Comunicado a la nación. Contra el desarrollismo irracional y por un desarrollo científico para la vida digna

El patrimonio más grande de nuestra nación, lo constituyen su gran biodiversidad, sus parques nacionales, sus ríos, sus bosques, sus mares y en fin la vida que palpita a lo largo de nuestro territorio, que a su vez nos permite existir, pero la política desarrollista irracional de conseguir dinero a cualquier precio, como en el caso de la minería, la generación de energía mediante termoeléctricas a Bunker, las enormes canteras en el parque Chagres, las concesiones forestales que laceran nuestras selvas, únicas en el mundo y otros ejemplos demuestran el gran crimen que representan para la nación y  todos los  seres que la habitamos, una política económica que entrega nuestra vida. 

Esta política Desarrollista y anti científica, se está proponiendo ahora a mayor escala, con el fin de recuperar la economía nacional, debido a los daños causados por el COVID y el gran endeudamiento debido a préstamos que ha pedido el  gobierno,  así tenemos como ejemplo, que conforme el MEF, la Construcción y la Minería, están entre las principales proyecciones del crecimiento, la aprobación del POT violento para la ciudad de Panamá y otras ciudades, instituciones solicitando a MIAMBIENTE “Agilizar los Estudios de Impacto Ambiental”, lo cual es muy peligroso, La sanción de la Ley que Crea la “Autoridad Para la Atracción de Inversiones”, que es una venta directa del país, por dinero, sin considerar adecuadamente, el impacto ambiental de estas inversiones. 

Estos ejemplos y muchos otros, demuestran la Política económica actual irracional, mediante inversiones perversas, como la minería y otras,  que atentan contra el medio ambiente y la vida de la nación, que por ende,  no cuentan con estudios científico y la participación de los panameños y sus organizaciones, o una evaluación ambiental estratégica,  en un momento en que no solo Panamá, sino el planeta entero se enfrenta a grandes retos ambientales,  nuestro gobernantes y las empresas, nos sumen así,  en un espiral de mercado insostenible y contra vida de la nación,   

Por ello hacemos un llamado al gobierno nacional y a todos los panameños, a frenar esta política económica, desarrollista, contra el ambiente y la vida de la nación y adelantar políticas de desarrollo que protejan la dimensión ambiental, tanto a nivel ecológico como social, de no hacerlo, los costos serán muy superior en un futuro inmediato, porque se está atentando contra la vida, que es la esencia de todo lo que existe, sin lo cual, no podemos tener ni nación.  

                                                                      Dr. Donaldo Sousa Guevara 

                                                 Presidente, AsEP y ADA (miembro de FEDAP) 

Lista de 70 Asociaciones que apoyan el presente comunicado 

Alianza para la Conservación y el Desarrollo (ACD) 

Asociación de Derecho Ambiental,( ADA) 

Asociación Ecologista Panameña, (AsEP) 

Federación de Asociaciones  Profesionales de Panamá (FEDAP) 

Movimiento Biocrático Panameño (MOBIOPA) 

Fundación para el Desarrollo Integral, Comunitario y Conservación de los Ecosistemas en Panamá (FUNDICCEP) 

Centro de Pensamiento para el Desarrollo Sostenible 

Proyecto Primates Panamá 

Colectivo Voces Ecológicas (COVEC) 

Chiriquí Natural 

Asociación Ambientalista de Chiriquí 

Comité Pro Defensa del Parque Nacional Coiba 

Mujeres Defensoras del Bosque de la Comarca Emberá Wounaan 

Asociación de Comunidades del Área del Canal (ACAC) 

Grupo Cívico de Tierras Altas 

Guardianes Forestales de Bella Vista 

Organización de Base Comunitaria Cerro San Cristóbal de Natá 

Asociación de Ecoturismo y Medicina de Salud 

Asociación Ambiental de Residentes de Coco del Mar y Viña del Mar 

Red Nacional en Defensa del Agua 

Asociación de Ciencias Biológicas BioFuture Panamá 

Bio Turismo de Tierras Altas 

Fundación Naturaleza y Ciencia 507 

Asociación de Residentes de Quarry Heights 

Comité Pro Defensa del Cerro Ancón 

Consumo Ético 

Frente Santeño contra la Minería 

Movimiento MI MAR 

Alianza de Jóvenes Ambientalistas de Panamá 

Amigos del Parque Internacional La Amistad (AMIPILA) 

Asociación para la Conservación de la Biosfera (ACBiosfera) 

Asociación Ecologista de Productores Orgánicos de Rovira (ASEPOR) 

Asociación para el Desarrollo Ambiental de Tierras Altas (ADATA) 

Centinelas del Volcán Barú 

Coordinadora para la Defensa de Tierras y Agua 

Guardianes de los Ríos 

Fundación Tierras Altas Recicla 

Movimiento Victoriano Lorenzo (MVL) 

Movimiento por la Defensa de los Territorios y Ecosistemas de Bocas del Toro 

Cruces Trails 

Red Ecológica, Social y Agropecuaria de Veraguas RESAVE 

Asociación Amigos del Parque Nacional Santa Fé AMIPARQUE 

Asociación de Defensores Ambientales ADA 

Comité Nacional del Diálogo para la Agricultura Familiar CONADAF 

Observatorio Panameño de Ambiente y Sociedad OBPAS 

Centro de Capacitación Social CCS 

Servicio de Paz y Justicia en Panamá SERPAJ-Panamá 

 Unión Nacional de Mujeres Panameñas UNAMUP 

 Organización Territorial Ngäbe Buglé y Campesinos del Área Norte de Santa Fé 

Coordinadora para la Defensa de las Tierras y Aguas de Coclé CODETAC 

 Movimiento por la Defensa de los Territorios y Ecosistemas de Bocas del Toro MODETEAB 

 Congreso General Majé Emberá Drúa 

 XII Congreso General Tradicional Ngäbe Buglé y Campesino 

Movimiento por la Defensa de los Territorios y Ecosistemas de Bocas del Toro MODETEAB 

 Congreso General Majé Emberá Drúa 

 XII Congreso General Tradicional Ngäbe Buglé y Campesino 

 Espacio Encuentro de Mujeres EEM 

 Asociación de Estudiantes Ngabé Búgle AENBUP. Unversidad de Panamá 

 Organiazción Mixta de Productores Agroambientales y Artesanos Naso OMPAYAN 

 Asociación de Educadores Veragüenses AEVE 

 Sindicato Industrial de Trestaciones Económica, Ingreso, Prestaciones de la Salud y Administrativos de la Caja de Seguro Social SIPEIPSA – CSS 

 Sindicato de Trabajadores de la Fabricación y Comercialización de Refrescos, Bebidas, Gaseosas, Cervezas, Licores y Similares de Panamá (Sindicato de Coca Cola y Cervecería Nacional) SITRAFCOREBGASCELIS 

 Sindicato de trabajadores de la Industria Cervecera de Panamá STICP 

 Asociación Independiente de Funcionarios de la Caja de Seguro Social AIF – CSS 

 Pensamiento y Acción Transformadora PAT 

Coordinadora Campesina por la Vida 

Organización Juventudes Revolucionarias 

Coordinadora Victoriano Lorenzo 

Polo Ciudadano 

 Coordinadora Ciudadana de la Chorrera 

 

Fuente: Radio Temblor 

Boletín Ecológico de Panamá #132

De la primera quince de marzo de 2021

Emitido por Radio Temblor. Medio Alternativo del Colectivo Voces Ecológicas COVEC.

Escuche aquí la producción sonora:

Indígenas Bri Bri denuncia invasión de tierras y tala de árboles

Representantes indígenas Bri Bri ubicados en Bocas del Toro y límite de la frontera con Costa Rica presentaron una denuncia ante el Ministro de Ambiente Milciades Concepción sobre la tala ilegal e invasión de tierras. El Rey Bulu del pueblo Bri Bri Joaquín González, explicó que dentro del poblado se registra la construcción de una carretera que no cuenta con los debidos Estudios de Impacto Ambiental y la obra se da en zonas adyacentes al Parque Internacional La Amistad. También se mostró preocupado por los creciente casos de tala ilegal en el área. A tales efectos negativos el ministro de ambiente se comprometió en realizar una alianzas con el Servicio Nacional de Fronteras y con la dirección regional de MiAMBIENTE en Bocas del Toro, para reforzar los patrullajes en el área y evitar que se registren más casos de deforestación, o cualquiera actividad que atente contra la protección de los recursos naturales. 

Cuarta línea energética amenaza la biodiversidad y pueblos del norte de Veraguas

Representantes del Congreso Ngäbe Buglé y Campesino del Norte de Santa Fe en la Provincia de Veraguas presentan formal denuncia a la sede de la Defensoría del Pueblo ante la Cuarta Línea de Transmisión Eléctrica. Una megaobra impulsada por Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa), sobre el istmo panameño. Que se extiende a lo largo de la costa atlántica de Panamá, desde Chiriquí Grande (Provincia de Bocas del Toro) pasando por la provincia de Veraguas hasta el este de Panamá (Región capitalina). Cuyo financiamiento es realizado por la Corporación Financiera Internacional (IFC), brazo privado del Banco Mundial. Rogelio Urriola, Presidente del Congreso Ngäbe Buglé y Campesino del Norte de Santa Fe en la Provincia de Veraguas expresó la cuarta línea representa una mega amenaza a su territorialidad y modus vivendi cultural como pueblos soberanos y la biodiversidad del norte de la provincia de Veraguas.

Colectivo Voces Ecológicas COVEC

www.radiotemblor.org

Facebook: Radio Temblor Internacional
Voces Ecológicas Panamá
Ecologistas sin fronteras
Twitter: @RadioTemblor
Youtube: RadioTemblorVideo
Instagram: radiotemblor
Telegram: t.me/RadioTemblorInternacional

Redes sociales libres

Diaspora
Mastodon
Escuche nuestra radio en línea: http://maple.radiotemblor.org:8000/_aApp Tunein de Radio Temblor: http://tun.in/sfcIR

 

Fuente: Radio Temblor

América Latina y el Caribe en la búsqueda de un horizonte emancipador

No solo es Paraguay: Haití también experimenta una nueva ola de protestas y demandas contra las nuevas formas del autoritarismo de facto.

La novedad por estas horas es la movilización popular en Paraguay, uno de los territorios habitados con una población empobrecida, sea por la historia corta o larga. Historia larga remite a la guerra de la triple alianza, desatada por la entente entre Uruguay, Brasil y Argentina entre 1864 y 1871, contra el intento más interesante de desarrollo autónomo en el marco de la lucha contra la “colonialidad” de entonces.

La independencia y autonomía como proyecto, más allá de su posibilidad de materialización, devino en subordinación y condicionamiento cultural de la población asentada en territorio de los guaraníes al orden capitalista. Pero también debe sumarse a ese registro la guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay, que data de 1932-35. Son casi 70 años (1864 a 1935) marcados a fuego por dos guerras devastadoras en términos de vidas y condicionante de las formas de organización económica, social y política.

Más grave aún, cuando en la historia corta, no tan corta, tenemos la dominación de la dictadura de Stroessner entre 1954 y 1989, la que se proyecta en el presente gobierno constitucional del Paraguay. Este presente está asociado al “golpe parlamentario” en junio del 2012 al gobierno de Fernando Lugo (2008 a 2012). El principal objetivo del golpe fue restablecer el poder oligárquico en el gobierno del Estado nacional, y así despejar los obstáculos de un gobierno crítico a las políticas hegemónicas. El gobierno Lugo concentró años de protestas y organización popular, que con sus luchas habilitó la posibilidad de un gobierno que generó expectativas en todo el Cono Sur de la región. Ese intento por articular un proyecto alternativo encontró la respuesta del poder local, mundialmente articulado, para restablecer el orden. Esas fuerzas que dieron sustento a ese breve interregno de búsqueda de alternativa es lo que hoy se manifiesta en las calles, sin un eje articulador de proyecto socioeconómico para el futuro cercano y más allá. Se trata de un abigarrado movimiento sociopolítico con fuerte raíz en la tradición cultural de esa historia larga comentada.

Paraguay importa por su carácter de país empobrecido por su élite y sus vecinos y aquellas confrontaciones de la historia que deben ser cerradas sobre la base de un proyecto compartido y común que recoja la tradición originaria y la emancipadora contra el colonialismo y el imperialismo. Es más, la provincia argentina vecina al Paraguay, Formosa, también se encuentra en estas horas movilizada y en protesta contra el orden económico y político. En la provincia argentina existe menos articulación popular alternativa que en Paraguay, y por eso es la oposición macrista, la que intenta, oportunismo mediante, disputar la representación de la protesta para recuperar esferas de gobierno. No lo logra porque la complicidad política asocia a gobernadores radicales y peronistas en todo tiempo constitucional, siendo alternadamente oposición u oficialismo. En Formosa u otras provincias argentinas, como en Paraguay se juegan dos planos de la discusión. Uno remite a la ofensiva política de las “derechas” y sus dependencias de la estrategia intervencionista, ejemplificada en todos los “golpes”, de viejo o nuevo tipo, financiados y pensados desde la política exterior de EEUU. Otro nos lleva a la estructura económico social asentada en un patrón primario exportador subordinado al agro-negocio dominado por las transaccionales de la alimentación y la biotecnología, que se complementa con negocios ilegales.

No solo es Paraguay, ya que, con su especificidad, Haití experimenta una nueva ola de protestas y demandas contra las nuevas formas del autoritarismo de facto. Es algo que hoy se manifiesta en la extensión temporal autodefinida del gobierno, más allá de cualquier legalidad y sostenido por la represión. La violencia represiva es lo común a considerar ante los levantamientos que pongan en discusión el futuro del orden social, sea en Paraguay, Argentina, Haití o en cualquiera de los territorios de Nuestramérica. Recientemente, las protestas en Chile desafiaron el orden constitucional, legado de la sangrienta dictadura que plantó el tiempo originario de eso que ahora llamamos “neoliberalismo” en todo el planeta y que aún en crisis continúa dando letra del rumbo a seguir, con liberalizaciones diversas y ajustes que golpean a los sectores de menores ingresos.

La búsqueda no es nueva y como sostenemos, tiene historia larga y corta. A lo lejos reaparece cada tanto el proyecto de la “patria grande”, derrotado a manos de burguesías locales que privilegiaron sus negocios asociados al capital externo y al imperialismo emergente a fines del Siglo XIX. Más cerca y a comienzos de este Siglo XXI el objetivo retomó en fuerzas sociales y políticas que imaginaron un nuevo tiempo para un proyecto emancipador de carácter regional. Ese imaginario fue golpeado por los golpes de Honduras, Paraguay, Brasil o Bolivia, pero también por cambios devenidos en las urnas, los que se manifestaron en Argentina (2015) y luego Brasil (2018), incluso ahora, contradictoriamente, en Bolivia (2021). En las elecciones sub-nacionales recientes, la “derecha” boliviana mostró su capacidad de consenso electoral más allá del fracaso del golpe y el consenso para el retorno del MAS al gobierno del país andino. En el medio de este relato largo o corto aparece la demanda por el socialismo, inaugural en el pensamiento y acción del amauta José Carlos Mariátegui y muchos otros en los 20/30 del Siglo XX y materializadas con la revolución cubana a mediados del XX, la que sostiene el proyecto estratégico pese a las dificultades del bloqueo y las sanciones del poder mundial, especialmente desde EEUU.

Entre el proyecto de la patria grande o la aspiración socialista cubana se puede resolver un imaginario de horizonte concreto para el presente y futuro de la región latinoamericana y caribeña. Más allá de los límites de los diversos procesos nacionales en la región, ellos inspiran expectativas esperanzadas para recomponer un proyecto viable de transformaciones del orden económico y social para el “vivir bien” o el “buen vivir” al que nos convocan las constituciones boliviana y ecuatoriana, de reciente factura y que pueden alumbrar un camino en el marco de la oscuridad de la convergencia de la crisis sanitaria y económica en curso.

Por: Julio C. Gambina

Profesor de Economía Política en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario. Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas

Ilustración: A la memoria de Eduardo Galeano de Fiestoforo.

 

Fuente: Radio Temblor

A propósito de otro Día Internacional de la Mujer

Este 8 de marzo se renueva la lucha de las mujeres en todo el mundo por la no violencia de género y por la igualdad de oportunidades en todos los ámbitos públicos y privados de nuestra vida en sociedad. 

Las mujeres que soportan todo el peso de las injusticias, cada vez dudan menos en ponerse al frente de las denuncias que a diario son cometidas contra sus cuerpos, sus progenitores  y por las pésimas condiciones económicas, laborales y sociales de un capitalismo salvaje y una ideología machista, que les niega  las oportunidades de un futuro de paz con justicia. 
Ella es la primera en la fila, reivindicando oportunidades y castigo a quienes con violencia física y sicologica castran sus sueños. 

Hoy el mundo en general, sufre el impacto de la pandemia de la covid que ha marcado nuestras vidas.  Las mujeres donde quiera que se encuentren están pagando alto el precio por esta nueva situación.

Con la covid, nuestros gobernantes han impulsado políticas que han dejado a miles de mujeres sin empleo, sin oportunidades para ella y sus hijos. Pero lejos de aminalarse, las mujeres de manera increíble, redoblan su espíritu de combate y luchan como fieras por la conservación de su especie y de su descendencia.

La violencia estructural las condena a la injusticia y al sometimiento, pero la convicción de que un mundo mejor es posible en cada una de nuestras latitudes, las renueva en su voluntad de buscar vías alternas para nuevas oportunidades.

La convicción de que la niñez está también desprotegida, que sufre violencia y abuso físico y sicológico por falta de políticas integrales, las lleva al convencimiento que se debe morir en el intento, para acabar con los vejámenes de que son víctimas, no sólo ellas, sino también de quienes de ella dependen.

El camino de lucha está creado y abierto para las mujeres, igual que un día como hoy, lo hicieron en Nueva York. 

Nuestra solidaridad con todas aquellas que sufren y luchan por un mejor futuro para ellas, sus familias y para el resto de la sociedad. 

Por: Celia Sanjur. Socióloga. Centro de Capacitación Social CCS

Fotografía: Olmedo Carrasquilla Aguila. Mujeres Ngäbe en protesta contra el extractivismo del agua para hidroeléctrica Barro Blanco. 2017 Panamá

 

Fuente: Radio Temblor

#8M Honduras. Urge verdad y justicia para Keyla

Organizaciones sociales y familiares de la joven exigen investigación exhaustiva.

Durante una conferencia de prensa, el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), organizaciones sociales y defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales y familiares de Keyla Martínez, volvieron a exigir una investigación que aclare cuáles fueron las motivaciones para la ejecución de la joven a manos de la Policía.

“Aún no hemos visto ninguna acción ejemplarizante de parte del Ministerio Público que nos conduzca a pensar que vamos a obtener justicia”

Las autoridades correspondientes no dan respuesta sobre lo que hacen para castigar a los responsables intelectuales, materiales y cómplices por acción u omisión que pudieron haber evitado este crimen.

Por lo tanto, exigimos una investigación que nos dé a conocer cuáles fueron las motivaciones para la ejecución de Keyla”, señala el comunicado firmado también por la Rel UITA y la Convergencia Contra el Continuismo.

La noche del 6 de febrero, Keyla Martínez, joven estudiante de la carrera de Enfermería, de 26 años, fue detenida en la ciudad de La Esperanza por violar el toque de queda impuesto por el gobierno de Juan Orlando Hernández como medida para combatir la pandemia de Covid-19.

Aproximadamente a las 11.30 de la noche fue apresada, llevada a la Unidad Departamental de la Policía de esta ciudad y encerrada en una celda. Unas horas más tarde, el cuerpo sin vida de la joven era ingresado a emergencia del hospital departamental.

Femicidio de Estado

Según la Policía, la joven se habría suicidado ahorcándose de los barrotes de la celda. Una tesis ya descartada por la autopsia que reflejó que la muerte de la joven fue por asfixia mecánica, lo que demuestra que fue femicidio…de Estado[1].

Los firmantes del comunicado pidieron que se aclare por qué Keyla fue apresada y encarcelada y quiénes estaban en la celda la noche entre el 6 y 7 de febrero.

Asimismo, que se investigue la trama que está detrás del femicidio, quiénes y por qué lo hicieron, que se castiguen a los responsables con todo el peso de la ley.

“Exigimos conocer cuáles son las acciones realizadas por el fiscal asignado al caso, qué diligencias ha realizado, qué evidencias tiene y cuáles son las líneas de investigación”, manifiestan.

Tanto para la Rel UITA como para las demás organizaciones, resulta inconcebible y condenable que las autoridades policiales estén implementando toda una campaña de hostigamiento, persecución, vigilancia e intimidación en contra de los familiares de la joven asesinada.

“Ante este panorama que deja más incertidumbre que respuestas en búsqueda de justicia, hacemos un llamado urgente a la comunidad nacional e internacional a que se sume al acompañamiento de la familia de Keyla, ya que la impunidad que impera en Honduras es de enorme preocupación”, concluye el comunicado.

Durante el año pasado, el Centro de Derechos de Mujeres (CDM) registró 321 muertes violentas de mujeres, 229 de las cuales durante la suspensión de garantías constitucionales en el marco de la pandemia.

Hasta el 22 de febrero de este año, 46 mujeres han muerto de forma violenta, una cada 28 horas. Son más de 6.300 los femicidios registrados en menos de dos décadas en Honduras.

Notas [1]:  http://www.rel-uita.org/honduras/femicidio-de-estado/

Por: Giorgio Trucchi | Rel UITA

Fuente: Rel UITA

 

Fuente: Radio Temblor