Plenario de Comisiones: La Autoconvocatoria rechaza la propuesta oficial de “libertad” para endeudar y someternos

Señoras y Señores, representantes del pueblo en la Cámara de Diputados

La Autoconvocatoria por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda es un espacio abierto de articulación y lucha contra el pago de la estafa de los acuerdos con el FMI y las deudas ilegítimas y fraudulentas que, desde la dictadura genocida de 1976 a la fecha, vienen condicionando nuestra soberanía, modelo económico y derechos.

Hoy entregamos junto a esta exposición, una Carta abierta manifestando el rechazo absoluto del DNU 70/23 y del proyecto de Ley Ómnibus, por los cuales se pretende reformular el país según los intereses de las grandes corporaciones internacionales e inaugurar un nuevo ciclo de endeudamiento. La misma es firmada por más de 1700 organizaciones y referentes de diversos ámbitos y de todas las provincias del país, encabezada por Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas, impulsores de esta Autoconvocatoria, junto a reconocides juristas, economistas y referentes sociales, ambientales, sindicales y políticos.

Estas iniciativas del gobierno proponen políticas que, en nuestro país y el mundo entero, han llevado siempre a mayor desigualdad, desempleo, desempoderamiento popular y destrucción económica y ecológica, dejando al pueblo, a la clase trabajadora, con más hambre, envenenamiento, deuda y represión.

Queremos referirnos puntualmente a la relación de estas medidas con la deuda pública y los acuerdos con el FMI. Teniendo presente en especial, el mandato Constitucional que asigna al Congreso de la Nación la facultad indelegable para contraer y arreglar las cuestiones vinculadas a la deuda externa. Precisa fortalecer, no suprimir, esa facultad, activando la Comisión bicameral de seguimiento y control de la deuda externa para que investigue, por ejemplo, la vinculación entre fuga de capitales y endeudamiento y termine con el secretismo que defendieron las últimas gestiones del Poder Ejecutivo y el Banco Central. El conocimiento democratiza y el Congreso debería hacer su aporte en ampliar la democracia.

Rechazamos la declaración de emergencia pública propuesta por el tiempo que sea, por clausurar toda posibilidad de participación y control social y político de la acción del gobierno. Partiendo de un diagnóstico gravemente equivocado de la crisis que enfrentamos, deja a la sola discreción del Poder Ejecutivo la gestión del verdadero sistema de dominación que operan la deuda eterna y los acuerdos con el Fondo y otros organismos multilaterales.

El proyecto de Ley Ómnibus otorga al Ejecutivo la potestad inaceptable de emitir deuda en moneda extranjera y bajo legislación y jurisdicción extranjeras, sin el control previo del Congreso. 

Javier Milei no tuvo reparos, en campaña, en afirmar que “la deuda pública es inmoral”. Pero estas medidas buscan posibilitar la emisión de deuda en divisas sin límite, como así empieza a hacerlo la dupla de Luis Caputo y Santiago Bausili, reeditando lo hecho por ellos durante el gobierno de Macri. Con el agravante de forzar al Banco Central a emitir por primera vez deuda en moneda extranjera, con el ampulosamente llamado “Bono para la Reconstrucción de una Argentina Libre” (BOPREAL), avanzando hacia la tan mentada dolarización.

Sras. Diputadas y Diputados, el proyecto de Ley Ómnibus pretende además modificar la Ley de Administración Financiera de 1992, para eliminar en los procesos de reestructuración de deuda, el requerimiento de mejora en 2 de 3 condiciones, plazos, montos o intereses. 

Sobran ejemplos de la burla a esa norma, incluyendo el megacanje de Cavallo y Sturzenegger en 2001 que aceleró el desenlace trágico de la crisis provocada por las mismas políticas que el gobierno de Milei ahora busca imponer. Pero eliminarla sólo puede fundamentarse en la intención de aumentar alevosamente esa deuda y sus condicionamientos, junto a la pobreza y el saqueo que generan. 

Seguir endeudándonos para pagar las estafas anteriores, sin ninguna capacidad demostrable de pago que no sea por la vía del mega ajuste o la entrega de activos que hacen a la soberanía, la vida y la existencia misma de la Nación, será para el pueblo argentino, un nuevo “sacrificio” en vano.

Detrás de esta “libertad” para endeudar y someternos, junto al cúmulo de desregulaciones y autorizaciones para la mercantilización y privatización de la naturaleza, del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del sistema solidario de Seguridad Social y de todas las empresas públicas, se ve con claridad el objetivo central del Fondo y demás prestamistas y usureros: vienen por todo. 

Sres. Diputados y Diputadas, esta Autoconvocatoria ha llamado siempre a la unidad en la diversidad y así seguiremos resistiendo en las calles y en todo lugar necesario, este atraco. Mañana misma acompañaremos la Jornada Nacional de Lucha de los movimientos piqueteros y el 24 de enero estaremos fortaleciendo el paro y la movilización. A Uds. les reclamamos que también actúen a la altura de las circunstancias. 

Exigimos rechazar el DNU 70/23 por nulo de nulidad absoluta e insanable, y desestimar por completo el proyecto de Ley Ómnibus. Solicitamos, que en sintonía con el mandato que tienen y el fallo del Juicio Popular a la Deuda y al FMI, realizado en 2020, investiguen, anulen y dejen de pagar la estafa de la deuda y los acuerdos con el FMI. Estas y no otras, son las medidas necesarias y urgentes que precisamos.

– Autoconvocatoria por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda

Beverly Keene, Integrante

Plenario de Comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación

 Buenos Aires, 15 de enero de 2024

Adj/ Carta abierta de rechazo al DNU 70/23, el proyecto de Ley Ómnibus y su relación con la Deuda y los acuerdos con el FMI: https://bit.ly/CartaFirmada

 

Fuente: Autoconvocatoria por la suspension del pago de la deuda

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend