Nota de Prensa: ¡La acción de la sociedad civil en tiempos de pandemia y crisis social ES POSIBLE!

 

 

 

Hace clic para descargar en pdf

En estos tiempos de crisis social y sanitaria, los espacios y estructuras sociales, políticas, económicas y culturales se vieron sacudidas develando enormes desigualdades en nuestros países.

Hoy vivimos una crisis múltiple y compleja por un lado la crisis institucional, que se ve reflejada en la incapacidad e inoperancia de las instituciones y autoridades para responder al estallido social y la pandemia y la otra la injusticia social, económica que recae con más fuerza sobre los cuerpos de mujeres, indígenas, niñez y población en mayor grado de vulnerabilidad y empobrecida. Para enfrentar estos desafíos se hace indispensable la participación de la ciudadanía, de los movimientos sociales y organizaciones de la sociedad en la generación de las políticas públicas que afectan su vida cotidiana, sus sueños, anhelos y sentido de vida.

Organizaciones, movimientos sociales miembros de Jubileo Sur Américas, denuncian de forma sistemática la realidad de sus territorios donde familias sobreviven con empleos informales, precarizados y atestiguando como la educación y la salud son un sistema movilizado por el lucro, donde solo la minoría privilegiada concentra la mayor parte de los recursos para enfrentar la crisis. Justamente quienes deciden las políticas pertenecen a este último grupo de privilegiados, para poder reducir esta brecha de desigualdades es vital consolidar la participación de las organizaciones en el debate y decisión de las políticas públicas.

Durante esta crisis las organizaciones de la sociedad junto con las comunidades han sido la primera línea de la solidaridad que han puesto en jaque a los gobiernos y sus insuficientes iniciativas para engañar a la opinión pública.

Estamos experimentando una hiper digitalización de los procesos, sociales, ciudadanos y políticos como consecuencia de las medidas de cuarentena y aislamiento físico para evitar la propagación de del COVID-19,  por lo que las  luchas y resistencias en tiempos de pandemia, se han fortalecido  con su participación en diversos espacios de encuentros y debates virtuales sobre las nuevas dinámicas que permitirán tener mayor efectividad en  las acciones conjuntas,  el intercambio y traslado de experiencias y denuncias  de las agresiones esto ha significado  que las organizaciones populares tengan mayores oportunidades de ser escuchadas desde los espacios virtuales  y sobre todo  que su lucha y resistencia por la  defensa de la vida, derechos humanos y por un desarrollo incluyente, sobrepase sus fronteras.

En esta realidad virtual la ciudadanía digital ha sido un espacio que aún con dificultades ha funcionado para continuar fortaleciendo foros y eventos virtuales de carácter local, nacional, regional o global donde de manera activa se ha debatido, intercambiado experiencias y divulgado las estrategias de resistencia de los pueblos en los distintos territorios.

En este contexto especialísimo, la acción de Protagonismo de la Sociedad Civil en las políticas Macroeconómicas acompaña la participación de los pueblos difundiendo información con el objetivo de visualizar los procesos en los cuales se discuten y definen las estrategias para la consecución de los ODS.

Ahora que los movimientos sociales tuvieron que continuar actuando y resistiendo  en el terreno digital sin descuidar los procesos comunitarios debieron construir alternativas y nuevas salidas para continuar denunciando  lo que sucede en los territorios, algunos testimonios de miembros de las organizaciones de base nos comentan al respecto: para Ever Piche, como articulador de Jubileo Sur Américas para la región mesoamericana,  y miembro activo de la Organización RACDES de El Salvador, opina que “los mandatarios de los países más empobrecidos, se están valiendo de esta crisis mundial para pasar por encima de la constitución de la República, endeudando más a estos países que ya estaban sumidos en la pobreza” y en el nuevo contexto donde los debates se han digitalizado, se presentan  condiciones asimétricas entre el campo y la ciudad, pues para él es evidente que “existe una gran diferencia entre la realidad de las ciudades y las zonas rurales.

Esta diferencia atraviesa este momento, principalmente debido a la carencia en la estructura de la vida que tienen las personas y las condiciones empobrecimiento y limitaciones del medio en que viven.” En esa línea “La principal dificultad para acceder a los eventos en línea es la conexión y la carencia de los medios digitales necesarios”.

En países considerados “desarrollados” como es el caso de Brasil, el acceso a internet de calidades todavía para pocos, por lo que significa una gran barrera y una evidente desigualdad.” Explica Yasmín Betancourt, del Instituto Políticas Alternativas para el Cono Sur  Ever Piche, desde El Salvador, expone que “muchos carecen de internet residencial y los que logran datos en sus teléfonos inteligentes (quienes pueden tener un smart) en muchas zonas rurales o remotas de la ciudad, el internet es demasiado débil o sus smart no logran o no tienen la capacidad de soportar plataformas virtuales y esto ocasiona que no logren una conexión a adecuada y poder participar en eventos y reuniones de los distintos colectivos, es ahí donde muchas lideresas y líderes, se mantienen al margen de las realidades y coyunturas nacionales y regionales.” A esto hay que anexarle la dificultad que representa el uso de la tecnología para personas líderes y lideresas sociales que no están familiarizados con la utilización de estos nuevos procesos tecnológicos o bien que son adultos mayores.

Ever Piche, afirma que es un reto montar diálogos y reflexiones colectivas en espacios como estos y lograr que la defensa de las comunidades se haga sentir. Ahora mismo se hace necesario apoyar o estimular la participación de las organizaciones de la sociedad civil en espacios donde se hablen de políticas públicas, debido a que las agresiones sobre los recursos naturales y derechos humanos en los territorios no están en cuarentena “Con las autorizaciones de permisos ambientales a empresas transnacionales extractivistas, que conlleva al despojo, destrucción y contaminación de territorios ancestrales y zonas forestales y de recarga hídrica” afirma, a la vez continúa diciendo “hemos adaptado la realidad a hacer debates, talleres, foros e intercambios de forma virtual, que, aunque no es la mejor forma, pero hemos hecho todos los esfuerzos posibles de mantenernos en la dinámica de la comunicación para mantenernos actualizados de las realidades nacionales, regionales y mundiales.”

Explica Ever, esta participación ha ido también en  dirección de hacer contrapeso a las narrativas de actores neoliberales que van en detrimento de la emancipación de los sectores sociales en resistencia, por tal razón, la adaptación metodológica del trabajo en el territorio ha sido una constante y apuesta a que se favorezcan y aumenten los espacios de participación de las organizaciones para que los pueblos sean escuchados desde sus demandas en los diversos encuentros virtuales como webinarios, foros, plenarios, asambleas, etc.  Porque es sobre ellas y ellos que se hace referencia y son ellas y ellos los que tienen demandas puntuales surgidas de las realidades en las que viven los diversos territorios.

La activista Yasmín Betancourt subraya que, en estos momentos, desde los movimientos sociales “Nuestra labor se orienta en gran medida a crear más diálogo entre las zonas rurales y urbanas, entendiendo que es a partir de este intercambio que fortaleceremos las salidas populares para este contexto.” Por lo tanto, la importancia que las organizaciones deban de ser escuchadas en estos nuevos espacios representa una oportunidad para estrechar lazos entre las organizaciones sociales, Movimientos sociales, defensores de derechos humanos, medios de comunicación, autoridades locales y regionales en torno a una plataforma de ideas para profundizar el control sobre la intervención del Estado y, quizás del mercado con relación a las políticas macroeconómicas, haciendo de los pueblos nucleados en torno a sus diversas expresiones organizativas los verdaderos protagonistas de su historia y su destino.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend