Narco-estado hondureño criminaliza a ambientalistas que defienden al río Choluteca e intentan condenarlos entre 6 a 12 años de prisión

La tierra en la que Berta Cáceres luchó, es una de las más peligrosas del mundo para las personas que defienden los derechos humanos y los de la naturaleza. Cientos de personas ambientalistas, indígenas, defensores y defensoras de derechos humanos, arriesgan todos los días su vida, libertad e integridad con tal de proteger las montañas, los ríos, sus territorios, sus cuerpos y su dignidad. 

En esta oportunidad, las personas que sufren el hostigamiento y la persecución política por parte del capital y el narco-estado hondureños, son integrantes de la organización Alternativa de Reivindicación Comunitaria y Ambientalista de Honduras (ARCAH): Christopher Castillo, Jeffry Suazo, Michael Aguilar, Patricia Godoy, Víctor Hernández, María Valladares y Fernando Hernández. 

Estas personas ambientalistas fueron violentamente reprimidas y detenidas el 29 de marzo del 2021 en una manifestación pacífica en denuncia de la grave contaminación del Río Choluteca provocada por la empresa privada avícola “El Cortijo”. El día 12 de abril del 2021 decenas de organizaciones sociales, ambientalistas y de defensa de derechos humanos de Latinoamérica y Europa se hicieron presentes en una conferencia de prensa para exigir la libertad absoluta de estas personas, mientras que hoy, 13 de abril de 2021 tuvieron su primera audiencia judicial en el Juzgado de Letras Penal de la Sección de Tegucigalpa, en esta audiencia se hizo presente  gran cantidad de policías antimotines para intimidar y reprimir al pueblo de las comunidades aledañas al Río Choluteca que estaba a las afueras del juzgado para apoyar a estas personas. 

El juzgado señaló la próxima audiencia preliminar para el día 27 de abril de 2021 en el mismo lugar a las 10:00am. 

Permaneceremos en cuidadoso seguimiento de esta situación, denunciando todo acto arbitrario del narco-estado y exigimos el sobreseimiento definitivo para estas personas. 

Defender la naturaleza y protestar no es un delito, es un derecho. 

¡VIDA, LIBERTAD Y DIGNIDAD! 

Redacción: Radio Temblor Internacional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend