Costa Rica. Tres años sin justicia para Sergio

Han pasado tres años de aquella noche cuando Sergio Rojas Ortíz, líder del clan Uniwak del pueblo Bribri de Salitre y miembro fundador del Frente Nacional de Pueblos Indígenas (Frenapi), fue ultimado de quince disparos, en medio de una escalada de violencia contra los pueblos empeñados en la recuperación de territorios ancestrales. El crimen sigue impune.

Sergio Rojas también era miembro fundador del Consejo de Autoridades Propias Ditsö Iriria Ajkonük Wakpa (CDIAW) y gozaba de medidas cautelares otorgadas en 2015 por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El organismo multilateral estableció también medidas en favor de los pueblos Brörán de Térraba y Bribri de Salitre.

Dichas medidas para garantizar la integridad física y la vida de Sergio Rojas y las comunidades indígenas nunca fueron adoptadas por el Estado de Costa Rica.
Lucha territorial

A partir de 2010, ante la inoperancia de las autoridades, los pueblos originarios costarricenses decidieron construir la autonomía desde sus territorios, iniciando un proceso de recuperación, especialmente en el sur del país.

La respuesta violenta de los terratenientes no se hizo esperar. Los pueblos indígenas sufrieron y siguen sufriendo ataques e invasiones sistemáticas en total impunidad.

“Sergio fue asesinado por su lucha en defensa de los derechos de los pueblos originarios. Derechos completamente arraigados a la Tierra-Territorio que les pertenece, tal y como lo reconocen la Ley Indígena y el Convenio 169 de la OIT”, señala la Coordinadora de Lucha Sur Sur (CLSS).

Según este marco legal “los territorios son inalienables e imprescriptibles, no transferibles y exclusivas para pueblos originarios. Así que la ocupación de tierras por parte de personas no indígenas es ilegal”, agregó la organización.
La impunidad se traga todo

Gustavo Oreamuno, defensor de derechos humanos de la CLSS, advirtió que hay al menos 22 denuncias radicadas en los tribunales y otra gran cantidad de casos de ataques directos, amenazas de muerte e intentos de asesinato contra miembros de los pueblos originarios.

La inmensa mayoría de las denuncias quedan en papel mojado.

“Hasta el momento no hay un solo agresor que haya sido sancionado”, explicó Oreamuno durante el programa televisivo Nuestra Voz.

Doris Ríos Ríos, lideresa Cabécar y recuperadora de Sa Ka Keirö Kaska en el territorio China Kichá, dijo que los pueblos indígenas tienen derecho de vivir sin violencia y sin amenazas.

“En nuestro territorio la gente vive con miedo. Cuando ponemos la denuncia, las autoridades no le ponen interés. Esto indigna. Estamos cansados de esta violencia organizada e impune”, manifestó.
Justicia para Sergio

Tres años después, el asesinato de Sergio Rojas sigue en total impunidad, los autores materiales e intelectuales siguen libres y el Ministerio Público hasta intentó archivar el caso.

“El caso de Sergio se sigue tramitando en la Fiscalía adjunta de delincuencia organizada y de delitos conexos. Hasta el momento no hay ninguna persona arrestada. Mientras tanto, sigue el clima de hostilidad hacia la población indígena de Salitre”, dijo Oscar Retana Montenegro, abogado de la familia.

“El Estado de Costa Rica es culpable por omisión. No sólo no cumple lo dispuesto por la CIDH, sino que sigue inoperante ante los ataques sistemáticos de los usurpadores. Exigimos justicia y sanciones. ¡Alto a la impunidad!”, concluyó la CLSS en su comunicado.

Por: Por Giorgio Trucchi | Rel UITA

Foto: Laura Rodríguez Rodríguez

 

Fuente: Radio Temblor

Miradas a los Territorios ¡Resistir para Sanar!

Este especial periodístico retrata la realidad, los problemas y las soluciones de varios pueblos indígenas frente a la crisis climática que enfrentan México, países de Centroamérica y regiones del norte de Colombia. Miradas a los Territorios ¡Resistir para Sanar! se co-creó con periodistas y comunicadores indígenas y no indígenas de la Red Tejiendo Historias bajo la coordinación editorial del medio independiente Agenda Propia.

Invitamos a ingresar a este bello proyecto comunitario aquí:

Miradas a los Territorios ¡Resistir para Sanar!

 

Fuente: Radio Temblor

La justicia sigue en deuda con Sergio

Este 18 de marzo se cumplen dos años del asesinato del líder indígena bribri Sergio Rojas Ortiz, quien fue ultimado de varios disparos en medio del recrudecimiento de la violencia contra los pueblos Teribe (Brörán) y Bribri, que luchan por la recuperación de sus territorios ancestrales.

Imagen: Allan McDonald | Rel UITA

 

Fundador del Frente Nacional de Pueblos Indígenas (Frenapi) y miembro del Consejo de Autoridades Propias Ditsö Iriria Ajkonük Wakpa (Cdiaw), Sergio Rojas era beneficiario de medidas cautelares impuestas en 2015 al Estado de Costa Rica por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh).

En más de una ocasión, la Cidh se pronunció sobre el crimen e hizo un llamado a las autoridades costarricenses sobre su obligación a investigar, identificar y sancionar a los autores materiales e intelectuales del brutal asesinato.

Pese a eso, en septiembre del año pasado el Ministerio Público solicitó la desestimación y el archivo de la causa penal que investigaba el crimen.

Una decisión que se enmarca en un contexto de total impunidad de los delitos cometidos contra miembros de pueblos indígenas que están en proceso de recuperación de sus territorios.

Impunidad que va de la mano de la inoperancia de un Estado que, a pesar de la existencia de una ley que regula y garantiza los derechos territoriales de los pueblos indígenas, no avanza en el reordenamiento y saneamiento territorial, dejando a la población más expuesta a ataques.

La solicitud de desestimación del caso del asesinato de Sergio Rojas fue objeto de un fuerte llamado de Naciones Unidas a Costa Rica, a continuar las investigaciones hasta llegar al esclarecimiento de la verdad.

Finalmente, a mediados de enero de este año, el Juzgado Penal de Buenos Aires, rechazó dicha solicitud y resolvió la continuación de las investigaciones, instando a la Fiscalía a agotar las diligencias pendientes y a realizarlas de manera exhaustiva, en cumplimiento de los estándares internacionales de ‘debida diligencia’.

Siempre en enero, la subcomisión de la Comisión especial permanente de derechos humanos de la Asamblea Legislativa urgió a la Fiscalía a aplicar “toda la pericia de que dispone para obtener la prueba que individualice a los responsables y le permita al Estado castigar el crimen cometido contra el líder indígena”.

“Hasta lograr justicia”

Sergio ha venido encabezando la lucha por la recuperación de los territorios indígenas en Salitre, enfrentándose a instituciones racistas y a empresarios.

El Estado nunca le garantizó la protección necesaria y el resultado es que fue asesinado.

A pesar de eso, el movimiento indígena autonómico no ha parado y Sergio sigue siendo un referente muy importante en su lucha cotidiana”, dijo a La RelMariana Porras, miembro de la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (Fecon).

Porras lamentó la impunidad que aún envuelve el crimen del líder indígena Bribri.

“La impunidad es absoluta y la seguimos denunciando. Hay una total falta de reconocimiento del derecho indígena y un irrespeto a la legislación nacional y a convenios internacionales sobre pueblos indígenas.

Siguen sufriendo invasiones, ataques, agresiones y el sistema judicial sistemáticamente desestima las denuncias.

Está claro que no hay ningún interés en resolver esta situación. Hay fuertes presiones de parte de empresarios y el gran capital para seguir explotando los territorios con actividades extractivistas y agroindustriales”, indicó la activista ecologista.

Pese a eso, los pueblos indígenas costarricenses, el movimiento ecologista, las organizaciones sociales continuarán exigiendo verdad y justicia para Sergio.

“Vamos a seguir haciendo la lucha, visibilizando el caso. Este 18 de marzo vamos a desarrollar varias actividades, exigiendo un alto a la impunidad. Esta va a ser nuestra tarea, hasta lograr justicia”, concluyó Porras.

 

 

 

Fuente: Rel UITA

Radio Temblor: Atentan contra periodistas en Panamá y Costa Rica

#AlertaDefensorxs #AlertaFeminista

En las últimas horas de Costa Rica y Panamá, periodistas sufren agresiones y detenciones en coberturas a  protestas sociales. El primer caso se da con la periodista independiente Stella Chinchilla Mora que es detenida por la fuerza pública de Costa Rica mientras cubría las manifestaciones en Ochomogo, Cartago, ante las protestas contra las negociaciones del FMI. Y el periodista panameño Juan Cajar que cubría las protestas en Ciudad de Panamá ante la corrupción que vive el istmo panameño, y a un año de las protestas por una constituyente originaria.

Ambos casos son violaciones a los Derechos Humanos al libre ejercicio del periodismo. Que de manera arbitraria agreden también el derecho a los pueblos a denunciar el avasallamiento e injusticia social.

Radio Temblor Internacional

 

Fuente: Radio Temblor

Asesinatos, Impunidad y Defensores en Peligro en Costa Rica

Este 18 de marzo se cumple un año del asesinato del líder indígena Sergio Rojas Ortiz, líder del pueblo Bribri, en el territorio de Salitre. El 24 de febrero pasado, también fue asesinado Jehry Rivera Rivera, indígena Bröran del territorio de Térraba. Al mismo tiempo, defensores de derechos humanos han recibido amenazas en Costa Rica.

De acuerdo a un comunicado del Frente Nacional de Pueblos Indígenas (FRENAPI), a Sergio Rojas Ortiz y a los Territorios de Salitre y Térraba, desde el 30 de abril del 2015, se le otorgarón “Medidas Cautelares” por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), medidas que debía aplicar el gobierno de Costa Rica, “con el fin de garantizar la vida y protección integral para las personas miembros de ambos Pueblos”.

Sin embargo, dice FRENAPI, que “la falta de aplicación efectiva de estas Medidas por parte del Estado/Gobierno costarricense, se manifiesta en la incapacidad de salvaguardar la vida de Sergio. Situación que lamentablemente se repite con el reciente asesinato del compañero Jehry Rivera Rivera, el 24 de febrero del 2020; compañero indígena Brörán, recuperador y defensor de derechos indígenas ”. 

A todo lo anterior, FRENAPI denuncia que “existen amenazas directas de asesinato en contra de nuestras/os compañeras/os recuperantes (de tierras indígenas) pertenecientes a varios Territorios (especialmente de Térraba, Salitre, Cabagra y China Kichá)” y que “en ciertos medios de prensa y redes sociales han circulado publicaciones malintencionadas que incitan al odio y a la violencia étnica, así como campañas en contra de activistas defensoras/es de los Derechos Humanos ”.

En el Programa de Radio “A desalambrar” , de la plataforma “Somos Abya Yala, Somos una América” -de la cual SOAWatch es integrante- se entrevistó, la semana pasada, a la defensora de derechos humanos Marcela Zamora Cruz, del Centro de Amigos por la Paz (CAP) de Costa Rica , quien criticó duramente al gobierno costarricense y al presidente Carlos Alvarado Quesada, quienes “sólo se quedan en condenar estos asesinatos y no pasa nada más que un comunicado”. 

“Hemos exigido al Estado costarricense claridad y pasan las semanas y no vemos acciones que detengan esta violencia contra los pueblos indígenas”, dijo, señalando también que  “en redes sociales se está amenazando a compañeros y compañeras. Se está diciendo “estos son los responsables de la violencia en el territorio indígena”, pero estas son organizaciones que están trabajando a favor de los derechos indígenas”.

De acuerdo a información del CAP, los defensores que han recibido amenazas son Pablo Sibar, líder indígena de Térraba, coordinador del FRENAPI,  con “Medidas Cautelares” del CIDH, compañero cercano de Sergio Rojas Ortiz, líder indígena, quien fuera asesinado el 2019;  y Clarita Quiel, líder indígena bribri del Territorio Indígena de Cabagra, y parte de la coordinación del FRENAPI. Se asegura que existiría una “lista negra” de más de 30 personas indígenas en peligro.

También, en redes sociales, se está amenazando, hostigando y difamando injustamente como “responsables de la violencia en territorios indígenas” a las y los defensores de derechos humanos, integrantes de organizaciones, que están acompañando las luchas indígenas en Costa Rica.

Entre ellos, a Gustavo Cabrera Vega del Servicio Paz y Justicia (SERPAJ Costa Rica) y miembro del Comité Nacional de Apoyo a la Autonomía Indígena; a Marcela Zamora Cruz del CAP y parte del Comité Nacional de Apoyo a la Autonomía Indígena; a Reiner Canales, líder en las luchas campesinas del sur en las fincas Changuena y Térraba, miembro de la Directiva de la Asociación Costarricense de Derechos Humanos (ACODEHU) y de la Coordinadora de Lucha Sur-Sur, También han recibido amenazas, Gustavo Oreamuno Vignet y Jeffery López Castro, miembros de la Asociación de Iniciativas Populares Ditsö.

El 25 de febrero pasado, SOAWatch envió una carta al embajador de Costa Rica en EEUU , Fernando Llorca Castro, un día después del asesinato de Jehry Rivera Rivera, expresando “nuestra alta preocupación por la vida de las y los defensores de derechos humanos y pueblos indígenas en Costa Rica” y solicitando “nos pueda informar de los pasos que está tomando el gobierno de Costa Rica para llevar ante la justicia a los autores de estos crímenes y, con esto, garantizar el pleno respeto de los Derechos Humanos como obligan los tratados internacionales en esta materia”. Hasta la fecha, no hay respuesta de la Embajada de Costa Rica en los EEUU.

La lucha por los derechos de los pueblos indígenas, de su tierra, de su lengua, de su autonomía, de su cultura, se extiende por el sur, desde las tierras mapuches, hasta el mismo Alaska, por toda nuestra Abya Yala. Expresamos nuestra condena a los asesinatos, a la persecución y criminalización de la causa indígena. Señalamos nuestro apoyo a las legítimas demandas y la lucha de nuestros pueblos originarios.

Finalmente, FRENAPI señala en su declaración que “La Tierra/Territorio es trascendental para los Pueblos Indígenas. Según nuestra cosmovisión, el agua, la tierra, el aire, los ríos, bosques y recursos naturales representan claves para nuestro Buen Vivir. Estos elementos, se encuentran entrelazados espiritualmente y son sagrados, para el uso sano y la convivencia armoniosa con las personas; por lo tanto, no son objeto de comercio”.

En solidaridad,

Brigitte, Candice, Dévora, Pablo y Roy

SOA Watch

RADIO TEMBLOR: ALERTA. EN TERRITORIO INDÍGENA CABECAR DE COSTA RICA

Finqueros abren camino aledaño para invadir la recuperación Sá Ka Duwé Senaglö (tierra donde habitan los venados) que inició hoy desde las 4:30 a.m.

Se filtran audios de finqueros de China Kichá en los que se dice que serán atacados los y las recuperadoras el día de hoy en horas de la noche. 

Recuperadores y recuperadoras de China Kichá alertan que los finqueros están abriendo nuevos caminos en la propiedad usurpada por Gilbert Fernández con bajot para invadir la nueva recuperación Sá Ka Duwé Senaglö (tierra donde habitan los venados). Este camino es habilitado para que los finqueros puedan invadir Sá Ka Duwé Senaglö sin ser interceptados por la policía. Además la finca recuperado hoy conecta con el territorio recuperado a finales de enero Sekerä Kaska (Tierra de Mayores). 

Asimismo, en horas de la tarde se filtraron audios de finqueros de China Kichá en los que se dice que los y las recuperadoras cabecares de China Kichá serán atacados el día de hoy en horas de la noche. “Sí la gente no sale por las buenas, en la noche los van a ir a garrotear a todos”; dice el audio filtrado. 

De esta situación ya están informados las autoridades policiales presentes en la zona, la Defensoría de los Habitantes y la Presidencia. Demandamos que se aseguren los efectivos necesarios para garantizar  la integridad y la vida del pueblo Cabecar de China Kichá y que se tomen todas las medidas necesarias para controlar la situación. 

Además, demandamos el retiro de las personas que no pertenecen al pueblo Cabecar de China Kichá de la zona. Para ello debe de prohibirse la concentración de finqueros y peones que está en la plaza de China Kichá, en el tanto es evidente la tentativa de agresión contra los y las recuperadoras. 

Alertamos a las autoridades, a la policía y a las organizaciones sociales aliadas ante esta situación. Responsabilizamos al Estado de cualquier agresión de la que podríamos sufrir los poseedores legítimos de los territorios Sá Ka Duwé Senaglö y Sekerä Kaska.

¡Justicia para Sergio Rojas, Jerhy Rivera y los Pueblos Originarios!

Familias Cabecar recuperadoras de Sá Ka Duwé Senaglö.
Coordinadora de Lucha Sur Sur.

26 de febrero 2020. 

Contacto de Prensa: 
Gustavo Oreamuno – Tel: 8527-0039

 

Fuente: Radio Temblor