La Deuda es con el Agua : Marcha plurinacional en defensa del Agua para los Pueblos

Día Mundial del Agua, 22 de marzo. La Autoconvocatoria por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda llama a movilizar en todas partes en defensa del Agua para los Pueblos, el Agua para la Vida, teniendo presente las múltiples maneras en que la Deuda, los acuerdos con el FMI, generan situaciones de vulnerabilidad y de violación a un derecho humano y de toda la naturaleza, tan fundamental como lo es el Agua. 

Frustrada por la pandemia y las medidas de aislamiento anunciadas el 20 de marzo del año pasado, la gran Marcha plurinacional por el  Agua para los Pueblos, que se venía preparando desde Asambleas y colectivos locales en todo el país, para llegar hasta la Plaza de los Dos Congresos y de ahí a la Casa Rosada, se convirtió este año en una enorme marcha en todo el país.  Talleres, sentadas, festivales, actos y movilizaciones desde Usuhuaia a La Quiaca… pasando por decenas de localidades donde la lucha en defensa del Agua para la Vida, toma contenidos y características propios. En la Ciudad de Buenos Aires, nos movilizaremos junto a la @CoordinadoraBFS Basta de Falsas Soluciones y muchas otras asambleas, organizaciones y colectivos independientes: se concentra a las 16 hs frente al Congreso, con una sentada azul a las 17 hs y a las 18hs, arrancará la Marcha plurinacional por Callao hasta Corrientes, el Obelisco y Plaza de Mayo. 

¡La Deuda es con el Agua y los Pueblos, No con el FMI! 

El Agua es eje de muchas luchas con las cuales la Autoconvocatoria se relaciona.  En semanas recientes, se ha apoyado al pueblo de Chubut en su lucha incesante contra la megaminería, contra el fuego arrasador de quienes quieren quedar con los territorios para sus intereses mezquinos. Se ha pronunciado por la Soberanía, la derogación del decreto 949/20 y la estatización de la Hidrovía, y en solidaridad con las mujeres que en nuestro país y el mundo, son las más afectadas por la violación de este derecho tan básico. En todas esas luchas, la Deuda se hace presente, mercantilizando, privatizando, ajustando, condicionando, recortando presupuestos y salarios, impulsando el extractivismo y la negación de parte de los Estados, de sus responsabilidades.

Durante el Juicio Popular a la Deuda y el FMI, se escucharon fuertes y variadas denuncias relacionando el Agua con la Deuda, motivo por lo cual el Fallo condenó al endeudamiento y los acuerdos con el FMI por ser crímenes de lesa humanidad económica y de lesa naturaleza. Se denunció desde el rol de la deuda en imponer un modelo que más que productivo es destructivo, con la reprimarización de la economía, su extranjerización y perfil exportador, el avance tóxico de la agroindustria, la megaminería, las represas, el desmonte entre otros azotes al Agua que necesitan los pueblos y la naturaleza misma, para su Vida.  Aquí empezamos a compartir algunas de esas denuncias.

Sergio Nahuelquir, del Lof Fem Mapu y la Red ÑimiÑ que lucha contra la construcción de dos megarepresas en Santa Cruz, sobre la centralidad del Agua y su libertad para la cosmovisión de los pueblos originarios, el pueblo Mapuche-Tehuelche, y la amenaza que genera una Deuda que los pueblos no contrajeron, que sigue aumentando en contra de su voluntad, y cuyo pago les es impuesto.
Diego Martínez, de Amigos de la Tierra, reflexiona sobre el rol de las Instituciones financieras internacionales en la mercantilización y privatización del Agua en toda nuestra América
Gladys Rubinich, secretaria de ambiente de AMSAFE-Rosario e integrante de la Multisectorial por una Ley de Humedales, cuenta del impacto de la soja y los incendios, un modelo tóxico subsidiado por deuda ilegítima cuya investigación es una necesidad para dejar de pagar lo que ni el pueblo ni la naturaleza deben.
Saúl Argentino Zeballos, en representación de la Asamblea Jachal No Se Toca, trae al presente los préstamos del Banco Mundial que fueron fundamentales para cambiar la legislación minera argentina y avanzar la prospección geológica, abriendo caminos de saqueo y entrega y abaratando costos para las grandes empresas extranjeras. Después siguen los préstamos para la remediación de los desastres irreparables, para mayor infraestructura para las exportaciones, para nuevos modelos energéticos para sostener el ciclo extractivista.
Pablo Domínguez, desde la Asamblea El Algarrobo en Andalgalá, Catamarca, rescata la vitalidad mágica del Agua, del Río Andalgalá, frente a la pretensión minera que solo ve el Agua como fuente de ganancias exorbitantes – y en su mayoría no declaradas – 
Próximamente, estaremos compartiendo más de estas breves miradas para seguir sumando fuerzas, articulando luchas, a favor del Agua para la Vida y los Pueblos.

Escuchen el clamor de nuestro pueblo

Los recientes, y lamentablemente reiterados incendios forestales en Chubut, se cobraron ya dos vidas, y afectaron a más de 300 habitantes que han quedado sin casas. Las comunidades mapuches han denunciado la afectación del bosque nativo, su sustitución por plantaciones forestales sobre todo de pinos que son grandes consumidores de agua y altamente vulnerables a los incendios. En esta ocasión el fuego arrasó tanto bosques nativos como implantados. Las causales de estos incendios son objeto de investigación en este momento, aunque resulta evidente por la sucesiva reiteración de estos hechos, la intencionalidad de intereses empresarios en ocupar esos territorios para emprendimientos inmobiliarios y mineros.

Los pobladores afectados, socorristas y el pueblo en general de Chubut, han dado y siguen dando ejemplos de solidaridad en atender la emergencia con los damnificados. Máxime cuando enfrentan una ofensiva de medios hegemónicos y dirigentes nacionales como el senador Wereltineck, la ex ministra de seguridad Bullrich o el actual Auditor General Pichetto, quienes han acusado por los incendios al pueblo mapuche, en un claro ejercicio de racismo y convocatoria a la represión.

El pueblo de Chubut viene protagonizando una intensa y enérgica lucha contra la megaminería y los modelos extractivistas. Hace pocos días la masiva movilización logró impedir el tratamiento del proyecto de zonificación minera del gobierno que pretende imponer el Gobierno de Arcioni. En todos estos años la lucha ambiental ha sido pacífica, y han sufrido diversas represiones tanto por las fuerzas policiales, como paraestatales entre esta la ejercida por la burocracia sindical que operan como fuerzas de choque e intimidación.

En ese contexto provincial y en medio de la emergencia por el desastre, la presencia del gobierno nacional para relevar la situación y ayudar a los damnificados, fue opacada por hechos de violencia contra la comitiva del Presidente Alberto Fernández.

La justicia, esperamos independiente, debe investigar estos hechos y actuar según derecho, tanto por los incendios como por la agresión violenta contra la comitiva presidencial. Según la información que nos ha llegado,  ha quedado en evidencia que se habilitó una “zona liberada” por parte de la policía local, una patota de la Uocra intimidó a manifestantes ambientalistas y quienes tiraron piedras “curiosamente” bajaron y se retiraron en una camioneta propiedad de la policía provincial.

Nuevamente las acusaciones del gobierno provincial trataron de criminalizar la protesta ambiental antiminera, presente en el lugar.

El pueblo de Chubut se ha manifestado en reiteras formas durante mucho tiempo, a través de las Asambleas populares reclamando por sus derechos, sin ejercer la violencia, recurriendo a plebiscitos, consultas populares, peticiones jurídicas, movilizaciones para decir NO A LA MEGAMINERÍA, es un derecho del pueblo de reclamar a las autoridades que cumpla con la voluntad popular. El gobernador Arcioni realizó su campaña electoral expresando su rechazo a la megaminería, luego se abrazó con el lobby minero que no ha escatimado medios y sobornos para lograr imponer sus intereses en la legislatura provincial.  

Tanto el gobierno nacional, como el provincial saben de los informes científicos y médicos que confirman  los daños provocados  por la megaminería; el uso de cianuro y mercurio  para el tratamiento metalífero, la contaminación del agua y el medio ambiente y el deterioro de la salud de la población y  de la Madre Tierra. No pueden desentenderse del problema y menos seguir promocionando, en eventos mineros internacionales, emprendimientos altamente cuestionados por las poblaciones locales.

Desarrollo no es explotación, debe buscarse el equilibrio entre las necesidades del ser humano y la Madre Tierra, caso contrario se daña profundamente la vida planetaria y la de nuestro país. Todxs lxs pueblos cordilleranos que enfrentan los modelos extractivistas, y en particular él chubutense, ya se han expresado contundentemente contra le megaminería “No es no”, ese no es el camino para alcanzar la justicia social y ambiental.

En lo inmediato, resulta urgente fortalecer el sistema de prevención de fuego, con los recursos necesarios para atender este tipo de emergencia y que se aporten los fondos necesarios para que la población afectada pueda reconstruir sus casas y reparar las pérdidas que tuvieron.

Sería importante que los gobernantes, quienes deben definir y ejecutar políticas públicas no sólo lean, sino que apliquen los lineamientos que el Papa Francisco ha expresado tanto en las Enciclicas “Laudato Si”, como “Fratelli Tutti” donde se cuestionan los modelos de depredación de la naturaleza. También debieran escuchar la voz de nuestros pueblos originarios en sus enseñanzas del Buen Vivir.  No somos los dueños de la Madre Tierra, somos sus hijos/ as y debemos cuidarla para proteger la vida  y el equilibrio entre las necesidades del ser humano y la Naturaleza, caso contrario estamos atentando contra nuestra “Casa Común”.

Adolfo Pérez Esquivel

Buenos Aires – 15-3-21

 

Fuente: Dialogo 2000

¡Vivas, Libres y Desendeudadas nos queremos!

8 de Marzo, Día de la Mujer, de la Mujer trabajadora, de la Mujer que encuentra su voz, reboza de fuerza y protagoniza mil luchas, que reclama cobrar la Deuda que el patriarcado, el capitalismo, el sistema de la deuda eterna, tienen con ella.  

De paro feminista activo, nos encontramos temprano a través de la red de Jubileo Sur/Américas, para escuchar las voces, las historias de mujeres luchadoras de nuestra América. Intervenciones desde Guatemala, Honduras, El Salvador, Trinidad y Tobago, Perú, Bolivia, Brasil y Chile. Voces que cuentan, que analizan, que interpelan. No tiene desperdicio esta reflexión compartida en torno a la Deuda externa, Mujeres y Territorios en Resistencia.  Vean aquí el video, y quedemos a la expectativa del próximo encuentro. 

Desde la Autoconvocatoria, compartimos también una nueva declaración, afirmando que La Deuda es con las Mujeres, y que ¡Vivas, Libres y Desendeudadas nos queremos!  Ahí señalamos que “el sistema de endeudamiento público, organismos internacionales como el FMI y grandes capitales internacionales de la mano de gobiernos cómplices, requieren la validación de deudas ilegítimas cuya consecuencia es que recursos que debieran destinarse a garantizar nuestros derechos económicos, sociales y ambientales se destinen a la ‘atención’ de la deuda.

“Los procesos de endeudamiento además, se caracterizan por la imposición de mayores niveles de especulación, precarización, mercantilización de la vida, flexibilización laboral y extractivismo, tal como se denunció en el reciente Juicio Popular a la Deuda y al FMI. Podrán ver aquí el Foro de Denuncia de las Mujeres, Feminismos y Disidencias Sexuales, o leer aquí un resumen de las intervenciones. “Gritamos ¡La deuda es con nosotras! – concluye la declaración – porque históricamente contribuimos gratuitamente al mantenimiento de la vida, gracias a nuestro trabajo doméstico y de cuidados invisibilizado por la sociedad patriarcal pero imprescindible para el funcionamiento del sistema productivo y financiero.”

Y como no podría faltar, queremos seguir alentando la lucha de todes las mujeres, feminismos y disidencias sexuales, de todes les trabajadores y luchadores que construyen la igualdad y el buen vivir, con esta breve reflexión que nos regaló Nora Cortiñas, en la Ronda de la Plaza en pandemia, del último jueves, 4 de marzo. ¡Vivas, Libres y Desendeudadas nos queremos, por lo que seguiremos luchando por la Suspensión inmediata de los pagos y la Investigación integral de toda la Deuda, ¡Hasta la victoria siempre!

La Deuda es con los Pueblos y la Naturaleza, no con el FMI

Se inició esta semana el año político, año además electoral, con grandes acontecimientos como los anuncios presidenciales en torno a la deuda y la movilización del pueblo de Chubut para impedir la megaminería en defensa del agua y sus vidas.

“La investigación criminal del acuerdo ruinoso con el FMI es una decisión histórica y junto a toda la Autoconvocatoria por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda, llamamos en consecuencia a suspender todo pago y negociación mientras se investiga el fraude, para que tenga un impacto real en la vida de nuestro pueblo”, señaló Adolfo Pérez Esquivel. 

“Desde comienzo de la pandemia, hemos pagado al FMI con menos salud y más hambre, 1.200 millones de dólares – 100 mil millones de pesos -, solo en intereses sobre este atraco”, continuó Pérez Esquivel.  “Al concluir el reciente Juicio Popular a la Deuda y al FMI, lo condenamos como un crimen de lesa humanidad económica y de lesa naturaleza, y llamamos a revisar la participación del país en el FMI, para terminar con la impunidad.”

Nora Cortiñas, también integrante de Diálogo 2000, resaltó que “el presidente, el Congreso y el poder judicial tienen que asumir sus responsabilidades e investigar de manera integral, con participación social, toda la deuda que desde la dictadura significa más saqueo y empobrecimiento, más represión y el sometimiento del país.”

“Toda esta deuda ilegítima e ilegal, dónde está mi hijo Gustavo y les 30.000, los acuerdos con el FMI como lo que se negocia ahora, tiene un impacto terrible sobre todo en las mujeres, los pueblos originarios, las villas miseria, todas las poblaciones afectadas directamente por el extractivismo – agregó -. Esto tiene que parar y así lo dijimos al gobierno cuando hace poco nos reunimos en el Ministerio de Economía. Bolivia ha mostrado ahora que hay otros caminos.”

“Llamamos a fortalecer la campaña para no pagar lo que no debemos. ¡Es ahora! – continuó Nora – El pueblo de Chubut nos viene marcando el camino. Esta semana mostraron una vez más que el pueblo en las calles es el pueblo que avanza.  Su resistencia a la megaminería, que buscan imponer el gobierno nacional junto al provincial, para poder pagar la estafa de la deuda, es ejemplar, es nuestra lucha. ¡No es No! Ni megaminería, ni fracking, ni agrotóxicos, ni megarepresas, ni deuda, ni represión. Queremos agua para la vida, justicia y derechos para todes.”

“Reafirmamos, justamente, lo que esta semana planteamos desde la Autoconvocatoria contra la Deuda y desde tantos espacios colectivos, que la única deuda es con el Pueblo y la naturaleza, no con el FMI ni los prestamistas y usureros”, señaló Beverly Keene, coordinadora de Diálogo 2000. “Por eso movilizamos en muchas partes junto a Chubut, e instamos a unir fuerzas entre todas aquellas personas y luchas dispuestas a movilizarse, para evitar que se siga pagando la estafa de la deuda, para defender al agua que es vida, para construir el buen vivir que es justicia.

-Diálogo 2000 – Jubileo Sur Argentina

Buenos Aires, 5 de marzo de 2021

Fuente: Dialogo 2000

Si la deuda es fraudulenta e ilegal, ¿por qué pagarla?

El presidente presentó en el Congreso sobrados argumentos sobre lo fraudulento del acuerdo con el FMI y ordenó iniciar una investigación penal de las responsabilidades políticas locales. Desde la Autoconvocatoria por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda, exigimos en consecuencia que, mientras se investiga el préstamo, se suspenda cualquier pago y nuevo compromiso en relación a la misma.  Reclamamos, asimismo, la ampliación de la suspensión e investigaciones a toda la deuda pública contraída por el Estado nacional.

En su mensaje de apertura del año parlamentario, el presidente describió el carácter fraudulento y odioso de ese préstamo entre el gobierno de Mauricio Macri y el FMI, tal como ha sido denunciado, reiteradamente, en sede judicial, desde el momento mismo de su firma en 2018. Definió la comisión de graves delitos que impactan a diario en la vida de las y los argentinos, rememorando el monto descomunal del préstamo a un país ya en situación de default; la confesión de parte de su claro objetivo político partidario; la anuencia absoluta con su fuga total; y la ausencia completa de la más mínima intervención jurídica y técnica previa. 

No obstante, mientras enfocó su denuncia en las responsabilidades del ex presidente Mauricio Macri, el presidente ratificó la voluntad de su gobierno de que el pueblo y la naturaleza sigamos pagando el desfalco: “No elegimos el camino de incumplir”, en palabras textuales.

Desde la Autoconvocatoria, sostenemos que el único camino coherente con las denuncias hechas es la suspensión de los pagos, de cara a la impugnación total de la deuda con el FMI por sus múltiples ilegitimidades e ilegalidades.

El día de ayer el Banco Central ha hecho público un comunicado poniendo a disposición de la justicia esas mismas consideraciones. Ese mismo Banco Central ha hecho público el año pasado un informe sobre la fuga de capitales que fue alimentada por ese mismo crédito. Se trata de un proceso íntimamente relacionado: el estado tomó deuda para disponer de dólares para la fuga, de parte de un pequeño sector de ricos y grandes empresas. No hay razón para que la carga de su pago recaiga sobre los hombros de toda la sociedad.

Distintos ex funcionarios han tratado de lavar sus culpas. Por un lado, intentan echarle la culpa del endeudamiento en dólares al gasto social en jubilaciones y salarios, que son en pesos y no requieren de endeudamiento externo. Por otro, buscan señalar que el dinero se derivó al pago de la deuda de gestiones estatales previas. Son maniobras para tratar de ocultar el proceso de endeudamiento gigantesco (que superó los requerimientos de endeudamiento previo) y de silenciar que cada dólar de ese pago implicó un ajuste brutal sobre servicios sociales, hundiendo la actividad económica y atacando las condiciones de vida del pueblo.

Es imposible compatibilizar la implacable denuncia de tales desfalcos al país con el cumplimiento de acuerdos con los delincuentes que los llevaron adelante, tanto locales como del extranjero. Las estafas no se pagan: se investigan y se anulan, suspensión de pagos mediante.

A su vez, reiteramos la exigencia de investigar de manera integral y con participación social, todo el sistema de la deuda perpetua y su usufructo ilegítimo y odioso. Negociar para pagar más adelante, como se hizo con la deuda reclamada en divisas por privados, con el Club de París y ahora con el FMI, no resuelve el problema sino más bien profundiza la dependencia, el sometimiento, la explotación y el saqueo.

Ante los intentos de justificar la voluntad de pago con argumentos pragmáticos, sostenemos que las consecuencias de sujetar el país al cumplimiento de acuerdos con el Fondo (así sea que se estire de 4 a 10 años la fecha de pago), traerá graves impactos sobre nuestras condiciones de vida. Serán limitaciones de cualquier esfuerzo de transitar hacia un modelo productivo sustentable y alcanzar nuestra soberanía y autodeterminación. 

La vinculación entre deuda y ataque a los derechos humanos ha quedado más que clara a lo largo del Juicio Popular a la Deuda y al FMI que impulsamos desde la Autoconvocatoria a lo largo de todo el 2020. 

El Fallo al que llegó este Tribunal Popular calificó, unánimemente, a estas deudas y acuerdos económicos como verdaderos crímenes de lesa humanidad económica y de lesa naturaleza, inaceptables bajo cualquier punto de vista y nulos de nulidad absoluta. Afirmó el derecho del pueblo a no pagar una deuda que no le fue consultada y que nunca lo benefició. La reciente decisión del gobierno de Bolivia de devolver un préstamo del FMI al constatarse la irregularidad de su otorgamiento, es un indicio más de que hay otras actitudes diferentes a la pretensión de cumplir con lo incumplible.

Desde la Autoconvocatoria por la Suspensión de Pago e Investigación de la Deuda reafirmamos que la única deuda es con el Pueblo y con la naturaleza, no con el FMI ni los prestamistas y usureros, e instamos a unir fuerzas entre todas aquellas personas y espacios colectivos dispuestos a movilizarse para evitar que se siga pagando la estafa de la deuda.

¡Suspensión inmediato de los pagos!

¡Investigación integral y sanción de los delitos cometidos!

¡No al pago de la deuda ilegal, ilegítima y odiosa!

¡Que paguen quienes se beneficiaron de la estafa!

– Argentina, 2 de marzo de 2021

 

Fuente: Dialogo 2000

Diálogo 2000 lleva al Ministerio de Economía reclamo de suspender pagos y auditar la deuda

Gacetilla

Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas y Beverly Keene, en representación de Diálogo 2000, se reunieron ayer en el Ministerio de Economía con el Director Ejecutivo por Argentina en el FMI, Sergio Chodos, y la Jefa de gabinete del Ministro Guzmán, Melina Mallamace. 

Mientras la Cámara de Diputados dio fuerza de ley a una nueva iniciativa del Ejecutivo para comprometer a todo el espectro político en su afán de garantizar la sostenibilidad del pago de la deuda pública, desde Diálogo 2000 se insistió en la necesidad de una Auditoría integral, con participación ciudadana, para determinar quiénes realmente deben a quienes, antes de seguir pagando a costa del hambre del pueblo, la precarización de la vida y la presión extractivista.

“Somos los primeros interesados en colaborar para que Argentina ponga fin a esta esclavitud que es la Deuda eterna – señaló Pérez Esquivel – donde el FMI y detrás de ello los países poderosos, ponen las condiciones que quieren, no las que necesitan el pueblo. Amplían cada vez más las áreas de su injerencia, no solo en la política económica sino la vida institucional del país. Se precisa evidenciar la fraudulencia y la corrupción de estos mecanismos de dominación a través de una Auditoría.”

Cortiñas, al preguntar por qué no se avance con esta demanda largamente sostenida desde muchas organizaciones y movimientos populares, como los que actualmente conforman la Autoconvocatoria por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda, resaltó la importancia de saber, por ejemplo, quiénes son las personas y empresas que se benefician con la deuda y los acuerdos con el FMI, quiénes fugaron la plata, para que sean sancionados y los fondos restituidos.  

“¿No les parece suspender ya los pagos?” agregó Nora, resaltando otra exigencia que también fue fundamentada y resuelta en el Fallo del Juicio Popular a la Deuda y al FMI. “Pedimos nuevamente que nos reciba el Ministro, y después el Presidente, a toda la Autoconvocatoria. Hay que dejar de pagar lo que el pueblo no debe y tampoco tiene, sobre todo en plena crisis y pandemia. Esta deuda impuesta desde la dictadura, que desapareció a las y los 30.000 para cambiar el modelo económico, ¿será que nos falta esa generación para sacarla de encima?”

Desde el Ministerio, se comprometieron a trasladar las demandas y propuestas al Ministro Guzmán, coincidiendo solo en reconocer al FMI como un organismo impune, que se erige en juez y parte y donde los países del G7 imponen sus intereses. 

Por su parte, al hacerles entrega de los últimos pronunciamientos de Diálogo 2000 y de la Autoconvocatoria por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda, junto al Fallo del Juicio Popular a la Deuda y al FMI, Beverly Keene destacó el planteo de este último para que se evalúe la pertinencia de permanecer como país en un organismo que ha hecho tanto daño al pueblo, a la naturaleza y al país y que opera con tanta impunidad, desconociendo el derecho internacional y toda la normativa internacional y regional de derechos humanos.

-Buenos Aires, 12 de febrero de 2021

 

Fuente: Dialogo 2000