Masivo rechazo a la apertura de la mina de Remance en el foro público [Cobertura especial]

Aproximadamente unas 900 personas de comunidades campesinas de la Cuenca del Río Santa María, organizaciones ambientales, de derechos humanos, gremios docentes, de profesionales, de mujeres y ciudadanos de la provincia de Veraguas como representantes de organizaciones de las provincias de Panamá, Chiriquí, Coclé y región de Azuero rechazaron enérgicamente el estudio de impacto ambiental (EsIA) de la apertura de la Mina de Remance en foro público convocado por la promotora Greenfield Resources el lunes 28 de marzo en la casa comunal de la Gorda, corregimiento de Remance, distrito de San Francisco, Veraguas.

En décadas pasadas dicha mina fue un fracaso, carente de planes de contingencias, causando contaminación, no hizo reparaciones de los daños ocasionados, provocando el cierre de la minera por mala administración. El actual estudio de impacto ambiental (EsIA) contienen un sinnúmero de irregularidades entre algunas de gran impacto las que atentan directo a la salud y agua:

a. Los posibles efectos de los daños a la salud no son mencionados en el documento. Temas como incidencia de enfermedades y muertes vinculadas a la contaminación de agua y aire, determinación de la calidad del agua superficial y subterránea utilizada por la comunidad en sus usos domésticos o productivos. Evaluaciones de la calidad del aire en las zonas pobladas y registros de contaminación del aire, sean estas episódicas o regulares (lineamientos y estándares locales, nacionales o internacionales). Y la Incidencia de alcoholismo, prostitución, y enfermedades de transmisión sexual vinculadas a la presencia de trabajadores mineros en el área.

b. No analiza la posible contingencia en el caso de derrame de las aguas del manejo de la mina, a pesar de que la Quebrada Veneno se encuentra en la parte superior de dos tomas de agua del IDAAN para las comunidades de Santiago y San Francisco, en la cuenca del Río Santa María y abasteciendo a más de 75 mil personas en esa área. No se presenta un Plan de Contingencia, Un Plan de Manejo de Desastres ni un Plan de Comunicación con las autoridades y comunidades de la zona.

Es importante enfatizar que el documento presentado, no cumple con ninguno de los presupuestos señalados, así como no presenta temas de relevancia para la comunidad, los mecanismos para manejarlos, las limitaciones y probables dificultades que se generarían producto de la actividad, ni establece un análisis completo, así como una evaluación compleja de las medidas de manejo y mitigación.

Este proyecto extractivo minero atenta contra la seguridad hídrica, ecológica y alimentaria de la región, ya que la cuenca del Río Santa María, beneficia además de la provincia de Veraguas a las provincias de Coclé y Herrera. Razones por la que campesinos se movilizaron desde distintos corregimientos del distrito de San Francisco, Santa Fé y Santiago. Con un despliegue de actores sociales locales (educadores, pequeños comerciantes, médicos, transportistas, otros) que han manifestado su total oposición al proyecto minero de Remance que aún sus secuelas al ambiente y salud de los campesinos persisten.

El foro público inició a las 2:30 de la tarde, sin embargo a primera hora del día los moradores amanecieron con una cerca de ciclón impidiendo libremente la participación de los poblados como lo faculta la normativa ambiental sobre estudio de impacto ambiental categoría III. El trayecto del foro se dio en un ambiente de respeto, en donde un despliegue de representantes campesinos sustentaron la importancia que representa el agua para su diario vivir y la salud. Aún así los consultores o representantes de la empresa minera carecieron de tacto social, sus argumentos en pro de los estudios no convencieron, ya que no presentan claros planes de control y mitigación en caso de derrames de las tinas de lixiviación así como de otras actividades operativas.

Mientras los ciudadanos afectados por este proyecto minero en la década de los 80 y 90 entre comunidades campesinas proveniente de otros puntos de la provincia de Veraguas y organizaciones socioambientales sustentaban la importancia de proteger los bienes ecológicos, el Presidente de Panamá Laurentino Cortizo ofrecía en cadena nacional las supuestas bondades hacia la población panameña del nuevo contrato minero entre el estado y Cobre Panamá, aún irrisorio los beneficios, no tuvo la acogida por los ciudadanos, ya que la falta de transparencia en la gestión gubernamental ha dejado una brecha de disconformidad y rechazo a esta actividad industrial que estado dejando seria destrucción y contaminación ambiental.

La sociedad civil veragüense y organizaciones socioambientales se mantienen en vigilia y exigen respeto a la naturaleza, al río Santa María y a la vida. 

Redacción Radio Temblor Internacional

Fuente: Radio Temblor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend