Paraguay: Tribunal Ético

Adhesión de Jubileo Sur/Américas al Juicio Ético al Parlamento

Observadoras y observadores internacionales del Juicio Ético al Parlamento paraguayo emitieron un pronunciamiento

 Asunción, 22 de noviembre de 2012

Habiendo seguido el proceso y asistido a la audiencia pública final del Juicio Ético al Parlamento, como observadoras y observadores internacionales, expresamos lo siguiente:

Condenamos al golpe de Estado de junio último, y la interrupción del proceso constitucional democrático resultante del mismo. Un golpe de Estado que es un atropello a la voluntad de la sociedad paraguaya, con intención de encaminar al país a la profundización de un modelo económico y social que vuelve vulnerable a la sociedad toda, a costas del beneficio de una minoría nacional, de algunas corporaciones transnacionales, y de las políticas imperialistas dominantes. Un golpe de estado que significa también la interrupción de las políticas de unidad e integración latinoamericanas.

Luego de escuchar las acusaciones del Equipo Investigador y las palabras y vivencias de los y las testigos, afirmamos que no hay dudas sobre el avasallamiento al pueblo paraguayo realizado por el golpe parlamentario y el modelo político al que representan. Este juicio es un testimonio del atropello de todos los derechos fundamentales y garantías del pueblo, especialmente de los pueblos indígenas y de las comunidades campesinas.

Queremos mencionar especialmente que los acontecimientos de Curuguaty, que precedieron y fueron preparando el golpe de estado, significaron un atentado a los derechos a la vida y al ambiente saludable. En este caso, la negligencia del Estado es mayor, pues no solamente no garantiza estos derechos, sino que es generador de escenarios de muerte.

Queremos valorar que el juicio de hoy significa un hito en el proceso de creación de la Plataforma de Organizaciones Sociales por la Democracia, que se articuló tras el golpe de Estado, y que se perfila como un espacio de construcción de un proyecto democrático. Resaltamos el rigor de la investigación del juicio, construido con pruebas fehacientes, además de la solidez moral de las personas componentes del Tribunal Ético.

Finalmente, condenamos la represión y muerte de la masacre de Curuguaty. Repudiamos la represión a los y las jóvenes acampados frente a la Fiscalía General del Estado. Lamentamos que ante el reclamo frente a las injusticias contra los campesinos presos, la respuesta estatal sea, una vez más la represión.

Exigimos una solución humanitaria urgente a la situación de los cuatro presos y presas en huelga de hambre, y la libertad inmediata e incondicional de la totalidad de los presos y presas políticas.

Hacemos un llamamiento internacional para que se multiplique la solidaridad con el pueblo paraguayo en la lucha por la democracia, la libertad, la justicia.

Nunca Más Golpes de Estado en Nuestra América.

Nora Cortiñas. Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Argentina- Jubileo Sur/Américas

Melissa Cardoza. Integrante del Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras

Kathrin Buhl. Fundación Rosa Luxemburgo de Alemania

Claudia Korol. Equipo de Educación Popular Pañuelos en Rebeldía. Argentina

Robert Grosse. Equipo de Asesoría Local, Misereor-Cono Sur

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend