Nota de protesta contra los ataques perpetrados contra la SOFA, orquestados por grupos armados acompañados por autoridades locales y actores a sueldo del sector privado de los negocios

Miércoles 24 de junio de 2020, por Ricot Jean Pierre

La Plataforma Haitiana de Defensa por un Desarrollo Alternativo (PAPDA) denuncia vigorosamente el brutal y sangriento ataque perpetrado por un grupo armado a sueldo de un miembro del sector privado y autoridades locales contra los locales de la Granja/Escuela de la Solidaridad de Mujeres Haitianas (SOFA) situados en la Comuna de Saint-Michel de l´Attalaye. La PAPDA quiere también aportar toda su solidaridad a la clase campesina, en particular a las campesinas, que sufren violentos acaparamientos de sus tierras en el marco de una política gubernamental tendiente a reforzar el agro-negocio mono exportador en el país.

En efecto, desde hace ya algún tiempo, las campesinas, miembros de la SOFA en la Comuna de Saint-Michel de l´Attalaye sufren amenazas y asaltos de grupos armados, ligados a sectores económicos, que quieren acaparar sus tierras para establecer mono cultivos de exportación en la zona. Desde el año 2017, la SOFA ha establecido una Granja/Escuela en un campo de 12.9 has., sobre la base de un Acuerdo firmado con el Ministerio de Agricultura, de los Recursos Naturales y del Desarrollo Rural (MARNDR), con el acompañamiento del Instituto Nacional para la Reforma Agraria (INARA). Esta Granja/Escuela sirve de punto de apoyo y reforzamiento de las capacidades de las campesinas para contribuir al desarrollo de la Agricultura familiar agro-ecológica en el país, y el reforzamiento de la soberanía alimentaria.

Según informaciones confirmadas por algunas de las víctimas, el Jueves 17 de junio último pasado, el Coordinador del CASEC (Consejo de Administración de la Sección Comunal) de la 8va. Sección Comunal, Jean Gesner, alias Johnny, acompañado de alrededor de 25 miembros de un grupo armado a sueldo, ha orquestado violencias en contra de las personas que se encuentran en la Granja administrada por la SOFA, hiriendo así a varias personas, destruyendo estructuras de base de la Granja. Las víctimas también han denunciado la participación del ex ministro de Agricultura del PHTK, el Agrónomo Fresner Dorcin, quien sería el administrador de un proyecto, impuesto por el “hombre de negocios”, André Apaid Jr., que debería extenderse sobre una superficie de más de 6.000 has. en  Savane Diane donde se sitúa la Granja/Escuela de la SOFA.

La PAPDA constata que, desde 2011, y en el marco del Plan Estratégico para el Desarrollo de Haití (PSDH) elaborado por las instituciones internacionales e impuesto al país, sectores económicos y políticos, ligados al régimen del PHTK, se dedican en todo el país a violentos acaparamientos de tierras ocupadas por campesinos y campesinas, en el marco de la imposición de mono-cultivos de exportación, de zonas francas industriales de explotaciones mineras en provecho de empresas trasnacionales. Estas acciones que recuerdan extrañamente los métodos utilizados al principio del año 2012 por el actual Presidente para implantar su plantación de bananas en el Nordeste (AGRITRANS), prueban una vez más que nos encontramos en presencia de una estrategia de destrucción de las bases de la economía campesina que es la única que favorece la creación y la redistribución de la riqueza en el país, protegiendo al mismo tiempo el medioambiente del mismo. En el marco de ese Plan a través de todo el país, los campesinos y las campesinas de Haití están bajo el fuego de violentos e ilegales acaparamientos a los cuales se asocian hombres políticos, hombres de negocios, oficiales judiciales, agentes de la Policía Nacional de Haití (PNH). Casos similares a la situación de la SOFA se han producido y siguen produciéndose en todo el país. El Movimiento Campesino de Terrier-Rouge (MPTR), el Movimiento Campesino del Grand Bassin (MPGB), los Pequeños Plantadores en la zona de Trou-du-Nord y Caracol, las campesinas y los campesinos de la Llanura de Maribahoux, las campesinas y los campesinos del Plateau Central, en el Noroeste, en Limonade en el Norte…son, entre otros, algunos ejemplos del avance de ese Plan tramado en contra del campesinado haitiano. Recordamos que al principio del siglo XX, particularmente en el periodo de la ocupación norteamericana de Haití, esta política ha sido aplicada en contra del campesinado haitiano con la voluntad de explotar la fuerza de trabajo de las campesinas y los campesinos transformados en obreros agrícolas y con la imposición del trabajo forzado.

La PAPDA constata y denuncia la voluntad del régimen del PHTK de trabajar por la desaparición del campesinado haitiano a favor de empresarios agrícolas en el marco del proceso de la economía campesina y la imposición de una política agrícola desconectada no solamente de la estructura agraria del país, sino también de las aspiraciones de la mayoría del campesinado haitiano. Hasta hoy, el campesino haitiano es el motor principal de la economía haitiana tanto por su contribución en el marco de la producción alimentaria como por su posición estratégica en toda planificación apuntando a la soberanía alimentaria y la protección del medioambiente del país.

La PAPDA considera que los actos de violencia perpetrados en contra de las mujeres de la SOFA en Saint-Michel de l´Attalaye son la extensión de las acciones llevadas en distintos lugares del territorio contra las campesinas y los campesinos de Haití y tienden a reforzar un Estado anti-campesino al servicio de una clase poseedora antinacional rehusando el acceso a la tierra a los trabajadores agrícolas.

Ante esta situación, la PAPDA recomienda:

  • Que una rápida investigación sea llevada a cabo por las autoridades judiciales y policiales para fijar las responsabilidades y castigar a los culpables de esos actos reprensibles;
  • Que el Ministerio de Agricultura de los Recursos Naturales y del Desarrollo Rural (MARNDR), a través del Instituto Nacional para la Reforma Agraria (INARA), tome todas las medidas necesarias para garantizar el derecho de la SOFA de disponer de esas tierras y seguir con la valorización del espacio de la Granja/Escuela que asegura la formación de varios cuadros campesinos para reforzar las experiencias agro-ecológicas, conforme al Acuerdo firmado con el Estado haitiano durante el año 2017;
  • Que el INARA asuma su misión y se ocupe de todos los casos donde las campesinas y los campesinos son víctimas de violencias para evitar el acaparamiento de sus tierras en provecho de actores políticos o del sector de negocios en violación de los Derechos Humanos, en particular del derecho a la tierra, para así asegurar la defensa de los intereses estratégicos de la economía campesina;
  • Que el Ministerio de Agricultura y de los Recursos Naturales y del Desarrollo Rural (MARNDR), de conformidad con los movimientos campesinos, las cooperativas agrícolas, y otros sectores del medio rural, defina una política agrícola favoreciendo el desarrollo de la agricultura familiar campesina agro-ecológica;
  • Que los sectores vitales de la nación comprendan el carácter estratégico de Savane Diane y de los espacios presentando las mismas características eco-sistémicas que deberían beneficiar de importantes inversiones y que tienen todas las potencialidades necesarias para que el país pueda alcanzar la soberanía alimentaria.

A las organizaciones y los movimientos campesinos del país, la PAPDA cree necesario:

  • Movilizarse y manifestar su solidaridad con la SOFA para que esta organización pueda obtener justicia y reparación por los daños causados no solamente a nivel humano sino también a nivel de las infraestructuras de la Granja/Escuela feminista;
  • Lanzar y desarrollar movimientos de solidaridad y brigadas de vigilancia a través de todo el país para hacer fracasar las políticas anti-campesinas y enfrentar las violencias ejercidas contra el campesinado por las trasnacionales y el sector voraz haitiano de los “negocios”;
  • Desarrollar sinergias y articulaciones para bloquear el camino del proyecto anti- campesino que tiende a consolidar las bases del sistema de explotación y de marginalización del campesinado haitiano;
  • Definir estrategias de respuesta a los violentos acaparamientos/despojos de tierras, tomando como ejemplo la experiencia del Movimiento de los Sin Tierra (MST) de Brasil para consolidar las bases de la economía campesina.

¡Viva la lucha de las campesinas por el derecho a la tierra y la soberanía alimentaria!
¡Viva la lucha de las campesinas haitianas!

¡La Agroecología, única alternativa ante la inseguridad alimentaria y los problemas ambientales!

Ricot JEAN PIERRE

Director de Programa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend