencia de las mujeres indígenas y negras que cuidan los bienes comunes y de la naturaleza y que velan por el respeto de los derechos de los pueblos indígenas históricamente saqueados por su gran riqueza natural y cultural. 

Esta Vara Alta lleva 8 cintas de diferentes colores que representan la diversidad de un país pluricultural y multilingüe. Las cintas de colores llevan grabadas  las reivindicaciones históricas de los pueblos originarios: la justicia que buscan las comunidades indígenas ante los sistemáticos ataques, la resistencia que debe continuar en los territorios, la esperanza que abraza al pueblo de Honduras, la paz que será producto de cumplimiento de los derechos fundamentales,  la dignidad que portan quienes defienden su soberanía y, la autonomía que necesitan los pueblos para salir adelante fuera de los intereses privados que buscan lucrarse a costa de la explotación.

En la parte media llevada tallada la cruz que representa los cuatro puntos cardinales de las energías que acompañan la resistencia de las comunidades indígenas.

Este día hacemos nuestras las palabras de la luchadora  Berta Cáceres, guardiana del río Gualcarque y de los territorios indígenas y negros ratificando  el compromiso de seguir defendiendo el agua, los ríos y nuestros bienes comunes y de la naturaleza, así como nuestros derechos como pueblos.

La Madre Tierra militarizada, cercada, envenenada, donde se violan sistemáticamente los derechos elementales, nos exige actuar.

De esta manera los pueblos indígenas y negros le damos el compromiso a  la Presidenta Xiomara Castro para que acompañe la lucha histórica por las causas justas y que libre los territorios del saqueo, corrupción y explotación.

Con la fuerza ancestral de Berta, Lempira, Mota, Iselaca y Etempica se levantan nuestras voces llenas de vida, justicia, libertad, dignidad y paz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend