Se invita a sumar firmas al pronunciamiento de Solidaridad y Rechazo a la declaración de la CELAC sobre Haití

¡Sumá la firma de su organización! Numerosas organizaciones populares haitianas y de otras parte de Nuestramérica, invitan a unir fuerzas ante la amenaza de una nueva intervención a Haití. Invitan a hacerles saber a los gobiernos de la CELAC que exigimos su rectificación. Sumá la firma de su organización a través del siguiente enlace, hasta el 6/2: https://forms.gle/SVpfqtfprJtrDXk9A

Invitamos a hacerlo público en su país o localidad, presentándolo en Cancillerías, Delegaciones de la ONU, etc, el mismo 7 de febrero.

Asimismo, invitamos a participar en la Conferencia Internacional de Solidaridad, que se desarrollará de forma virtual, el miércoles 8 de febrero, a partir de las 12hs Haití (GMT-5). Más información e inscripciones, aquí: https://haitinominustah.wordpress.com/2023/02/01/organizaciones-haitianas-invitan-a-conferencia-internacional-de-solidaridad/

A continuación, el texto completo del pronunciamiento.

Solidaridad con la lucha del pueblo haitiano: Rechazamos la declaración de la CELAC sobre Haití: No a la intervención militar

Provoca profunda indignación entre los y las patriotas de Haití y de toda Nuestramérica, lo consensuado por los gobiernos de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC), con respecto a Haití, al concluir su reciente Cumbre en Buenos Aires. Lo rechazamos e instamos a los países miembros a rectificarse, tomando como base lo planteado por la CELAC Social que demandó que la región “dé una respuesta propia a la cuestión haitiana, respetando el principio de no intervención y el derecho del pueblo de Haití a definir soberanamente su destino”, y el Mensaje a los gobiernos de la CELAC enviado por organizaciones y redes solidarias de la región.[1]

Rechazamos lo hecho y lo declarado por los gobiernos de la CELAC sobre Haití, porque refuerzan el falaz planteo de que un gobierno anticonstitucional e ilegal, dirigido por un primer ministro usurpador y dictador, sea legítimo. No fue elegido por el pueblo sino impuesto por el nefasto “Core Group” de países y organismos internacionales. De hecho, no queda ninguna autoridad elegida en Haití; no hay Parlamento, Ariel Henry es ilegal e ilegítimo. El rechazo popular a este personaje y su gobierno es contundente y no tendría que haber sido invitado si realmente dentro de la CELAC hubiese primado el respeto hacia el pueblo haitiano. 

Esto es así, pues en esta Declaración se plantea, entre otros puntos:

…Saludamos la firma el 21/12/22 del documento titulado ‘Consenso Nacional para una Transición Inclusiva y Elecciones Transparentes’… Instamos al gobierno a continuar con su política de apertura hacia los diversos sectores de la vida nacional, con miras a hacer operativas las instituciones democráticas lo antes posible… Alentamos a los países miembros… a estudiar las opciones presentadas por el Secretario General de las NN.UU.… con miras a participar en la fuerza multinacional especializada solicitada por Haití…Reconocemos la necesidad de lograr consensos a nivel regional y extrarregional, basados en el principio de cooperación regional, con la anuencia y participación de la República de Haití.[2] 

No aceptamos que se le reconoce al gobierno de facto una política de “apertura” y “búsqueda de consensos” cuando es todo lo contrario. Indigna, en especial, que la CELAC aplauda el escandaloso “Consenso Nacional para una Transición…”, firmado a fin de año por Henry y otros/as entregadores/as. Plagado de inconsistencias, mentiras, hasta de firmas falsas, no plantea ruptura alguna con el actual sistema de dominación neocolonial y la inmensa mayoría de organizaciones sociales, políticas, religiosas, culturales y empresariales del país lo han rechazado. Su “Alto Consejo de Transición”, de hecho, nació muerto. Entre otras barbaridades, este falso “Consenso” propone cambiar la Constitución para facilitar un mayor control del poder estatal por parte del presidente de la República, para así logar un sometimiento más fácil a las órdenes del imperialismo y sus agentes y permitir el saqueo de las riquezas haitianas sin dificultad legal alguna. Cabe recordar que este acuerdo se contrapone al consenso construido entre centenas de organizaciones que sí representan a la más amplia mayoría de la población y que propone una vía de salida soberana, un gobierno de transición sin Injerencia alguna extranjera, que es el Acuerdo de Montana.

Pretender, entonces, apoyar a Ariel Henry, y avalar una nueva intervención militar en Haití tal como lo deja entender la declaración de la CELAC, es más que un desastroso y lamentable error político. ¿Acaso los gobiernos de Nuestramérica ignoran las nefastas y trágicas consecuencias para el pueblo haitiano, de todas las intervenciones anteriores? Para no ir más lejos, entre 2004 y 2017, la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (MINUSTAH) perpetró masacres en barrios populares; violaciones de niñas, mujeres y jóvenes; la introducción del cólera que mató a decenas de miles de haitianos y haitianas y dejó infectados a más de 800.000; manipulación de elecciones para imponer a gobernantes malhechores, bandidos llamados legales; corrupción generalizada, etc. Desde 1993, Haití fue ocupado 13 veces, todas esas intervenciones no mejoraron la situación, al contrario, la empeoraron. Sus mentores y ejecutores son los principales responsables de la actual crisis tan espantosa donde, por ejemplo, más de 4 millones de personas padecen de hambruna severa. Alentar a los países miembros de la CELAC a formar parte de la nueva fuerza multilateral de intervención militar que EE.UU. promueve tan públicamente, es pisotear directamente los derechos y la dignidad del pueblo haitiano y desconocer el principio de la no intervención tan caro a todos los pueblos de Latinoamérica y el Caribe.

Indudablemente, todo eso ocurre bajo las órdenes del “Core Group”, el verdadero poder en Haití. Pues Ariel Henry es un criminal, un vasallo al servicio de la dominación imperial, que busca mantenerse en el poder en plena descomposición del sistema neocolonial imperante desde la primera ocupación militar estadounidense de Haití (1915-1934), y a pesar de una fuerte como heroica resistencia popular. Se trata de una lucha feroz donde el pueblo haitiano quiere recuperar su soberanía y su derecho a la autodeterminación. Quiere romper definitivamente con el tutelaje internacional manejado por la ONU y dirigido por el imperialismo estadounidense con sus aliados tanto internos como externos. Y destruir el poder del partido PHTK que está dirigiendo el país desde las elecciones fraudulentas de 2010-2011, a partir, sobre todo, de una decisión de la familia Clinton. Este partido aspira con los secuestros, asesinatos, las masacres, la proliferación de bandas armadas integradas por asesinos a sueldo desarrollando un accionar demencial en contra de la población, perpetuarse en el poder a través de elecciones fraudulentas que Ariel Henry y sus cómplices quieren organizar este año 2023. Es menester subrayar que Henry fue ministro durante el primer gobierno del PHTK. No ignoramos que el pueblo de Haití está siendo sometido a una situación de grave inseguridad. Pero cabe prestar atención a lo señalado por la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos el pasado 26 de enero, en medio de las protestas policiales, cuando dijo que “tiene fuertes razones para creer que el deterioro acelerado de la situación de seguridad en el país, tras unos días de calma, tiene como objetivo justificar y obtener de la comunidad internacional el envío de una fuerza militar extranjera a Haití…”.

Sin embargo, a pesar de todo, tenemos plena confianza en la capacidad de resistencia y de lucha del pueblo haitiano y en la solidaridad de los/as verdaderos/as patriotas de Nuestramérica para acabar con el sistema neocolonial todavía vigente. A 219 años del triunfo de la revolución haitiana, y 37 años del fin de la dictadura de los Duvalier, creemos que es el momento de organizar un nuevo Encuentro entre Haití y los Pueblos de América Latina y del Caribe, capaz de reparar las tragedias provocadas por la MINUSTAH y todo el sistema racista, patriarcal, de saqueo e intervención violenta de las potencias. Con ese cometido invitamos a unir fuerzas populares, e instamos a la CELAC, y en especial a su nuevo presidente protémpore, a apoyar esa salida democrática, descolonizadora, independiente y soberana.

– América latina y el Caribe, 7 de febrero de 2023

PRIMERAS FIRMAS:

Haití: Plataforma Haïtienne de Plaidoyer pour un Développement Alternatif (PAPDA) – Tèt Kole Ti Peyizan Ayisyen (TK) – Mouvement Paysan Papay (MPP) – Mouvement Paysan National Kongré Papay (MPNKP) – MOLEGHAF – Antén Ouvriye – KAY LA – KOZPAM – CERREMEN – Sèk Gramsci – KOSIPVA – Alternative Populaire – Unión Nationale des Normaliens/nes d’Haïti (UNNOH) – Kolektif Jistis Min (KJM) – Konbit Óganizasyon Politik Popilè ak Sendikal (KONBIT) – MODEP – Chapitre ALBA d’Haïti – Assemblèe de Peuples de la Caraïbe (APC)                                                                                    

Jubileo Sur/Américas

Comité para la Abolición de las Deudas Ilegitimas – Abya Yala (CADTM – AYNA)

Argentina:  Comité argentino de solidaridad por el fin de la ocupación de Haití – Comité Democrático Haitiano en Argentino – Diálogo 2000 – Emancipación Sur – Marabunta – Matamba Lbtiq – MULCS Movimiento por la Unidad Latinoamericano y el Cambio Social – Opinión Socialista – Union de Mujeres Argentinas amigas de Cuba y la Patria grande – Hilo Rojo-Colectivx Militante – Comité Oscar Romero Sicsal Argentina – Organizaciones Libres del Pueblo-Resistir y Luchar – Poder Popular – Corriente Político de Izquierda – ATTAC-Argentina – Tierra Nativa/Amigos de l Tierra Argentina

Brasil: Rede Jubileu Sul Brasil

Puerto Rico: Comuna Caribe                                                                                                        

Uruguay: Coordinadora uruguaya por el retiro de las tropas de Haití y en defensa de su soberanía – Mujeres de Paz – Unidad Popular – Frente de Lucha Ambiental Delia Villalba                           

Venezuela: Coalición de Tendencia Clasista (CTC-VZLA) 

Para sumar la firma de su organización: https://forms.gle/JFfFRiYWnDPK49zF6

Para participar en la Conferencia Internacional virtual de Solidaridad con Haití, el 8/2/23 a partir de las 12hs (Hora Haití, GMT-5), invitamos a consultar más información aquí: https://haitinominustah.wordpress.com/2023/02/01/organizaciones-haitianas-invitan-a-conferencia-internacional-de-solidaridad/


[1] Mensaje a los gobiernos de la CELAC, 24/1/23, https://haitinominustah.wordpress.com/2023/01/24/solidaridad-con-la-resistencia-haitiana-no-a-la-presencia-del-primer-ministro-de-facto-ariel-henry-en-la-cumbre-de-la-celac-no-a-la-intervencion-extranjera-en-haiti/

[2] Extractos del párrafo 102, referido específicamente a Haití, de la “Declaración de Buenos Aires” de la VII Cumbre de la CELAC, 24/1/23, https://www.cancilleria.gob.ar/userfiles/prensa/declaracion_de_buenos_aires_-_version_final.pdf

 

Fuente: Haiti no MINUSTAH

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend