Palestina: Activistas feministas y organizaciones sociales rechazan toda complicidad en el genocidio

En la mañana lluviosa de Buenos Aires, Diálogo 2000 participó junto con activistas feministas y otras  organizaciones comprometidas con la causa Palestina, en la presentación este lunes de una nota dirigida a Cancillería Argentina. La misma expresa nuestra permanente solidaridad con el pueblo palestino y el rechazo a que el Estado Argentino sea cómplice del genocidio mediante acuerdos, tratados o silencios.

La nota repudia la decisión del gobierno argentino de no apoyar la demanda de cese al fuego realizada por una mayoría aplastante de países en la última votación en las Naciones Unidas, evidencia que Argentina se está aislando internacional y moralmente. 

A su vez, rechazamos la intención del presidente Javier Milei, de trasladar la embajada de Argentina a Jerusalem, decisión que violaría directamente el derecho internacional y legitimaría las políticas y acciones militares israelíes de ocupación, anexión y colonización de la tierra palestina, negando el derecho a la autodeterminación de los pueblos.

Tal como lo hicimos hace un mes atrás con el anterior gobierno, también reclamamos a la Ministra de Relaciones Exteriores, Comercio y Culto, Diana Mondino, poner fin a las relaciones militares con Israel, y a los compromisos contraídos en nuestro país con empresas como Mekorot, directamente involucradas con crímenes de lesa humanidad contra el pueblo palestino.

Reproducimos a continuación la carta presentada:

+++

¡No en nuestro nombre!

Las abajo firmantes, organizaciones feministas, colectivas antipatriarcales, movimientos sociales y de derechos humanos, nos dirigimos a usted y por su intermedio al gobierno nacional, para expresar nuestro más profundo repudio al genocidio en curso en Palestina, y por tanto la violación del derecho internacional, ejercidos por el estado de Israel.

Como organizaciones comprometidas con la dignidad y libertad de los pueblos, nos negamos rotundamente a que el gobierno argentino sea cómplice o haga silencio frente a los crímenes de lesa humanidad y de guerra, basados en el racismo, en la violencia patriarcal y colonial ejercidos por el estado de Israel en la Palestina ocupada.

¡NO EN NUESTRO NOMBRE!

Durante los últimos 70 días han asesinado y desaparecido bajo los escombros a casi 30.000 personas víctimas de ataques y operaciones de la Fuerza Militar Israeli (FDI). El 70% de ellas eran infancias y mujeres. Además 1,7 millones de personas han sido desplazadas, utilizando el hambre y la falta de agua como arma de guerra, en un claro intento de limpieza étnicamente en la Franja de Gaza.

Israel ha lanzado más de 25.000 toneladas de explosivos, que incluye, según Amnistía Internacional el uso de fósforo blanco, internacionalmente prohibido contra civiles, evidencias que encontramos debieran ser suficientes para la condena internacional. Por su parte, la Agencia de la ONU para la Salud (OMS) afirma que el 70% de la infraestructura médica ha sido destruida en Gaza, y se han documentado 364 ataques a servicios médicos. Sin un alto al fuego inmediato, y un fin al bloqueo israelí para el ingreso de agua, comida, productos médicos y sanitarios a Gaza, según la OMS podrían morir aún más personas palestinas de enfermedades que de las bombas.

Entendemos que este crimen se produce en el contexto de 75 años de limpieza étnica, apartheid y colonialismo israelí y nos resulta imperativo desvincular a nuestro país -y a todos los países de América Latina- de cualquier apoyo que contribuya a la perpetuación de la opresión del pueblo palestino.

Por todo esto: Repudiamos la decisión del gobierno argentino de no apoyar la demanda de cese al fuego realizada por una mayoría aplastante de países en las Naciones Unidas. Argentina se está aislando internacional y moralmente. Rechazamos la intención del presidente Javier Milei, de trasladar la embajada de Argentina a Jerusalem, decisión que violaría directamente el derecho internacional y legitimaría las políticas y acciones militares israelíes de ocupación, anexión y colonización de la tierra palestina, negando el derecho a la autodeterminación de los pueblos. En este sentido, creemos impostergable que Argentina contribuya a la libertad del pueblo palestino y la debida condena a los culpables. Por ello, promovemos activamente las iniciativas de boicot, desinversión y sanción para el Estado de Israel, que presionen por un cambio en las políticas que perpetúan la ocupación y la opresión de Palestina. Pedimos un fin a las relaciones militares con Israel, así como también el cese de contratos y acuerdos con la empresa Mekorot, directamente involucrada en los crímenes de lesa humanidad israelíes. Como feministas y defensores de los derechos humanos, condenamos determinantemente este genocidio y entendemos que ningún estado democratico puede apoyar políticas de masacre a la población civil. Exigimos al gobierno argentino, en virtud del derecho internacional, que condene por todas las vías posibles los crímenes de lesa humanidad ejercidos por Israel contra el pueblo de Palestina, y se comprometa a exhortar por el cese al fuego permanente y definitivo. Asimismo les solicitamos que adopten todas las medidas que estén a su alcance para garantizar la vigencia del derecho internacional.

La humanidad no olvidará, más temprano que tarde, pedirá cuentas a la historia y hará justicia.

Nuestra más firme solidaridad internacional con el pueblo palestino, hoy y siempre. Por todas las víctimas del genocidio, decimos:

¡NO EN NUESTRO NOMBRE!

¡Viva Palestina Libre!

Buenos Aires, 18.12.23

+++

Podrá descargarse aquí el texto completo con la nómina de firmas: 

https://www.resumenlatinoamericano.org/wp-content/uploads/2023/12/Cancilleria-Arg-1.pdf

Fuente: Dialogo 2000

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend