Para Berta la Justicia Popular, Feminista y Campamentista

Hace cinco años asesinaron a nuestra compañera Berta Isabel Cáceres Flores, coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH). Tamaño nombre de esta organización que muestra la grandeza del pueblo lenca y hondureño, no por razones de patriotismo sino por dignidad frente a los enclaves y tratados de libre comercio del imperialismo y extractivismo Contra los que luchó Berta.

Nuestra compañera y hermana Berta caminó desde muy joven en la construcción de la utopía, de la dignidad y la rebeldía popular con las y los de abajo, los de muy abajo y todavía más abajo. Y eso es lo que nunca le perdonaron los de arriba, más arriba y Los Atala que son los de muy, muy arriba.

Esos de arriba, pagaron a sicarios y a un militar que se llama David Castillo, este fue entrenado por el imperio gringo en un lugar que se llama West Point donde le enseñan a los hombres a ser asesinos, a proteger a los ricos, a favorecer la guerra y los negocios del capital.Pues este hombre David Castillo contrató a otros ocho hombres para vigilar, seguir, amenazar y asesinar a nuestra hermana y compañera Berta…esos fueron los que participaron más directamente en atacarla y quiénes le dispararon el 2 de marzo de 2016.

Pero también hay otros asesinos que decidieron, ordenaron y pagaron para que estos ocho hombres asesinaran a Berta, estos son altos delincuentes, porque están en puestos en bancos, empresas y hasta los premian porque saquear para ellos sí es permitido y hasta con permiso de la ley lo hacen, para eso se inventan concesiones y zonas de desarrollo, esos que querían encarcelar el río Gualcarque, esos de muy, muy arriba fueron los que le pagaron a David Castillo por matar a Berta.

Esos dueños de DESA estaban muy enojados porque en su racismo y en su misoginia no podían tolerar que una mujer indígena caminara junto a su pueblo Lenca con la dignidad en alto, para decir este es nuestro río sagrado.

Ahora una abogada de los asesinos le pregunta a Rosalina, hermana de Berta en la lucha ¿Qué significa estar alentada? ¿Qué es eso de control territorial? ¿Qué es la toma del Roble?

Preguntan los que no tienen memoria, los que no saben lo que es la espiritualidad descolonizada y los que no saben de sus pueblos, los que se dejan arrebatar el origen y la identidad por unos lempiras que, aunque bastantes se acaban. Lo que no se acaba nunca es Berta, su nombre infinito en los labios de su pueblo y de sus hermanas, las flores y los cuerpos presentes de sus hermanas en las afueras de la Corte de donde no esperamos justicia pero es el lugar donde está el Co-autor de su feminicidio y queremos que sepa que sabemos que él fue, que siempre gritaremos que es culpable, y que esta lucha no termina con la decisión de una corte, que faltan los Atala y que esto solo termina con la justicia, esa que sabemos hacer los pueblos.

Liana Funes. Desde el Campamento Feminista Viva Berta.

 

Fuente: COPINH

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend