ZULMA LARIN, RED DE AMBIENTALISTAS COMUNITARIOS DE EL SALVADOR

Zulma Larin. Educar a las mujeres para cambiar al mundo

Me reconozco como una mujer alegre, sensible, fuerte, soñadora, humilde, rebelde educadora, madre y luchadora en la búsqueda del bien común. Defensora de los Derechos Humanos, los bienes comunes y ambientales. Aunque he andado por caminos difíciles y pedregosos he aprendido a llegar a donde quería.

De niña soñaba con que se acabaran todas nuestras preocupaciones por no tener lo necesario para vivir. Con mi padre trabajador del campo y mi madre desde casa aprendí a trabajar la parcela, supe pronto lo que era la explotación laboral de las familias campesinas y a los 10 años presencié el asesinato de mi padre durante la guerra civil que nos golpeaba a todos. Unos años después mi  hermano quien era parte del ejército cayó en combate en las Minas de Chalatenango, nunca más lo vimos, el todavía sigue ahí, ahora siendo árbol en algún lugar de esa montaña.

Durante mi adolescencia, fui refugiada viví y me formé entre los refugios luteranos y la clandestinidad involucrándome en actividades políticas que forjaron mi compromiso, disciplina y me permitieron manejar el arte de sobrevivir en tiempos de guerra

Mis primeros pasos como educadora y activista fueron desde el trabajo con jóvenes. Conocí diversas realidades y formas de ser y entendí que la espiritualidad heredada de nuestras ancestras y  ancestros nos dan el camino para comprender que el respeto, el equilibrio, nos conduce a la convivencia más armoniosa con los otros seres vivos.

En la actualidad soy miembra fundadora de RACDES, espacio creado con otros compañeros/as para que, desde el territorio, la educación ambiental y la incidencia enfrentemos la degradación de nuestros ecosistemas y formas de vida.

Los sueños de justicia, amor y libertad estuvieron presentes desde niña.

Aún tengo metas y sueños que concretar, vivimos una sociedad de consumo donde todo es desechable y hasta los seres humanos en este sistema ve a las personas como seres desechables. 

Concretar los sueños implica para mí una sociedad donde quepamos todos, todas y donde la vida de los ecosistemas también se pueda respetar los límites y además lograr que el buen vivir sea realmente una realidad.

Aunque debo admitir que varios sueños como mujer, profesional, defensora, activista y mujer, los he logrado construir con mucho sacrificio, rebeldías, caminando y creyendo en que todas y todos somos capaces de construir ideales cuando queremos ser libres.

Aún quedan muchas batallas que librar, considero que debemos de seguir educando a nuestra gente para reaccionar ante las argucias dañinas para la vida, que enfrentamos todavía, como la deuda externa que la vemos como normal y que los gobiernos y estado les generan a los pueblos vulnerabilizándoles aún más

Así mismo debemos continuar la lucha por ser tejedoras de una RED donde quepamos tod@s y se pueda respetar los límites que nos da la tierra esos son retos que hay; Además de construir nuevos paradigmas de vida en alianza con la sustentabilidad ecológica.

Para mí como mujer un gran reto que puedo visualizar en este momento es que las mujeres seamos más coherentes en el pensar y hacer ya que hay mucha división entre nosotras.

Mi motor de acción y mi inspiración la saco de mi madre Carmen y de todas las que han aportado con sus ideales a la defensa de la vida y los derechos de las Mujeres: Clara Zetkin, Rosa Luxemburgo, Norita Cortiña, Frida Kalho, Prudencia Ayala, Bety Cariño, Bertha Cáceres; todas mis ancestras que no conozco sus nombres pero que han aportado a las causas de la justicia, equidad, humanismo y rebeldías.  

La defensa de la vida en los territorios también pasa porque las mujeres reivindiquemos la política, nos reapropiemos de los espacios de reflexión y estudio procurando promover, potenciar la formación, participación y protagonismo de las mujeres.

 

Zulma Larín

RACDES

El Salvador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Send this to a friend